POLÍTICA


BAMF ha planteado el tema del depósito de agua de Sarsang en una reunión en Ginebra

Bakú, 8 de marzo, AZERTAC

El Fondo Internacional de Prensa de Eurasia (BAMF, por sus siglas en inglés) organizó un evento titulado "Agua para la paz y la seguridad" en colaboración con el Instituto Global para el Agua, el Medio Ambiente y la Sanidad en el marco de la 40ª Conferencia de Derechos Humanos de ONU celebrada en Ginebra.

Umid Mirzayev,presidente de BAMF inauguró el evento con las palabras de bienvenido y tocó

los graves problemas ambientales del mundo como resultado de conflictos religiosos, étnicos y actos terroristas en el mundo, que crearon desastres socioeconómicos en más de 50 países convirtiendo unos 65 millones de personas en los refugiadas y destrozadas forzosas internas.

Azerbaiyán ha sufrido de ocupación más de 30 años. Más del 20 por ciento de nuestros territorios han sido ocupados por Armenia y más de un millón de personas tienen que vivir en vidas de refugiados y desplazados internos. Desde 1992, el embalse de Sarsang, ocupado por unidades militares armenias y otras fuentes de agua, se han utilizado como una influencia política y económica contra nuestro país. Por esta razón, miles de personas, incluidas 96,000 hectáreas de tierra, sufren de escasez de agua ".

U. Mirzayev instó a la liberación de los territorios ocupados para la protección de los derechos humanos y el medio ambiente, la paz y el desarrollo sostenible en la región.

Hizo un llamado a las organizaciones de la sociedad civil, a las organizaciones ocupadas de los problemas de refugiados y desplazados internos, a los defensores de los derechos humanos para que unan sus esfuerzos para ayudar a las personas a regresar a sus hogares natales, vivir y crear paz. Los problemas que enfrentó Azerbaiyán en la prevención de las fuentes de agua y las restricciones puestas por la parte armenia al flujo natural del agua se transmitieron a la audiencia a través del documental "Máquina de guerra de agua " preparado por el BAMF. La película documental ha despertado gran interés entre los espectadores.

Nidal Salim, el director del Instituto Global de Agua, Medio Ambiente y Salud, pidió a Armenia que deje de usar el agua como una presión sobre Azerbaiyán y que cumpla con los documentos legales internacionales adoptados en esta área. Hoy, los problemas de agua creados artificialmente en diferentes partes del mundo han traído una mancha a la humanidad.

El profesor Osman Al Hacc, miembro del Grupo de Trabajo sobre los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos, habló sobre la protección de la seguridad de los recursos hídricos, así como sobre las normas legales internacionales. Calificó el uso del agua como un medio de presión sobre Azerbaiyán como un crimen internacional.

Anastasia Lavrina, asistente del presidente de BAMF, habló sobre el agua y la destrucción ambiental. Dijo que el exterminio de la infraestructura de agua en los territorios ocupados, el uso no autorizado de agua en áreas no controladas es inadmisible. Los cuerpos de la ONU han sido llamados para prevenir esto.

Cabe destacar que el conflicto entre los dos países del Cáucaso Sur surgió en 1988, debido a las pretensiones territoriales de Armenia contra Azerbaiyán. La región de Nagorno Karabaj y siete regiones adyacentes, el 20 por ciento del territorio de Azerbaiyán sigue bajo la ocupación de las fuerzas armadas de Armenia.

En mayo de 1994 las partes concluyeron el régimen de alto el fuego y todavía bajo la égida del grupo Minsk de la OSCE y la copresidencia de Rusia, Francia y Estados Unidos siguen manteniendo las negociaciones de paz aún fracasadas. 4 resoluciones adoptadas por ONU tocante a la liberación de Nagorno Karabaj y 7 territorios adyacentes hasta ahora no se cumplen por Armenia.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.