POLÍTICA


Carlos Uriarte Sánchez: “Importante iniciativa del Presidente de Azerbaiyán para la paz y la estabilidad regional en el Cáucaso Sur”

Madrid, 15 de abril, AZERTAC

El presidente de Azerbaiyán Ilham Aliyev ha tenido una magnífica iniciativa para la promoción del diálogo, la paz y la estabilidad en la región del Cáucaso Sur mediante el auspicio de una conferencia internacional de colaboración para dar estabilidad regional.

Así lo dijo Carlos Uriarte Sánchez, Profesor de derecho de la Universidad Rey Juan Carlos I, miembro del Consejo de la Presidencia de la Unión Paneuropea Internacional, en una entrevista con AZERTAC.

En ese sentido, el 13 de abril en la Academia Diplomática de Azerbaiyán – Universidad ADA se ha celebrado la Conferencia Internacional “Nueva visión del Cáucaso Sur: el desarrollo y la cooperación en el período posterior al conflicto”, que ha sabido unir a participantes de los principales think tanks internacionales. Iniciativas así, en el terreno académico sin duda alguna ayudan a cerrar heridas en el postconflicto librado recientemente entre Azerbaiyán y Armenia y supone una clara muestra del deseo de cooperación por parte de Azerbaiyán con sus vecinos. Supone abrir una nueva etapa de esperanza que contribuya a la estabilidad y la paz en la región.

El lugar elegido para la celebración del evento, la Academia Diplomática de Azerbaiyán, una universidad, y el nombre de la institución lo dice todo, pues manifiesta de una manera clara el deseo por parte del presidente de Azerbaiyán de tender puentes de diálogo. Esto presenta también una simbología especial por cuanto que en el campo de las relaciones internacionales y en concreto de las relaciones bilaterales entre Estados cuando éstas se encuentran en una situación de deterioro después de un conflicto bélico debe de seguirse un iter de normalización que va desde el campo académico y cultural, en un primer estadio, al económico y comercial, en segundo lugar, para por último, llegar a un último escalón en las relaciones políticas que produce la plena normalización en las relaciones diplomáticas. Recobrar la confianza perdida entre las partes son un elemento esencial para lograr este objetivo final. En este sentido, el presidente de Azerbaiyán ha mostrado una voluntad inequívoca de trabajar por una nueva senda de paz y estabilidad. Ahora, ante esta propuesta positiva tendiendo puentes entre las partes, liderada por el presidente Ilham Aliyev, sólo cabría una respuesta favorable por parte de las autoridades de Armenia. Lo contrario sería una actitud irresponsable y no constructiva. Declaraciones como las recientes del ministro de Asuntos Exteriores armenio y la actitud por parte de la oposición durante la campaña electoral incitando al odio y al revanchismo no contribuyen a construir un futuro compartido, sino a generar nuevas situaciones que puedan dar lugar a una reapertura del conflicto. Estas circunstancias provocan que no parezcan darse las condiciones adecuadas para que pueda darse una respuesta positiva por la parte armenia, aunque ante esta situación, Azerbaiyán sigue manifestando su voluntad firme de mantener el diálogo.

El presidente de Azerbaiyán se centró además en los distintos proyectos que van a ser llevados a cabo en el período posterior al conflicto, que van a situar a que Karabaj juegue un papel fundamental en la economía del país. Esto es algo que debe de ser apreciado como un hecho muy positivo por los inversores en el país.

Por último, cabe decir que la situación del periodo actual del postconflicto es frágil. Aunque el cese del fuego es respetado, la nueva etapa del postconflicto plantea numerosos retos que para que sea exitosa plantea una clara obligación de compromiso por ambas partes que debe basarse en el sucesivo desarrollo, el diálogo y la cooperación regional. La celebración de la citada conferencia ha sido por tanto más que oportuna y necesaria porque ha tratado cuestiones fundamentales como son el desarrollo y la colaboración en el postconflicto. Una vez terminada la guerra, hay que mirar al futuro con generosidad por ambas partes. Hoy más que nunca es necesaria una estrategia de desarrollo y colaboración en el Cáucaso Sur, que conviertan a Karabaj en una región próspera y estable en el mundo y que no vuelva a convertirse en un territorio de guerra y de división entre pueblos. Ojalá cuando vuelva a hablarse de esta región en los medios de comunicación sea para expresar sus bellezas y lo positivo que es viajar a esta parte del mundo, pues se ha convertido en un lugar de encuentro en ese cruce de caminos, que es el Cáucaso Sur y que une Occidente con Oriente, Europa con Asia. Que así sea.

Nigar Jafarli

Corresponsal especial de AZERTAC

Madrid

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.