POLÍTICA


Asistente del presidente: “Armenia utiliza como mercenarios armados a las personas del Líbano y Siria reasentadas en los territorios ocupados”

Bakú, 12 de septiembre, AZERTAC

"Armenia está llevando a cabo una política de asentamiento ilegal en los territorios ocupados de Azerbaiyán y recientemente ha puesto en marcha una política de reasentamiento de armenios procedentes del Líbano en ese país. Ayer se publicó en los medios de comunicación social la noticia de que una familia libanesa se había reasentado en la ciudad de Shushá, un destino de suma importancia histórica y moral para el pueblo azerbaiyano. Mientras los países del mundo, incluido Azerbaiyán, luchan contra las consecuencias de la tragedia del Líbano y prestan asistencia humanitaria a ese país, Armenia abusa de esta tragedia y del sufrimiento humano para sus sucios propósitos. De este modo, Armenia ha demostrado una vez más que no reconoce ningún valor moral", ha declarado a AZERTAC el asistente del presidente de la República de Azerbaiyán, jefe del Departamento de Política Exterior de la Administración Presidencial, Hikmat Hadjiyev.

Hikmat Hadjiyev señaló: "Quisiera destacar que la población reasentada en nuestros territorios ocupados se ha convertido en víctima de la política de aventuras irresponsables de Armenia. Todo el mundo debe saber que la política de asentamiento ilegal en los territorios ocupados de Azerbaiyán no tiene ninguna validez jurídica, y Azerbaiyán rechaza por completo sus consecuencias.

Armenia también está utilizando como mercenarios armados a las personas del Líbano y Siria reasentadas en los territorios ocupados.

Armenia pretende alterar la situación demográfica en los territorios ocupados de Azerbaiyán aplicando la política de asentamientos ilegales. Esta misma política es una flagrante violación del derecho internacional humanitario, incluidos los Convenios de Ginebra de 1949. De conformidad con el Cuarto Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra, el Estado ocupante no puede trasladar su población civil a los territorios que ocupa.

Durante el Tribunal Militar Internacional de Nuremberg de 1946 para el enjuiciamiento de los principales criminales de guerra, dos de los acusados fueron condenados por cambiar la composición étnica de los territorios ocupados.

Según el derecho internacional, la aplicación de la política de asentamientos ilegales en los territorios ocupados por parte del Estado ocupante debe clasificarse como delito militar. A este respecto, la política de asentamientos ilegales de Armenia en los territorios ocupados de Azerbaiyán es un crimen de guerra.

Irónicamente, esas acciones se consideran un delito en virtud de la propia legislación de Armenia. En el artículo 390 del Código Penal de Armenia, la deportación de la población local por el Estado ocupante y el traslado de su población a los territorios ocupados es una grave violación del derecho internacional humanitario, que se castiga con una pena de 8 a 12 años de prisión.

El acto de agresión de Armenia perpetrado en dirección al distrito de Tovuz, a lo largo de la frontera estatal entre ambos países en julio pasado y el intento de llevar a cabo una operación de subversión a través de la Línea de Contacto revelan que Armenia se está preparando para otra provocación y aventuras militares.

Además, en los últimos días, Armenia ha comenzado una vez más a declarar explícitamente; a través de su propio régimen títere en Karabaj, su intención de ocupar las demás zonas de Azerbaiyán y ha amenazado con lanzar un ataque con misiles sobre la ciudad de Gandjá.

Las provocadoras declaraciones y acciones del primer ministro y del ministro de Defensa de Armenia, así como otras medidas similares, demuestran una vez más que el objetivo de la dirección totalmente arrogante de Armenia es descarrilar completamente el proceso de negociación y lograr la anexión de los territorios ocupados de Azerbaiyán.

Toda la responsabilidad de la perpetración de las provocaciones en el frente y la escalada de la situación recae en los dirigentes políticos y militares de Armenia.

Armenia debe retirar sus tropas de los territorios ocupados de Azerbaiyán para avanzar en la resolución del conflicto entre Armenia y Azerbaiyán. El conflicto debe resolverse única y exclusivamente de acuerdo con la integridad territorial de Azerbaiyán, su soberanía y la inviolabilidad de sus fronteras internacionalmente reconocidas".

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.