POLÍTICA


Canciller de Azerbaiyán pronunció un discurso en el segmento de alto nivel de la 46ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Bakú, 23 de febrero,AZERTAC

El ministro de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán, Jeyhun Bayramov, pronunció un discurso en el segmento de alto nivel de la 46ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, informa AZERTAC refiriéndose al Ministerio de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán.

"Quisiera felicitar a la embajadora Nazhat Shameem Khan por su nombramiento como presidenta del Consejo de Derechos Humanos y desearle mucho éxito en sus próximos cometidos", dijo Bayramov.

"Nuestra sesión tiene lugar en un momento en el que el COVID-19 sigue suponiendo un gran desafío para la humanidad", añadió el ministro de Asuntos Exteriores azerbaiyano. "Azerbaiyán respondió inmediatamente a la pandemia y aplicó medidas eficaces de contención para detener la propagación del COVID-19, adoptando un enfoque basado en los derechos humanos para los problemas socioeconómicos subsiguientes".

"Azerbaiyán no limitó sus esfuerzos a los logros internos", dijo Bayramov. "El Gobierno de Azerbaiyán ha donado 5 millones de dólares a la Organización Mundial de la Salud en apoyo de los esfuerzos globales y otros 5 millones de dólares en su calidad de Presidente del MNOAL para apoyar a los países más afectados del MNOAL. Azerbaiyán también ha proporcionado ayuda humanitaria urgente a más de 30 países afectados de forma bilateral."

"La sesión especial de la Asamblea General de la ONU sobre el COVID-19 convocada por iniciativa del presidente de la República de Azerbaiyán, en su calidad de presidente titular del MNOAL, los días 3 y 4 de diciembre de 2020 reafirmó la importancia de una respuesta global coordinada basada en la unidad, la cooperación multilateral, la solidaridad y el respeto de los derechos humanos", dijo Bayramov.

"La comunidad internacional debe actuar ahora de forma solidaria, no sólo para responder a la actual crisis sanitaria, sino también para construir un futuro justo y sostenible", dijo Bayramov. "El presidente de Azerbaiyán, en este sentido, expresó su grave preocupación por la distribución desigual e injusta de las vacunas contra el COVID-19 entre los países en desarrollo y los desarrollados. Aprovechando esta oportunidad, hacemos un llamamiento a todos los Estados, organizaciones internacionales, comunidad internacional de donantes, productores de vacunas y otras partes interesadas para que garanticen un acceso asequible, sin obstáculos, oportuno y equitativo de todos los países a las vacunas contra el COVID-19."

"El fortalecimiento de la democracia y la protección de los derechos humanos se encuentran entre las principales prioridades de la República de Azerbaiyán", añadió el ministro. "Las reformas en curso llevadas a cabo en el país abarcan un amplio abanico de actividades, como el reciente inicio del diálogo con los partidos políticos, el apoyo al desarrollo de los medios de comunicación, la creación de mejores condiciones para las personas con discapacidad, la potenciación de las mujeres y los jóvenes, y la ampliación del alcance de la prestación de servicios públicos transparentes y eficaces."

"Con el fin de apoyar la importante labor de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Azerbaiyán hace y seguirá haciendo regularmente contribuciones financieras a la OACDH. Reconocemos el importante papel de los titulares de mandatos de procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos en la promoción de los derechos humanos a través de la cooperación y el diálogo con los Estados miembros. Por ello, hemos cursado una invitación permanente a todos los titulares de mandatos", dijo.

"El 2021 ha sido proclamado como el Año Internacional de la Paz y la Confianza por la resolución pertinente de la OACDH", dijo el ministro. "Este año también será notable para Azerbaiyán, ya que entra en la fase de recuperación y rehabilitación post-conflicto tras la liberación de sus territorios de una ocupación duradera de casi 30 años".

"Habiendo aprovechado el proceso de arreglo político, así como el compromiso de Azerbaiyán con este proceso durante casi 30 años, Armenia tomó medidas constantes para consolidar los resultados de la ocupación de los territorios de Azerbaiyán con miras a su anexión", dijo Bayramov. "Esto incluyó, entre otras cosas, el asentamiento de personas en las tierras ocupadas, la destrucción, el pillaje y el saqueo del patrimonio histórico y cultural, la explotación ilegal de los recursos naturales, la apropiación indebida de la propiedad privada y pública en las tierras incautadas. Armenia ha cometido una serie de graves crímenes contra la población civil de Azerbaiyán, así como contra su patrimonio cultural y sus infraestructuras a lo largo de los años de ocupación".

A continuación, el ministro recordó la reciente agresión de Armenia a partir del 27 de septiembre de 2020 contra Azerbaiyán.

"Para ello, Armenia atacó deliberadamente los asentamientos civiles de Azerbaiyán, densamente poblados y situados lejos de la zona de conflicto, como resultado de lo cual murieron 101 civiles y más de 400 resultaron gravemente heridos", enfatizó Bayramov. "También se han producido hechos innegables que describen una serie de violaciones de los derechos humanos por parte de los militares armenios contra los cautivos azerbaiyanos, incluyendo actos de humillación y malos tratos, como agresiones físicas, abusos verbales, ejecuciones mediante decapitaciones y malos tratos a los cadáveres".

"Azerbaiyán está decidido a tomar todas las medidas derivadas de sus derechos en virtud de los mecanismos bilaterales y multilaterales pertinentes para llevar a los autores de esos crímenes ante la justicia", declaró el ministro.

"Armenia, en un intento abierto de encubrir sus delitos antes mencionados, acusa descaradamente a Azerbaiyán de los mismos con el fin de desviar la atención de la comunidad internacional, y para ello lleva a cabo una campaña masiva de noticias falsas", dijo Bayramov. "Los mecanismos de derechos humanos de la ONU, incluida la OACDH, los órganos de tratados y los titulares de mandatos también han sido objeto de su falsa propaganda por parte de Armenia", aseveró el titular de Exteriores.

El jefe del Ministerio de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán señaló que la liberación de los territorios azerbaiyanos abre la oportunidad para que cientos de miles de desplazados internos ejerzan su derecho a un retorno seguro y digno a los lugares de su residencia original. Según el ministro, la magnitud sin precedentes de los daños y la destrucción infligidos a la propiedad pública y privada, a las infraestructuras civiles críticas, incluidas las instalaciones educativas y médicas, al patrimonio histórico y cultural y al medio ambiente, plantea una gran tarea al Gobierno de Azerbaiyán para restaurar y reconstruir estas zonas. El Gobierno ya ha comenzado a tomar medidas prácticas para garantizar el retorno seguro y digno de la población desplazada y asegurar la coexistencia pacífica dentro de la soberanía e integridad territorial de Azerbaiyán.

"Azerbaiyán está decidido a integrar en su espacio político, social y económico a los ciudadanos de origen armenio que residen en los territorios afectados por el conflicto, garantizando la igualdad de derechos y libertades a todos los ciudadanos de Azerbaiyán, independientemente de su filiación étnica o religiosa. La Constitución de la República de Azerbaiyán ofrece un sólido marco jurídico a este respecto.

El establecimiento de la paz, las actividades de rehabilitación y reconstrucción, la asistencia humanitaria a los necesitados, incluidos los desplazados internos que regresan y los refugiados, deben ser las principales prioridades. Azerbaiyán está dispuesto a colaborar con los socios internacionales pertinentes, incluidos el CICR, el ACNUR y otros organismos de las Naciones Unidas, así como con los Estados individuales que estén dispuestos a contribuir a la paz y la estabilidad en la región, de conformidad con los principios de las Naciones Unidas sobre asistencia humanitaria de 1991.

Este enfoque de la recuperación y la reconstrucción tras el conflicto se basa en el derecho internacional, las resoluciones y los instrumentos pertinentes que rigen la asistencia humanitaria de la ONU, y servirá como medida de fomento de la confianza destinada a curar las heridas del conflicto.

La Declaración Trilateral del 10 de noviembre de 2020, firmada por los líderes de Azerbaiyán, Rusia y Armenia, compromete a Armenia y Azerbaiyán a suspender todas las actividades militares y a tomar medidas para resolver el conflicto que dura décadas. Azerbaiyán concede gran importancia a la plena aplicación de este documento y a la curación de las heridas de este sangriento enfrentamiento mediante la normalización de las relaciones interestatales entre Armenia y Azerbaiyán.

Creemos que la comunidad internacional, encabezada por las Naciones Unidas, desempeñará un papel importante en el apoyo a la aplicación de la Declaración Trilateral, cuyo objetivo es restablecer las relaciones de buena vecindad en la región", concluyó Jeyhun Bayramov.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.