SOCIEDAD


Coordinador Residente de la ONU: "El nuevo marco de cooperación acompañará a Azerbaiyán en sus esfuerzos por reconstruir una sociedad más fuerte, más equitativa y más próspera"

Bakú, 5 de marzo, AZERTAC

"El equipo de las Naciones Unidas en el país y el Gobierno de Azerbaiyán han firmado recientemente un marco de cooperación de cinco años para el desarrollo sostenible, el quinto desde que Azerbaiyán se unió a las Naciones Unidas en 1992", dijo el Coordinador Residente de la ONU en Azerbaiyán, Ghulam M. Isaczai, informa AZERTAC.

El diplomático señaló que el nuevo marco se ha diseñado en un contexto complejo e inusual, ya que el país se enfrenta al reto combinado de la pandemia del COVID19 y la recuperación del reciente conflicto. "Ha sido necesario un largo e inclusivo proceso de consulta con el gobierno, la sociedad civil, el sector privado y otras partes interesadas para establecer las áreas de cooperación en el periodo 2021-2025", dijo.

Hablando de los temas incluidos en el nuevo marco de cooperación, Ghulam Isaczai dijo: "Estas consultas mostraron que es necesario alejarse de lo habitual y avanzar hacia resultados transformadores para que Azerbaiyán pueda alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Aunque los azerbaiyanos han demostrado una enorme capacidad de recuperación en esta coyuntura crítica para el país, varios sectores de la sociedad se vieron expuestos a la amenaza de dejar el empleo, abandonar la escuela y perder el acceso a los servicios públicos y sociales esenciales. Las dos crisis también han aumentado la presión sobre los recursos naturales y han puesto a prueba los importantes esfuerzos realizados por Azerbaiyán en el pasado en materia de acción climática. La inmensa tensión causada por estos acontecimientos ha exacerbado el riesgo de violencia contra las mujeres y las niñas, incluso en el hogar.

Para superar estos retos y apoyar las prioridades socioeconómicas de Azerbaiyán esbozadas en la nueva Visión 2030, las Naciones Unidas y el Gobierno de Azerbaiyán acordaron cuatro prioridades principales para la acción conjunta: un crecimiento inclusivo que reduzca la vulnerabilidad y aumente la resiliencia; instituciones más fuertes para una mejor prestación de servicios públicos y sociales; proteger el medio ambiente y hacer frente al cambio climático; y lograr una sociedad con igualdad de género que empodere a las mujeres y las niñas.

En el primer ámbito prioritario avanzaremos en las oportunidades equitativas de participación económica y en la realización del derecho al trabajo. Trabajaremos con Azerbaiyán para garantizar que los mercados laborales adopten la innovación impulsada por las empresas y aprovechen al máximo el sólido capital humano del país, especialmente entre los jóvenes. Para 2025 habremos creado un entorno en el que la economía del país esté dirigida por innovadores, se reduzca la vulnerabilidad y se protejan los medios de vida. Habremos desarrollado acciones conjuntas con el Gobierno para garantizar que el crecimiento económico sea sostenible, diversificado y que mantenga al país en la senda de la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El área prioritaria dos tiene como objetivo apoyar al Gobierno en la creación de instituciones más sólidas para la prestación de servicios públicos y sociales, centrándose en la educación, la salud y el acceso a la información y la justicia. Para ello, apoyaremos la prestación de servicios de primera línea de manera que permita a los grupos vulnerables acceder a la protección social y resistir los efectos socioeconómicos a largo plazo de las recientes crisis. También invertiremos en ampliar el conocimiento y el acceso a la infraestructura de las TIC, promoviendo la gobernanza electrónica y garantizando que los servicios públicos y sociales estén disponibles y sean accesibles en línea.

El área prioritaria tres tiene como objetivo lograr una recuperación económica consciente del medio ambiente. Reconoce que la recuperación a largo plazo que puede ayudar al país a alcanzar los ODS (Los Objetivos de Desarrollo Sostenible) debe garantizar un equilibrio entre la seguridad energética y la protección del medio ambiente. Las Naciones Unidas apoyarán la transición hacia una economía circular, que preserve y amplíe la vida útil de los bienes, utilice los flujos de residuos como fuente de recursos secundarios y haga un seguimiento y optimice el uso de los recursos.

El área prioritaria cuatro tiene como objetivo una sociedad con igualdad de género que empodere a las mujeres y a las niñas en las esferas política, económica y social. Aunque la lente de la igualdad de género se aplica a todas las áreas prioritarias, la asociación sugiere que deben buscarse cambios concretos en la política y en la práctica para abordar las causas fundamentales de la desigualdad y promover la plena participación de las mujeres y las niñas en las decisiones que afectan a sus vidas. También se emprenderán nuevos esfuerzos para garantizar que las mujeres y las niñas, especialmente las de las comunidades marginadas y las afectadas por los conflictos, adquieran nuevas habilidades que les permitan aspirar a puestos de liderazgo en las esferas económica y política.

Aunque se trata de metas ambiciosas, es necesario acelerar las acciones y movilizar los recursos en todos los niveles de la sociedad para cumplir con el reto establecido en el Decenio de Acción de alcanzar los Objetivos para 2030. Esto supondría cambios significativos en las políticas, los presupuestos, las instituciones y los marcos normativos de los gobiernos, las ciudades y las autoridades locales, así como la acción de las personas, incluidos los jóvenes, la sociedad civil, los medios de comunicación, el sector privado y el mundo académico para generar un movimiento imparable que impulse las transformaciones necesarias.

Seguiremos aplicando una estrategia que invierta en las personas, en soluciones duraderas y en instituciones que respondan a las necesidades de los más vulnerables de la sociedad. Reflejar nuestro compromiso conjunto con los ODS y con una agenda que se basa fundamentalmente en el desarrollo del capital humano, sin dejar a nadie atrás y con un enfoque del desarrollo basado en los derechos, son los principios clave de este marco de cooperación.

El nuevo marco acompañará a Azerbaiyán en sus esfuerzos por reconstruir una sociedad más fuerte, más equitativa y más próspera. El reto de la recuperación a largo plazo del conflicto y la pandemia es inmenso, pero las semillas del éxito se han sembrado en este ejercicio de programación conjunta".

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.