CIENCIA Y EDUCACIÓN


Destacada científica Aida Imanguliyeva representó dignamente los estudios orientales de Azerbaiyán en todo el mundo

19 de septiembre - Día de la memoria de la orientalista Aida Imanguliyeva

Bakú, 20 de septiembre, AZERTAC

Destacada orientalista, profesora de talento, persona cariñosa, hija y esposa maravillosa, madre abnegada. Así es el recuerdo de Aida Imangulieva, que, por desgracia, tuvo una vida corta pero brillante. En conmemoración de la profesora Aida Imanguliyeva, primera mujer doctora en ciencias en la historia de los estudios orientales de Azerbaiyán, AZERTAC ha repasado los principales hitos de su vida y actividad científica.

Aida Imanguliyeva nació el 10 de octubre de 1939 en Bakú en el ámbito de una familia culta. Tras graduarse con una medalla de oro en la Escuela Secundaria nº 132 de Bakú en 1957, ingresó en el Departamento de Filología Árabe de la Facultad de Estudios Orientales de la Universidad Estatal de Azerbaiyán (actual Universidad Estatal de Bakú). Tras graduarse en 1962, fue estudiante de postgrado en el Departamento de Historia de la Literatura de los Pueblos de Oriente Medio, y asistió a cursos de postgrado en el Instituto de los Pueblos de Asia de la antigua Unión Soviética. En 1966, Aida Imanguliyeva defendió su tesis doctoral y comenzó a trabajar en el Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias de Azerbaiyán. Con su talento y diligencia recorrió un largo camino desde asociada científica junior hasta jefa del departamento, subdirectora de trabajos científicos y finalmente directora del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias de Azerbaiyán.

En 1989, Aida Imanguliyeva defendió su tesis doctoral en Tiflis y pronto recibió el título de profesora.

Aida Imanguliyeva es autora de tres monografías fundamentales (Asociación de Plumas y Michael Nuayme, Khalil Jubran, Los corifeos de la Nueva Literatura Árabe) y de más de 70 artículos científicos, y editora de numerosas obras de Filología Oriental. Presidió el Consejo para la Defensa de Tesis Doctorales y de Candidatos sobre Literatura Asiática y Africana en el Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias de Azerbaiyán. Aida Imanguliyeva representó dignamente el orientalismo azerbaiyano en la antigua URSS y fuera de ella.

Aida Imanguliyeva prestó gran atención a la formación de especialistas altamente cualificados en estudios árabes. En la cátedra de Filología Árabe se defendieron más de 10 tesis doctorales en un corto periodo de tiempo.

Aida Imanguliyeva fue miembra del presidium de la Sociedad de Estudios Orientales de toda la Unión y del Consejo de Coordinación de toda la Unión para el Estudio de las Literaturas Orientales, y dirigió la actividad pedagógica y dio clases de filología árabe en la Universidad Estatal de Azerbaiyán.

La profesora Imanguliyeva fue la primera científica que estudió sistemáticamente las relaciones entre las literaturas oriental y occidental en Azerbaiyán. Sus numerosos trabajos científicos investigan la síntesis de las tradiciones culturales de Occidente y Oriente, el desarrollo de la escritura creativa y un nuevo estilo artístico, lo que constituye la base para el estudio no sólo de la literatura árabe, sino también de la literatura oriental moderna.

Los intereses académicos de Aida Imanguliyeva eran bastante amplios y diversos. Sin embargo, la literatura árabe fue el principal objeto de sus investigaciones científicas. Tanto los arabistas de la antigua Unión Soviética como los orientalistas europeos reconocen que Aida Imanguliyeva es la investigadora más influyente de la literatura árabe en todo el mundo.

Aida Aliyeva tenía una familia hermosa y ejemplar, y criaba hijos dignos. Su hija mayor, Nargiz Pashayeva, que ha dedicado su vida a la ciencia, es rectora de Filial de Bakú de la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú y vicepresidenta de la Academia Nacional de Ciencias de Azerbaiyán. Mehriban Aliyeva, la segunda hija, es primera vicepresidenta de la República de Azerbaiyán, jefa de la Fundación Heydar Aliyev y embajadora de buena voluntad de la UNESCO y la ICESCO. La responsabilidad, el esfuerzo por conseguir el mejor resultado en cada empresa, el rigor y la disciplina son las cualidades que su madre -la noble, brillante, con principios, talentosa, orgullosa e increíblemente bella Aida Imanguliyeva- aportó a la primera vicepresidenta, Mehriban Aliyeva, que se ha ganado el amor de millones de personas. "Poseía un corazón lleno de amor, un alma dulce y sensible. Siempre la echo de menos", confiesa Mehriban Aliyeva.

Quienes tuvieron la suerte de conocer a Aida Imanguliyeva guardan un buen recuerdo de ella, destacando su amabilidad, generosidad y desprendimiento. Ella ayudó a muchos estudiantes pobres de todas las maneras posibles, y a cuántos Aida Imanguliyeva devolvió a la vida consiguiendo medicamentos que escaseaban en aquella época. Todo esto lo hizo de puro corazón y desinteresadamente.

El recuerdo de Aida Imanguliyeva estará siempre en nuestros corazones. Sus obras son valiosas fuentes científicas, se releen, se estudian, se traducen y se reeditan. Sus obras y monografías científicas siguen siendo un recurso importante para los jóvenes estudiosos de la literatura árabe y no han perdido su relevancia.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.