POLÍTICA


Cancillería: “Armenia debe admitir su culpa y no condenar a Azerbaiyán con acusaciones infundadas”

Bakú, 15 de enero, AZERTAC

La afirmación absolutamente infundada y ficticia del Ministerio de Asuntos Exteriores armenio sobre los supuestos "pogromos" de la población armenia en Bakú en enero de 1990 tiene de hecho como objetivo ocultar el genocidio de civiles azerbaiyanos por parte de Armenia a lo largo de su historia, su política de limpieza étnica, matando brutalmente a 613 civiles en una noche en la ciudad de Joyalí.

La jefa del servicio de prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán, Leyla Abdullayeva, dijo esto al comentar la declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores de Armenia sobre los supuestos "pogromos" de la población armenia en Bakú, informa AZERTAC.

"Lamentamos constatar que las historias en las que los armenios son presentados como víctimas han constituido la base ideológica del nacionalismo armenio durante décadas, dando lugar a las reivindicaciones territoriales de Armenia contra Azerbaiyán, lo que ha provocado un conflicto devastador entre Armenia y Azerbaiyán y un enorme sufrimiento para cientos de miles de personas. Mientras que en la actualidad la normalización de las relaciones interestatales tras el conflicto es objeto de debate, las declaraciones del Ministerio de Asuntos Exteriores armenio con afirmaciones tan infundadas y destructivas atestiguan que la parte contraria no se esfuerza por la normalización de las relaciones, sino que envenena su sociedad con ideas perjudiciales. Esto es peligroso y lamentable.

En cuanto a la acusación ficticia de supuestos "pogromos" contra los armenios en Azerbaiyán, los materiales de investigación y las observaciones irrefutables de una serie de organismos internacionales independientes demuestran que en realidad se trataba de acciones provocadoras preparadas por los servicios secretos soviéticos en el contexto de la creciente lucha del pueblo azerbaiyano por la soberanía y la independencia del país. Recordamos que desde finales de la década de 1980, las reivindicaciones territoriales abiertas de Armenia contra Azerbaiyán fueron acompañadas de masacres, torturas y persecuciones, y del desplazamiento forzoso de unos 250.000 azerbaiyanos de sus lugares históricos en la RSS armenia. Lamentablemente, todavía no se ha llevado a ninguna persona ante la justicia por los numerosos crímenes cometidos por Armenia contra los azerbaiyanos.

Como es sabido, en la noche del 19 al 20 de enero de 1990 el ejército soviético cometió un genocidio contra la población pacífica de Azerbaiyán, y los antiguos dirigentes soviéticos son responsables de este crimen. Los acontecimientos de enero de 1990 no pudieron quebrar la determinación del pueblo azerbaiyano y el país recuperó su independencia estatal.

El Ministerio de Asuntos Exteriores armenio debe reconocer que los derechos fundamentales de cientos de miles de azerbaiyanos han sido groseramente violados durante décadas como parte de una política de limpieza étnica, aprobada personalmente por los antiguos presidentes de ese país y su política de ocupación, que duró casi 30 años. Debe reconocer que los autores deben ser llevados ante la justicia para que estos crímenes no se repitan en el futuro", añadió Abdullayeva.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.