POLÍTICA


Cancillería de Azerbaiyán: “Rechazamos las afirmaciones de Human Rights Watch”

Bakú, 23 de marzo, AZERTAC

Azerbaiyán se ha comprometido a respetar las normas internacionales, incluido el derecho internacional humanitario y de los derechos humanos. Por ello, rechazamos las afirmaciones de Human Rights Watch (HRW) de que los prisioneros de guerra no fueron tratados de acuerdo con los Convenios de Ginebra, reporta AZERTAC.

Lamentamos que el reciente informe de HRW sobre supuestos casos de maltrato a prisioneros de guerra armenios sea parcial y no ofrezca una situación objetiva. El carácter sistemático de estas afirmaciones, basadas en argumentos sin fundamento y en hechos no comprobados, pone en duda su validez.

Los prisioneros de guerra y los civiles armenios detenidos en Azerbaiyán fueron tratados de acuerdo con los requisitos de las Convenciones de Ginebra de 1949. No fueron sometidos a torturas, humillaciones y tratos inhumanos, y se les proporcionó la atención médica necesaria. Cada uno de ellos fue sometido a un examen médico durante su detención. El análisis no reveló ningún rastro de lesiones (excepto las heridas recibidas en operaciones de combate).

Contrariamente a las afirmaciones de que los prisioneros de guerra permanecen bajo custodia, Azerbaiyán ha devuelto todos los prisioneros de guerra armenios a Armenia. Así se acordó en la Declaración Trilateral del 10 de noviembre de 2020.

Mientras estaban detenidos, a partir de octubre de 2020, los prisioneros de guerra y los civiles armenios recibieron visitas periódicas de representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja. Se facilitaron las llamadas telefónicas y las videollamadas con sus familiares.

Además, representantes de la Oficina de la Defensora del Pueblo de la República de Azerbaiyán revisaron regularmente las condiciones de los prisioneros de guerra visitando sus lugares de detención.

Azerbaiyán ha abierto investigaciones penales contra las personas presuntamente relacionadas con los casos de abusos. Cabe destacar que, a pesar de las reiteradas peticiones y de las numerosas denuncias, Armenia no ha iniciado ninguna investigación sobre el trato degradante que reciben los prisioneros de guerra azerbaiyanos y los civiles detenidos.

El Gobierno de Armenia ha intentado confundir el contexto en el que se han producido las detenciones. Tras el final del conflicto, marcado por la firma de la Declaración Trilateral del 10 de noviembre de 2020, los detenidos en Azerbaiyán no pueden ser considerados prisioneros de guerra.

Las personas enviadas por Armenia al territorio de Azerbaiyán para realizar actividades de sabotaje y terrorismo en el período posterior a la firma de la mencionada declaración trilateral no son ni pueden ser consideradas como prisioneros de guerra por el derecho internacional humanitario y son responsables en virtud del derecho penal de la República de Azerbaiyán. Los detenidos están siendo tratados según el derecho internacional de los derechos humanos y la legislación azerbaiyana que defiende sus derechos.

Para reiterar, Azerbaiyán ha devuelto a todos los detenidos clasificados como prisioneros de guerra.

El Gobierno de Azerbaiyán pide a HRW que preste atención a los testimonios de los malos tratos infligidos a los prisioneros de guerra y a los detenidos civiles azerbaiyanos por Armenia y a los miles de azerbaiyanos desaparecidos.

Como resultado de la primera guerra de Karabaj, 3890 azerbaiyanos desaparecieron y su destino sigue siendo desconocido. Estos desaparecidos eran 3171 militares y 719 civiles (incluidos 71 niños, 267 mujeres y 326 ancianos). Según los testigos de 1480 ex prisioneros de guerra azerbaiyanos, en una grave violación del derecho internacional humanitario, incluidos los Convenios de Ginebra de 1949, los prisioneros de guerra azerbaiyanos fueron torturados, maltratados y mantenidos en condiciones degradantes. Las investigaciones penales demostraron que 35 personas eran responsables de tratos degradantes y torturas contra los prisioneros de guerra y detenidos azerbaiyanos. Los nombres de los responsables fueron presentados a Interpol.

También existen numerosas pruebas, como material de vídeo que muestra los malos tratos infligidos a los prisioneros de guerra azerbaiyanos por las fuerzas armadas armenias durante las últimas operaciones militares, ampliamente difundidas en las redes sociales.

Todos los prisioneros de guerra y los civiles detenidos anteriormente en Armenia y posteriormente devueltos a Azerbaiyán fueron sometidos a un examen médico forense y fueron interrogados sobre sus condiciones de detención. Los dictámenes de expertos, las declaraciones personales y otros materiales confirmaron que la gran mayoría de los detenidos fueron sometidos a tortura física y a tratos inhumanos.

A diferencia de Azerbaiyán, el gobierno de Armenia se ha negado a investigar estas denuncias.

Hacemos un llamamiento a las instituciones internacionales pertinentes para que se abstengan de adoptar una postura tan unilateral y garanticen una total imparcialidad en la elaboración de los informes relativos a la situación post-conflicto de la región.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.