SOCIEDAD


Argentina sería el primer país latinoamericano en producir la vacuna Sputnik V contra la COVID-19

Bakú, 21 de abril, AZERTAC

Argentina será el primer país de América Latina en producir localmente la vacuna contra el coronavirus Sputnik V, según informó este martes 20 de abril el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF).

"El Fondo Ruso de Inversión Directa y la farmacéutica Laboratorios Richmond SACIF anuncian la producción del primer lote de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V en Argentina", dice el comunicado que se publicó este martes.

De acuerdo con el RDIF, el primer lote de vacunas será enviado para el control de calidad al Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Rusia, institución que desarrolló el fármaco.

Según indica el comunicado, está previsto que la producción en masa de la Sputnik V inicie en junio de este año. Además, las dosis del inmunizador que se produzcan en territorio argentino podrían ser exportadas a otros países de América del Sur y América Central.

Argentina fue el primer Estado latinoamericano en aprobar el uso del medicamento ruso, con el que empezó a vacunar a su población el pasado 29 de diciembre.

"Hoy nos complace anunciar que Argentina también se ha convertido en el primer Estado de la región en iniciar la producción de Sputnik V gracias a la asociación entre RDIF y Laboratorios Richmond", afirmó el director general del RDIF, Kiríl Dmítriyev, reporta AZERTAC refiriéndose a la Agencia Anadolu.

El presidente de Laboratorios Richmond, Marcelo Figueiras, aseveró que la farmacéutica "se enorgullece del apoyo del RDIF y del hecho de que el Fondo recurra a nuestra base científica y tecnológica para producir la vacuna".

Por otra parte, este lunes, el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya anunció que la eficacia de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus es del 97,6%. El resultado se basa en el estudio de la información de 3,8 millones de ciudadanos rusos vacunados con el fármaco.

El director del instituto Gamaleya, Alexánder Guintsburg, aseguró que la eficacia real de la vacuna puede ser superior, pues los datos del sistema del registro de los infectados permiten un retraso entre la fecha de la toma de muestras y el diagnóstico.

De acuerdo con los datos del estudio, 3,8 millones de rusos recibieron ambos componentes (dos dosis) de Sputnik V, entre el 5 de diciembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021, en el marco del programa de vacunación civil a gran escala. A partir del día 35 de la aplicación de la primera dosis, la tasa de infección fue del 0,027%.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.