POLÍTICA


Asistente de Presidente: "La resolución del Senado francés para Azerbaiyán no es más que un simple pedazo de papel"

Este paso provocador del Senado es una manifestación de la tradicional compasión por Armenia por parte de los círculos políticos de Francia

Bakú, 26 de noviembre, AZERTAC

El asistente del Presidente Hikmat Hadjiyev comentó la aprobación del proyecto de resolución sobre el reconocimiento de la "República de Nagorno-Karabaj" en el Senado francés.

Según AZERTAC, los comentarios de Hikmat Hadjiyev a este respecto:

"El 18 de noviembre, un grupo de senadores, influenciados por la diáspora armenia y el lobby armenio, presentó el proyecto de resolución número 145 "Sobre la necesidad de reconocer a la República de Nagorno-Karabaj" en el presidium del Senado francés, que fue discutido y aprobado el 25 de noviembre.

En primer lugar, quisiera subrayar que esta resolución no es más que un simple pedazo de papel para Azerbaiyán. Este trozo de papel, adoptado en nombre de estrechas ambiciones políticas, junto con una flagrante violación de las normas del derecho internacional, la Carta de las Naciones Unidas y las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, plantea graves cuestiones relacionadas con el propósito y las actividades objetivas de Francia, como país copresidente del Grupo de Minsk y miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Este paso provocador del Senado es una manifestación de la tradicional compasión por Armenia por parte de los círculos políticos franceses.

La posición abierta proarmenia de Francia, que ha olvidado que el país mediador debe ser imparcial y justo, se ha convertido en uno de los principales factores que impiden la resolución pacífica del conflicto sobre la base de las normas y principios del derecho internacional. Fue ese apoyo el que impulsó a la agresiva Armenia a continuar el statu quo y a reforzar el hecho de la ocupación.

Es muy lamentable que el Senado francés haya demostrado durante 30 años una actitud tácita respecto de la ocupación de los territorios internacionalmente reconocidos de Azerbaiyán, la matanza de civiles, la limpieza étnica, el terror ambiental, los asentamientos ilegales y las actividades económicas ilegales en nuestras tierras.

Rechazamos categóricamente las falsas acusaciones y la difamación de Azerbaiyán y de la hermana Turquía y condenamos enérgicamente los intentos de distorsionar los aspectos históricos, políticos y jurídicos del conflicto, como se refleja en el texto de la resolución.

Las reclamaciones contra Turquía y Azerbaiyán por la presunta participación de terroristas contratados en el extranjero en las hostilidades, que aún no han sido confirmadas por ninguna prueba, son infundadas. Al mismo tiempo, nuestras estructuras pertinentes han señalado a la atención de Francia hechos y pruebas de la participación en las batallas en el territorio de Azerbaiyán en las fuerzas armadas de Armenia de mercenarios que son ciudadanos franceses.

Consideramos que la resolución es una clara evidencia de la creciente islamofobia en Francia. La discriminación y la persecución llevadas a cabo en Francia contra la religión islámica y los musulmanes con el pretexto de la super temporalidad y la libertad de prensa nos recuerdan el antisemitismo que una vez reinó en este país y que continúa hasta hoy.

El Senado francés ha evitado deliberadamente condenar las provocaciones militares de Armenia contra civiles, objetos civiles e infraestructuras de energía y transporte situadas cerca y lejos de la zona de conflicto durante 44 días de combates, acusando descaradamente a Azerbaiyán, cuyas aldeas, pueblos y ciudades fueron objeto de ataques con misiles y en los que murieron sobre todo civiles.

Los círculos políticos proarmenios de Francia deben comprender que Azerbaiyán libró una guerra en sus tierras contra las fuerzas armadas de ocupación externa, y esas tierras son el territorio soberano de Azerbaiyán, reconocido por el derecho internacional. Ninguna fuerza puede acusar a Azerbaiyán de ello y exigir que las fuerzas armadas de Azerbaiyán se retiren de esos territorios.

El 10 de noviembre de 2020, en una declaración conjunta firmada por el presidente de Azerbaiyán, el presidente de Rusia y el primer ministro de Armenia se puso fin a la escalada militar entre Armenia y Azerbaiyán y se iniciaron medidas prácticas para establecer la paz en la región.

Lamentablemente, cabe señalar que, paradójicamente, Francia, que es uno de los países copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE, está tratando de socavar ese acuerdo y reavivar el conflicto. La política hipócrita aplicada recientemente por Francia contra nuestro país en varias organizaciones internacionales suscita graves preocupaciones y preguntas a la parte azerbaiyana.

Si el Senado francés estuviera tan "preocupado" por la justicia, el derecho internacional, sería más lógico considerar la cuestión de la isla de Mayotte (Comoras), que es uno de los últimos ejemplos de colonización de acuerdo con las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas y las decisiones del Movimiento de los Países No Alineados.

Consideramos que la adopción de esta resolución es un paso extremadamente vergonzoso para la política y el parlamentarismo francés. El Gobierno de Francia debería expresar su posición oficial sobre la inadmisibilidad de esas medidas de provocación y, mediante la adopción de una declaración de condena de la resolución, expresar su apoyo a la integridad territorial de Azerbaiyán".

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.