SOCIEDAD


A McDonald's ya le viene bien la guerra comercial en China

Bakú, 8 de agosto, AZERTAC

Las cadenas estadounidenses de comida rápida están viviendo un 'boom' en China que parece no sufrir los efectos de la guerra comercial. McDonald's planea abrir 400 locales para finales de 2019 y tener 4.500 en 2022. KFC tiene abiertos por ahora 6.000. ¿Por qué las desavenencias comerciales entre China y EEUU no afectan a la comida rápida?

"McDonald's y KFC están presentes en China desde hace tiempo. Gracias a eso y a unos sólidos cimientos labrados durante todos estos años, a pesar de la subida de precios que se experimentó durante la guerra comercial las empresas han mantenido la estabilidad", explica a Sputnik Yang Mian, docente en el Instituto de Investigación de Relaciones Internacionales de la Universidad de Comunicación de China.

Yang añade que la guerra comercial influye sobre todo en las importaciones y en las exportaciones, y que la industria de la restauración funciona de otra forma: todos los empleados de estas cadenas presentes en China son ciudadanos chinos y los ingredientes que se utilizan para confeccionar los planos también lo son.

Así que la guerra comercial pasa de refilón y prácticamente no influye en el crecimiento de marcas como McDonald's y KFC. Starbucks es otro ejemplo: durante los 20 años que ha estado presente en el gigante asiático, a la cafetería más famosa del mundo le ha dado tiempo de abrir 3.600 locales. Para 2022 planea abrir otros 2.400.

Aaron Allen, el fundador de la consultoría en restauración y hostelería Aaron Allen & Associates, fue más allá durante una entrevista con la cadena CNBC al asegurar que los efectos negativos de la guerra comercial en la economía china no solo no afectan a estas cadenas, sino que las benefician. La comida rápida es barata y se convierte en una opción especialmente suculenta. Sin embargo, según Yang, la razón principal es el rápido desarrollo de China.

"Toda la producción de McDonald's y de KFC es comida rápida. Y su principal característica es que se puede pedir rápido. Como suelen ser platos muy sencillos no hay que esperar mucho a que la preparen y se puede consumir en seguida. El ritmo de vida no para de crecer. Por eso los platos chinos, cuya preparación es más laboriosa, son menos populares entre los jóvenes frente a la comida rápida estadounidense".

A eso se debe añadir el hecho de que los jóvenes chinos conozcan este tipo de comida desde que son bien pequeños. Lo que más les gusta es su sabor y lo exótico que resulta en esas latitudes. En China se la considera, ante todo, parte de la cultura pop estadounidense.

La comida rápida es cada vez más popular en el gigante asiático y también lo es su transporte, de manera que proliferan con cada vez más frecuencia empresas o aplicaciones para el celular de comida a domicilio. Y con ellas también crece sin control el consumo de plástico. Sputnik.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.