CULTURA


Armenia debe ser responsable y pagar una indemnización por todos los monumentos históricos e instituciones culturales que ha destruido

Bakú, 21 de noviembre, AZERTAC

"En virtud del decreto pertinente del presidente de Azerbaiyán, se establecieron oficinas de comandantes administrativos temporales en las tierras liberadas, entre las que se encuentra también el Ministerio de Cultura. Esto demuestra una vez más que nuestro presidente concede gran importancia a la cultura. Como Ministerio de Cultura, nos enorgullece estar a la vanguardia y consideramos esta cuestión como una misión sagrada. Me gustaría señalar que las oficinas de los comandantes que operan en cinco distritos tienen representantes del Ministerio de Cultura asignados a cada distrito. Los delegados ya han comenzado su trabajo", señaló el primer viceministro, ministro de Cultura en funciones de Azerbaiyán Anar Karimov en su entrevista concedida a AZERTAC.

"Su misión es estudiar el estado y asegurar la preservación de las instituciones culturales y los monumentos históricos en las tierras liberadas. Los resultados preliminares de la vigilancia determinaron que había 151 instituciones culturales, entre ellas 72 bibliotecas, 62 casas y clubes culturales, 8 museos y 9 escuelas de música para niños en esos distritos. Con pena debo decir que todas estas empresas están en un estado de deterioro. Durante la vigilancia se encontraron 67 monumentos históricos, 34 de los cuales fueron completamente destruidos por los ocupantes. Los monumentos de importancia nacional están entre ellos. Incluyen los puentes de Judafarin, el templo albanés rojo en el distrito de Jodjavánd, otro templo albanés en Hadrut, la Torre de la Doncella en Zanguilán y la tumba de ocho esquinas en la aldea de Mammadbayli, el Caravanserai en la aldea de Garghabazar en Fuzuli, y nuestras mezquitas del siglo XVIII en algunos distritos. Todos los monumentos mencionados han sido destruidos o convertidos en establos para mascotas. Esto no sólo va en contra del derecho internacional, sino también de los valores humanos y del Islam.

Condenamos firmemente todo esto. Estas atrocidades contradicen las convenciones adoptadas por la UNESCO en 1954 y 1970. En general, los vándalos armenios se dedicaron a eliminar los rastros de la milenaria existencia de los azerbaiyanos en estas zonas. Debería llamarse una política de terror y limpieza cultural. Porque hace 30 años, los armenios llevaron a cabo primero la limpieza étnica y luego trataron de terminar el proceso con la limpieza cultural. El objetivo aquí, por supuesto, era borrar completamente todo lo que pertenecía a los azerbaiyanos de esos territorios. En los territorios mencionados también se encontraron rastros de apropiación indebida por parte de los armenios y de falsificación de hechos históricos. Se trata de una actividad contra los templos albaneses. Muchos de nuestros templos e iglesias en Alto-Karabaj, que son patrimonio de Azerbaiyán y pertenecen a la Albania caucásica, han sido apropiados por los armenios. Lo hicieron para reforzar sus reivindicaciones sobre esos territorios. Por supuesto, esto no podía seguir así. Invitaremos a expertos internacionales y registraremos los hechos en los monumentos históricos falsificados, y declararemos estos crímenes a todo el mundo", añadió Anar Karimov.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.