POLÍTICA


Detalles de la Declaración de Shusha: "Las relaciones entre Azerbaiyán y Turquía entran en una nueva fase”

 

Bakú, 15 de junio, AZERTAC

El 15 de junio, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan realizó una visita histórica a la ciudad de Shusha, liberada de la ocupación, y firmó una declaración histórica en el corazón de Karabaj, informa AZERTAC.

La Declaración de Shusha se firmó entre los dos países hermanos y amigos en una fecha muy importante para Azerbaiyán: el 15 de junio, que marca el Día de la Salvación Nacional, 100 años después del Tratado de Kars.

La Declaración de Shusha tiene una importancia política e histórica excepcional.

Las relaciones azerbaiyano-turcas, caracterizadas por las palabras del líder nacional del pueblo azerbaiyano Heydar Aliyev "Una nación, dos estados" y de Mustafa Kemal Ataturk, fundador de la República de Turquía, "La alegría de Azerbaiyán es nuestra alegría, su dolor es nuestro dolor" se elevaron a una nueva etapa.

Este documento histórico, que es el resultado lógico de la coordinación mutua de las actividades de los dos países hermanos para proteger los intereses comunes y unir las oportunidades, incluso en cuestiones estratégicas regionales e internacionales de interés mutuo, reforzará el papel internacional y regional de Azerbaiyán y Turquía y aumentará su autoridad.

El pueblo azerbaiyano aprecia mucho el apoyo moral y político de Turquía para poner fin a los 30 años de ocupación armenia, liberar los territorios ocupados y restaurar la integridad territorial de Azerbaiyán.

Las iniciativas conjuntas de los dos países para reforzar la estabilidad y la seguridad, la reanudación de todas las comunicaciones económicas y de transporte, así como la normalización de las relaciones entre los países de la región y la garantía de una paz sostenible en la región del Cáucaso son el mejor ejemplo que demuestra la necesidad de realizar mayores esfuerzos en este ámbito.

Al mismo tiempo, las actividades del Centro Conjunto Turco-Ruso en Karabaj llaman la atención como un mecanismo eficaz para restaurar la paz en la región.

La Declaración de Shusha, guiada por los principios de independencia, soberanía, integridad territorial, inviolabilidad de las fronteras internacionalmente reconocidas y no injerencia en los asuntos internos de los Estados, es importante para reforzar los mecanismos políticos y jurídicos de las relaciones de alianza entre los dos países, que tienen políticas exteriores independientes destinadas a asegurar y proteger los intereses nacionales. Al tiempo que demuestran su solidaridad y apoyo mutuo en cuestiones internacionales, Turquía y Azerbaiyán profundizan en la cooperación bilateral, y también se apoyan mutuamente en el seno de la ONU, la OSCE, el Consejo de Europa, el Consejo de Cooperación de los Estados de Habla Turca y la Organización de la Conferencia Islámica, así como en otras organizaciones internacionales y regionales.

El documento también se centra en promover una acción coordinada y conjunta en las esferas política, militar y de seguridad en función de los intereses nacionales comunes. En caso de amenaza o agresión por parte de uno o varios terceros Estados contra la independencia, la soberanía, la integridad territorial, la inviolabilidad o la seguridad de las fronteras internacionalmente reconocidas de cualquiera de las partes, se prevé la celebración de consultas conjuntas y la adopción de iniciativas de conformidad con los objetivos y principios de la Carta de las Naciones Unidas para eliminar esta amenaza o agresión, prestar la asistencia necesaria a la otra parte de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, organizar actividades coordinadas de fuerza y estructuras de mando de las fuerzas armadas.

La Declaración de Shusha hace hincapié en los esfuerzos conjuntos para reestructurar y modernizar las fuerzas armadas de acuerdo con los requisitos modernos, la aplicación de medidas para reforzar las capacidades de defensa y la seguridad militar, la mejora de las actividades conjuntas de las fuerzas armadas de los dos países, la estrecha cooperación en la gestión de las armas y las municiones sobre la base de la tecnología moderna y la garantía de las actividades adecuadas de las estructuras y organismos competentes para este fin. Esto incluye también la celebración de reuniones periódicas conjuntas de los Consejos de Seguridad de ambos países sobre cuestiones de seguridad nacional para debatir asuntos de seguridad regional e internacional que afecten a los intereses nacionales de los países.

En cuanto a las relaciones comerciales y económicas, el documento refleja cuestiones de actualidad como la intensificación de los esfuerzos para diversificar las economías nacionales y las exportaciones, la creación de mecanismos para la libre circulación de mercancías, la continuación de los esfuerzos concertados para la utilización eficaz y el desarrollo ulterior del Corredor Meridional de Gas, el desarrollo ulterior de las capacidades de tránsito y de transporte en los tramos azerbaiyano-turcos de los corredores internacionales de transporte utilizando la tecnología de los sistemas inteligentes de transporte, la apertura de nuevas vías férreas al mercado mundial y la utilización de tecnologías modernas.

El histórico documento prevé un mayor desarrollo de la cooperación entre las diásporas azerbaiyana y turca, la adopción de medidas conjuntas sobre problemas comunes, una fuerte solidaridad, la coordinación de las actividades de la diáspora y el apoyo mutuo en la transmisión de la verdad histórica en relación con la protección de los intereses nacionales a la comunidad mundial.

Se subraya que, teniendo en cuenta que las reclamaciones irrazonables de Armenia a Turquía, los intentos de falsificar la historia y politizarla mediante la distorsión de los hechos históricos amenazan la paz y la estabilidad en la región, es importante abrir los archivos sobre los acontecimientos de 1915 y apoyar los esfuerzos de los historiadores para llevar a cabo investigaciones sobre este tema.

En el marco de la plataforma mediática azerbaiyano-turca, debe reforzarse la cooperación en el ámbito de la información, la comunicación y la diplomacia pública entre los organismos competentes de los dos países, y deben promoverse las actividades realizadas en el marco del Consejo Turco y sus instituciones afiliadas para seguir reforzando la solidaridad turca.

Observemos que las relaciones entre Azerbaiyán y Turquía han alcanzado su punto más alto. El hecho de que nuestros pueblos tengan el mismo origen, la misma lengua, la misma religión, la misma cultura y muchos otros vínculos siempre ha acercado a nuestros países, y los pueblos se han apoyado mutuamente en los días felices y tristes.

El alto nivel de las relaciones entre Azerbaiyán y Turquía contribuye significativamente al progreso y la estabilidad de la región en su conjunto. El mundo volvió a ser testigo de ello durante los 44 días de la Guerra Patria. Desde los primeros días de la guerra, la fraternal Turquía había prestado apoyo político y moral a Azerbaiyán. El presidente turco Recep Tayyip Erdogan hizo declaraciones claras e inequívocas de que Azerbaiyán no estaba solo en esa guerra y que Turquía siempre apoyaría a Azerbaiyán. Esto reforzó nuestras fuerzas y desempeñó un papel importante en la victoria en Karabaj. En particular, el hecho de que Recep Tayyip Erdoğan estuviera codo con codo con el Presidente Ilham Aliyev en el Desfile de la Victoria en la Plaza de Azadliq (Libertad) de Bakú demostró una vez más al mundo la unidad de nuestros países y la hermandad de nuestros pueblos.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.