POLÍTICA


Cancillería: "Cientos de miles de niños en Azerbaiyán sufren la constante agresión de Armenia y sus efectos a largo plazo"

Bakú, 16 de octubre, AZERTAC

"Hace casi tres decenios que cientos de miles de niños de Azerbaiyán sufren la continua agresión de Armenia y sus efectos duraderos", el Ministerio de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán publicó una declaración en la que condenaba las graves violaciones cometidas por Armenia contra los niños de Azerbaiyán.

"Durante este período, Armenia, haciendo caso omiso de los imperativos morales y las responsabilidades jurídicas, privó a los niños azerbaiyanos de sus derechos inherentes definidos en los documentos internacionales, así como de su derecho a ser educados en el espíritu de los ideales proclamados en la Carta de las Naciones Unidas y, en particular, en el espíritu de paz, dignidad, igualdad y solidaridad descrito en la Convención sobre los Derechos del Niño. La protección garantizada a los niños por el IV Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles y el I Protocolo Adicional, en particular el derecho a la vida, la prohibición de los castigos corporales, la tortura, los castigos colectivos y las represalias, y las normas definidas en esos documentos sobre la conducción de las hostilidades, como la necesidad de distinguir entre civiles y combatientes y la prohibición de los ataques contra civiles, han sido constantemente infringidas por Armenia. Armenia también ha ignorado claramente sus obligaciones derivadas del principio de protección especial de los niños establecido en el primer Protocolo Adicional, en el que se dispone que "los niños serán objeto de especial respeto y estarán protegidos contra toda forma de atentado al pudor".

Armenia ha venido utilizando los actos de genocidio como medio para infundir miedo y aterrorizar a toda la población y obligarla a huir. Sólo en la matanza de Jodyalí 613 civiles, de los cuales 63 eran niños, fueron brutalmente asesinados y muchos fueron víctimas de mutilaciones por parte de las fuerzas armadas de Armenia en 1992.

1 million Azerbaijanis, one thirds of whom are children were forcefully expelled and driven away from their homes in contrary to Article 49 of IV Geneva Convention. For almost 15 years the larger part of the forcefully displaced children in Azerbaijan had to live in tent camps and villages consisting of luggage vans on railways which were subsequently abolished as a result of the tremendous efforts and budget resources allocated by the Government of the Republic of Azerbaijan. The internally displaced children in Azerbaijan still cannot realize their right to voluntary return to their lands in safety and dignity despite the provisions of relevant documents, including the UN Security Council resolutions 822, 853, 874 and 884 adopted in 1993.

En contravención del artículo 50 del IV Convenio de Ginebra, que dispone que la Potencia ocupante facilitará el buen funcionamiento de todas las instituciones dedicadas al cuidado y la educación de los niños, la actual agresión armada de Armenia contra la República de Azerbaiyán ha infligido graves daños a la infraestructura para los niños en Azerbaiyán. Armenia, que se presenta como uno de los "defensores" de la Declaración de escuelas seguras, es responsable de la destrucción total de 1.107 instalaciones educativas y 855 guarderías en los territorios ocupados de la República de Azerbaiyán. Como resultado de la política de depuración étnica, todos los escolares y estudiantes azerbaiyanos han sido expulsados de sus tierras natales. Decenas de miles de niños azerbaiyanos siguen ejerciendo su derecho a la educación en medio de graves problemas derivados de su continuo desplazamiento. Muchos otros que se encuentran en la línea de enfrentamiento asisten a sus clases bajo la constante amenaza de ser atacados por el bombardeo indiscriminado de las fuerzas armadas de Armenia.

A pesar de que la toma de rehenes está claramente prohibida por el artículo 34 del IV Convenio de Ginebra y en violación de los párrafos 1 y 4 del artículo 38 de la Convención sobre los Derechos del Niño, 224 niños fueron tomados como rehenes por Armenia y posteriormente fueron liberados, y 29 niños se siguen considerando en cautiverio en Armenia. 71 niños siguen desaparecidos como consecuencia de la agresión de Armenia.

Incluso durante el régimen de cesación del fuego, Armenia no se ha abstenido de actividades tan despreciables como la utilización de niños como objetivos. Más de 35 niños azerbaiyanos fueron asesinados por las fuerzas armadas de Armenia durante este período.

El 27 de septiembre de 2020 las fuerzas armadas de Armenia han lanzado otra agresión contra Azerbaiyán. Como resultado de ello, 47 civiles azerbaiyanos, incluidos 3 niños, resultaron muertos, más de 15 niños resultaron heridos y docenas de objetos civiles, incluidas 38 escuelas, fueron destruidos. El 27 de septiembre, las fuerzas armadas de Armenia mataron a cinco miembros de una familia en la aldea de Gashalti de la ciudad de Naftalán en Azerbaiyán, incluidos dos escolares, Shahriyar Gurbanov de 13 años y Fidan Gurbanova de 14 años. Los ataques de Armenia perjudicaron gravemente el proceso de educación en cientos de escuelas cercanas a la zona de conflicto y a la frontera con Armenia, y una vez más infringieron el derecho a la educación de los niños azerbaiyanos. En la noche del 11 de octubre, 10 civiles resultaron muertos y 34, entre ellos menores de edad, resultaron gravemente heridos como consecuencia de los disparos de cohetes contra edificios residenciales de la ciudad de Gandjá, situada mucho más allá de la línea del frente. Tres niños perdieron a sus dos padres.

A pesar de las numerosas advertencias de la parte azerbaiyana, la continuación de los ataques selectivos contra civiles, así como contra niños, por parte de las fuerzas armadas de Armenia es una clara demostración de la política racista y xenófoba de este Estado. Al matar y mutilar niños, así como al atacar escuelas y hospitales, Armenia sigue cometiendo graves violaciones contra los niños en tiempos de conflicto armado identificados en la resolución 1261 (1999) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas", dice la declaración.

"Los niños representan el futuro. Si la comunidad internacional incumple hoy su obligación moral universal de proteger a la generación futura y proporcionarle un hogar seguro, ignorando la difícil situación y el sufrimiento de toda la generación durante decenios y no logrando asegurar la justicia y el imperio de la ley que siembran las semillas para que los conflictos continúen. A este respecto, exhortamos a la comunidad internacional, especialmente a las organizaciones internacionales pertinentes, a que reaccionen públicamente ante los ataques deliberados de Armenia contra niños y centros educativos de la República de Azerbaiyán y a que adopten medidas eficaces para poner fin al clima de impunidad que dura desde hace tres decenios. También instamos a la comunidad internacional a que se abstenga de llevar a cabo acciones, como prestar apoyo político, financiero y especialmente militar a Armenia, que contribuyen a las graves violaciones cometidas por este país contra los niños de la República de Azerbaiyán", concluye la declaración.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.