CULTURA


42 aniversario de la muerte de Elvis Presley

Bakú, 16 de agosto, AZERTAC

La ciudad de Memphis (Tennessee, EEUU) se llenó de miles de fans con el corazón roto el 16 de agosto de 1977. Se acababa de anunciar que Elvis Presley había fallecido. Muchos seguidores habían recorrido cientos de kilómetros hasta llegar a la mansión de Graceland para rendirle un último homenaje, mientras que otros no se acababan de creer que su icono, su rutilante estrella, el mismísimo Rey del Rock hubiese muerto.Presley, que consiguió el estrellato local a los 19 años y el estatus de leyenda internacional antes de tener edad para beber en Estados Unidos (EEUU) (qué más hay que decir que Heartbreak Hotel llegó a los mercados cuando él apenas tenía 21 años), nació a unos 170 kilómetros de la ciudad de la que se convertiría en icono, de unos padres tremendamente humildes que acabaron en Memphis tratando de buscar fortuna tras una breve estancia del progenitor -Vernon Elvis Presley- en prisión, según el biógrafo del artista, Ray Connolly. Aunque el joven Elvis le debe a Presley padre su nombre, siempre fue muchísimo más cercano a su madre Gladys (que las malas lenguas tildaron de sobreprotectora y acusaron de ser la razón por la que Elvis buscara durante toda su vida compañía femenina constante).

La carrera profesional del joven Elvis quizás se hubiese asemejado más a las chapuzas que encadenaba Presley padre si no hubiese sido por su madre, por mucho que cultivara desde adolescente su estética rock de pelo largo cuidadosamente colocado. Entre otras cosas, Gladys le animó de una manera u otra a dar sus primeros pasos en la música: le convenció para pedir una guitarra para su cumpleaños de niño y si entró por primera vez en un estudio de grabación, fue porque quería hacerle un regalo. Los estudios Sun dejaban ponerse detrás del micrófono a todo aquel que lo desease y pudiese pagarles cuatro dólares, según el biógrafo de Sam Phillips, director de Sun Records. De la mano de dichos estudios, Elvis (aquel que, como Philips buscaba y deseaba, era un blanco que cantaba como un negro) se convirtió en un cantante profesional de increíble éxito. De los barrios pobres de la ciudad, pasó a poseer una mansión. De ser un don nadie que trabajaba como camionero, a ser un don juan. Nacía la leyenda: Estados Unidos había encontrado a su querido roquero.

Presley dejaba una gran impresión en todo aquel que se cruzaba por él, comenzando por Marion Keisker, asistente de Sam Phillips, que le convenció para recurrir a ese joven de las patillas meses después de que grabase su particular regalo a su madre. El artista comenzó a cultivar un entourage de mujeres a medida que crecía su popularidad, tremendamente jóvenes -como, después de todo, solía ser la media dentro de su club de fans- y, a ser posible, virginales: libros como Elvis Presley: A Southern Life señalan que el Rey del Rock se dedicaba a aprovecharse de adolescentes (una larga lista de groupies, cantantes, bailarinas, ganadoras de certámenes de belleza, etc.) durante sus giras. "Se sentía inseguro sobre su capacidad sexual y quería vírgenes que no tuvieran a nadie con quién compararle como amante", dice Alannah Nash en Baby, let's play house: Elvis and his women.

De hecho, conoció a la que acabaría siendo su esposa, Priscilla Beaulieu (74), en 1959, cuando ésta tenía 14 años. Lo hizo en Alemania, durante la pequeña interrupción en su carrera que tuvo lugar durante su servicio militar (el padre adoptivo de la joven servía en la aviación estadounidense): un amigo le invitó a una cena en la residencia en la que vivía el cantante durante su tiempo como soldado. "El resto, como se dice, es historia", apunta la web de Graceland.

La convirtió en la esposa perfecta para él. Priscilla ha admitido en su biografía que Elvis le enseñó al detalle todo: cómo vertirse, maquillarse, hablar y comportarse de la manera en la que a él le gustaba. Cuando ha tenido que comentar sobre la gran diferencia de edad entre ambos y las circunstancias en las que se conocieron, Priscilla ha insistido -por ejemplo, en Good Morning Britain- en que "era un mundo diferente". Nash añade en su libro, al hablar de las adolescentes que Elvis se llevaba a la cama, que "le gustaba moldearlas y ser su mentor, y ellas le adoraban. No parecía preocuparle que un lío" con una menor "podría acabar con él en prisión". Priscilla y Elvis se casaron en 1967, cuando Priscilla había superado la mayoría de edad en EEUU, tras varios años conviviendo en pareja (Priscilla terminó el instituto en Memphis).

El nacimiento de su hijaLisa-Marie (51) pocos meses después de las nupcias llevó al Rey a perder el interés por su joven esposa, que ha señalado que el cantante le había dicho que no se había visto nunca capaz de acostarse con una mujer que hubiese dado a luz. Se divorciaron oficialmente en 1973, "a pesar de que todavía le quería, pero necesitaba descubrir como era el mundo", según confesó Priscilla en Loose Women.

Lo que comenzó como un encuentro casual pintado después de color de rosa acabó de una manera bastante siniestra: en su libro también, Priscilla escribió cuando confesó a Elvis que quería separarse y que tenía un amante, le obligó a mantener relaciones sexuales en contra de su voluntad. Los affairs con adolescentes continuaron antes, durante y después de pasar por el altar, según Nash, por la perpetua querencia de Presley por intentar suplir el vacío que le había dejado su madre al morir y arrastrando el bagaje sentimental de haber sido el centro de su sobreprotector afecto.

Hacia el final de la vida de Elvis, una de las muchas relaciones tóxicas que tenía el cantante era la que compartía con su manager, el coronel Tom Parker (que ni era coronel, ni se llamaba Tom Parker, que había trabajado en el circo y que quizás hubiese estado envuelto en un asesinato en su juventud, según la biografía de Alannah Nash). Famoso por su visión para los negocios y el mal trato que dispensaba a sus colaboradores, Parker empujaba a Elvis a aceptar acuerdos cada vez más mediocres para filmes cada vez más ridículos y para estancias en Las Vegas que contribuían mucho más a disminuir las deudas de juego del coronel que a acrecentar el legado del cantante (en una jugada mercantil terminó de convertir a Elvis en una de las figuras más comunes en La Ciudad del Pecado).

El estado físico del Rey del Rock empeoró a la par que su estado mental y para cuando falleció en 1977 estaba bastante alejado de la imagen que se había forjado como estrella. El nombre de Elvis despertaba más risa que admiración. El artista ya había desarrollado una fuerte adicción a los opiáceos y encadenaba pareja tras pareja (y, como se ha podido saber más tarde de mano de los libros de tres guardaespaldas a los que despidió y de alguna de sus novias, era tremendamente irascible hasta el punto de usar armas en Graceland). El mito se había caído: ¿era el final del reinado del Rey?

El descenso a los infiernos de Presley acabó el 16 de agosto de 1977, cuando cayó desplomado en el suelo de uno de los baños de Graceland. El Rey del Rock acababa de sufrir el ataque al corazón fruto de sus múltiples problemas de salud y de adicción a los opiáceos. No sería descubierto hasta varias horas más tarde y, para cuando llegara al Baptist Memorial Hospital, poco podrían hacer los médicos por él. El ídolo de masas tenía 42 años e, irónicamente, había recibido años antes una placa honorífica del Departamento de Narcóticos y Drogas Peligrosas de mano del mismísimo presidente Richard Nixon (antes del asunto Watergate) después de contactarle y asegurarle que podía ayudarle a mantener a los jóvenes alejados de las drogas.

Elvis Presley fue enterrado el 18 de agosto en el cementerio de Forest Hills (aunque poco después fue trasladado a Graceland) y para los que no se crean que realmente falleció todavía pueden esperar a que la documentación de la autopsia se haga finalmente pública en 2027. Si como dicen algunos teóricos de la conspiración, el artista fingió su propia muerte para escapar del foco mediático, la jugada no le podría haber salido peor. El cantante -como Freddie Mercury o Elton John- tendrá su propia película. Warner Bros acaba de anunciar su fecha de estreno: 1 de octubre de 2021. Tenemos Elvis para rato.Azertac español.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.