POLÍTICA


Después de 28 años de separación ya estamos en Shusha

Bakú,8 de mayo, AZERTAC

El 8 de mayo es una fecha que simboliza 28 años de anhelo para Shusha. En este día de 1992 se ocupó la corona de la cultura nacional azerbaiyana, Shusha. Shusha fue ocupada durante 28 años y el pueblo azerbaiyano sufrió y lloró durante ese tiempo. Cada año, el 8 de mayo, sus heridas empezaban a sangrar, causando un dolor insoportable. Sin embargo, la esperanza del pueblo azerbaiyano nunca se ha agotado, y por eso ha podido sobrevivir a los 28 años de separación. Shusha es ahora libre, todas las heridas están curadas.

Las palabras del presidente de Azerbaiyán, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Ilham Aliyev - "¡Ya estás libre, querida Shusha! ¡Hemos vuelto, querida Shusha! Te reviviremos, querida Shusha". - pusieron fin al sufrimiento de nuestro pueblo. El 8 de mayo no parece una fecha tan triste, nuestro pueblo ya no marcará el día de la ocupación de Shusha - a partir de ahora el anhelo de 28 años ha sido sustituido por una vida llena de felicidad. Al igual que la fecha negra del 8 de mayo se ha transformado en una brillante: el 8 de noviembre.

Shusha siempre ha sido uno de los centros importantes de la vida histórica, cultural y sociopolítica de Azerbaiyán. En 1977, por iniciativa del líder nacional Heydar Aliyev, se decidió declarar la parte antigua de Shusha como reserva histórico-arquitectónica. A raíz de esta decisión, se tomaron importantes medidas para proteger los monumentos de la ciudad y perpetuar la memoria de destacadas figuras culturales y artísticas.

Como resultado de la agresión militar desatada contra Azerbaiyán el 8 de mayo de 1992, Armenia ocupó Shusha y llevó a cabo una política de destrucción del patrimonio histórico y cultural de nuestro pueblo en esta ciudad durante la ocupación.

Pero en una lucha decidida triunfó la justicia histórica: el 8 de noviembre de 2020 Shusha fue liberada de la ocupación por el ejército de Azerbaiyán. Así, la perla de Azerbaiyán y Karabaj - Shusha fue rescatada de muchos años de cautiverio y ocupación, acompañados de brutales torturas. Desde el primer día de la liberación, se inició la evaluación de los daños causados a la ciudad, a su patrimonio histórico y cultural y a la naturaleza, y se llevaron a cabo trabajos de restauración. En la actualidad se está trabajando para devolver a Shusha su antiguo esplendor, para convertirla en una de las ciudades más bellas del mundo. Para garantizar la flexibilidad y la eficacia en la organización de las obras de restauración, se presta mucha atención a la gobernanza estatal en Shusha. En este sentido, el primer nombramiento como representante especial del Presidente de la República de Azerbaiyán en los territorios liberados se realizó precisamente en el distrito de Shusha. La importancia histórica y cultural y el excepcional valor moral de esta ciudad para el pueblo azerbaiyano hacen necesario un enfoque especial. En este sentido, una mayor mejora de la administración estatal y de la regulación legal en Shusha servirá no sólo para restaurar y preservar el patrimonio histórico y cultural de la ciudad, sino también para crear las condiciones para su desarrollo sostenible.

AZERTAC examina la vida actual de Shusha, liberada de la ocupación, los planes de reconstrucción y las perspectivas de futuro.

Cada centímetro de nuestra tierra natal, cada ciudad y cada aldea son muy queridos para nosotros. Sin embargo, Shusha, que es la corona de Karabaj, ocupa un lugar especial en nuestra historia. Shusha es también la cuna de nuestra cultura. La singularidad de esta antigua ciudad es la razón por la que el presidente Ilham Aliyev declaró oficialmente a Shusha capital cultural de Azerbaiyán. Los armenios que mantuvieron a Shusha, uno de los centros importantes de la vida cultural-histórica, social-política de Azerbaiyán, bajo ocupación durante más de 28 años trataron de cambiar el aspecto de la ciudad, persiguieron una política de destrucción del patrimonio cultural-histórico de nuestro pueblo. A pesar de ello, Shusha sobrevivió y permaneció invicta. El jefe de nuestro Estado mencionó que, por mucho que el enemigo lo intentara, no consiguió cambiar la cara de la ciudad.

El presidente Ilham Aliyev, la primera dama Mehriban Aliyeva y su hija Leyla Aliyeva visitaron juntos Shusha dos veces y el victorioso comandante en jefe izó nuestra bandera tricolor en la ciudad. Las fotografías que reflejan ambos viajes fueron tomadas en los momentos grandiosos y gloriosos de nuestra historia.

Durante el primer viaje, los bustos de Khurshudban Natavan, Uzeyir Hajibeyli y Bulbul fueron colocados en lugares anteriores. Durante su estancia en Shusha, el presidente afirmó que se restaurarán las casas-museo y los mausoleos de las personas destacadas, incluido el palacio de la hija del kan, Natavan, devastado por los armenios.

El jefe de Estado ordenó la reanudación de las Noches de Poesía Vagif y el festival "Xarı Bülbül" (Khary Bulbul) que se celebrarán en Shusha a partir de este año.

Actualmente se está preparando un plan general de Shusha. Se lleva a cabo la revisión de todos los edificios.

El presidente Ilham Aliyev, la primera dama Mehriban Aliyeva y su hija Leyla Aliyeva también visitaron Jidir Duzu en Shusha. Allí, el victorioso comandante en jefe dijo que es imposible imaginar a Azerbaiyán sin Shusha, y a Shusha sin Jidir Duzu. Hoy no hay rastro del enemigo, que bailó "yalli" sobre el lugar sagrado para nostros e insultó nuestros sentimientos: "Los dueños de esta tierra han vuelto, con un arma en la mano, con una bandera, con amor a la Patria en el corazón".

Durante otra visita del jefe del Estado y sus familiares a Shusha, en vísperas de la Fiesta de Novruz, después de 28 años, se encendió una hoguera festiva en Jidir Duzu. Sería conveniente citar el discurso del presidente Ilham Aliyev en la hoguera: "Hoy celebramos La Fiesta Novruz en nuestra antigua ciudad, la capital cultural de Azerbaiyán: Shusha. Se trata de un acontecimiento histórico. Esto es una gran alegría. Alá ha escuchado las oraciones del pueblo azerbaiyano. Todos los años, en vísperas de Novruz, probablemente todos pensamos, nos decimos que el año que viene celebraremos Novruz en Karabaj, el año que viene celebraremos Novruz en Shusha, y ese día llegó. Después de 28 años, regresamos a Shusha. Celebramos Novruz en Jidir Duzu, hemos restaurado la justicia histórica. Esto es una gran felicidad. Alá ha escuchado las oraciones del pueblo azerbaiyano...".

En el Desfile de la Victoria en la Plaza Azadliq, dedicado a la victoria en la Guerra Patria, me vienen a la mente las palabras dichas sobre Shusha por los jefes de los dos estados hermanos de Azerbaiyán y Turquía, que son una nación, dos estados.

Presidente de Azerbaiyán Ilham Aliyev: "Nuestra gloriosa guerra terminó en la ciudad de Shusha. La liberación de la ciudad de Shusha el 8 de noviembre es nuestro logro histórico. Shusha fue nuestra primera ciudad que cayó bajo la ocupación y se convirtió en la última ciudad liberada de la ocupación. Después de la liberación de Shusha el enemigo se vio obligado a rendirse. La liberación de Shusha es un acontecimiento histórico. Nuestro ejército, hijos heroicos, atravesando montañas, bosques, caminos, superando escarpados acantilados, subió a Shusha y mató al enemigo en la lucha cuerpo a cuerpo, izó allí la bandera de Azerbaiyán".

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan: "La niebla en las montañas de Shusha ya no entristece. La flor de Khary Bulbul que permanecía en cautividad ya está libre y se volverá aún más hermosa. El río Kondelanchay se llenará más. El río Araz cantará su canción más fuerte. Las voces que cantan l canción tradicional "Karabakh shikesti" serán más fuertes".

La guerra patria de Azerbaiyán, que duró 44 días, ha entrado en la historia militar como la guerra del siglo XXI. La operación "Puño de Hierro" que realizamos contra los ocupantes se estudia hoy en las escuelas militares de los países avanzados del mundo. La lucha por Shusha ocupa un lugar especial en esta serie. Debido a la ubicación natural de esa ciudad, era imposible conducir tanques y otros equipos militares pesados hasta allí. Como alternativa, se eligió la táctica del combate cuerpo a cuerpo. Atravesando densos bosques, profundos desfiladeros, escalando montañas y acantilados, nuestros heroicos soldados y oficiales, armados con armas ligeras, destruyeron al enemigo en el combate cuerpo a cuerpo.

La guerra patria, la operación Shusha, que fue su episodio glorioso, mostró quién era quién. Esta batalla individual entre Azerbaiyán y Armenia destrozó el mito de la "invencibilidad del ejército armenio", mostró al enemigo y al mundo entero nuestra fuerza y se convirtió en el triunfo de la justicia...

Todos los años celebrábamos el 8 de mayo como el día de la ocupación de Shusha. Y ahora vamos a celebrar este día, con buen ánimo. Ahora celebraremos el 8 de noviembre como Día de la Victoria. El 4 de octubre se incluyó en el calendario como el día de la liberación de Jabrayil, el 9 de octubre de Hadrut, el 17 de octubre de Fuzuli, el 20 de octubre de Zangilan, el 25 de octubre de Gubadli, el 8 de noviembre de Shusha, el 20 de noviembre de Aghdam, el 25 de noviembre de Kalbajar y el 1 de diciembre de Lachin.

Por supuesto, no podemos olvidar el vandalismo cometido por los armenios en nuestras tierras y los 30 años de historia de ocupación. Actualmente se está construyendo una nueva carretera desde Fuzuli a Shusha. Llamada la "Carretera de la Victoria", se construyó con la sangre de los soldados azerbaiyanos.

Las heridas causadas por el enemigo a nuestro Karabaj se curarán gradualmente, Shusha se convertirá en una de las ciudades más bellas del mundo. Nuestro pueblo vivirá ahora para siempre en sus tierras ancestrales.

¡Shusha es nuestra! ¡Karabaj es Azerbaiyán!

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.