POLÍTICA


Director del Instituto Ruso de Investigaciones Políticas: "Algunas fuerzas siguen intentando enfrentar a Rusia con Azerbaiyán y Turquía con la esperanza de que los rusos vayan a Karabaj para proteger los intereses armenios en la región"

Moscú, 20 de febrero, AZERTAC

El objetivo de la visita de los parlamentarios rusos a Azerbaiyán es familiarizarse con el trabajo de las fuerzas de paz rusas y establecer un diálogo con los socios azerbaiyanos.

Sergey Markov, director del Instituto Ruso de Investigaciones Políticas, dijo esto durante la teleconferencia Moscú-Bakú titulada "Primera visita de diputados rusos a Nagorno-Karabaj" que se celebró en el centro de prensa de la agencia de noticias "National News Service", informa AZERTAC.

Señaló que la declaración firmada entre Azerbaiyán, Armenia a través de la mediación de Rusia en noviembre de 2020 se está respetando, todo va según el plan.

Hablando de los problemas durante la reconstrucción de los territorios liberados en Karabaj, el experto destacó la importancia de proporcionar por la parte armenia un mapa de los campos de minas.

"Están muriendo civiles y soldados. En la actualidad, la principal exigencia de la parte armenia es la entrega de un mapa de los campos de minas. Si la gente se limita a lanzar minas y no las mapea, esto es de hecho un crimen de guerra", dijo S. Markov.

El segundo problema es, en su opinión, la amenaza de posibles actos terroristas por parte de los nacionalistas armenios. Los grupos ultranacionalistas no están de acuerdo con los acuerdos de paz. Las organizaciones terroristas Dashnaktsutyun y Sasna Tsrer tienen amplia experiencia en la realización de atentados terroristas.

"Garegin Nzhdeh, una personalidad muy conocida en Armenia, cooperó con el Tercer Reich, ayudó a organizar grupos subversivos en el territorio de Bulgaria, que enviaron grupos a la retaguardia del Ejército Rojo para volar puentes, matar a nuestros soldados y llevar a cabo ataques terroristas en instalaciones. Es una vergüenza que haya habido un monumento a Nzhdeh en Nagorno-Karabaj, es una vergüenza que siga en pie en Armenia", dijo el analista político.

Según Markov, la tarea más importante hoy es desbloquear las comunicaciones en los territorios liberados. El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, ha anunciado un plan a gran escala para la reactivación económica de la región. Y para ello es importante desbloquear las comunicaciones. Subrayó que Rusia y Azerbaiyán son socios estratégicos y dialogan constantemente sobre cuestiones clave.

"El gobierno de Azerbaiyán tiene un ambicioso plan: convertir los territorios liberados en un escaparate de la economía moderna. Ahora todo está en fase de proyecto. La restauración de Karabaj será un motor de desarrollo económico no sólo para Azerbaiyán, sino para toda la región. El gobierno de Azerbaiyán ha declarado en repetidas ocasiones que está esperando que Armenia y otros países se unan a él", recordó el experto.

S. Markov destacó el papel de Turquía en la victoria de Azerbaiyán en la Segunda Guerra del Karabaj. "Turquía ha logrado mucho. Turquía actuó como aliado militar de Azerbaiyán, que obtuvo una victoria completa en la Segunda Guerra de Karabaj. Turquía proporcionó sus drones de ataque y reconocimiento. Muchos países están interesados en estos drones y los están comprando.

Además, Turquía, mediante su amenaza de ayuda militar directa a Azerbaiyán, impidió que las fuerzas armadas armenias atacaran las infraestructuras de petróleo y gas de Azerbaiyán. Turquía, como uno de los actores clave en la región del Gran Oriente Medio, apoyó a Azerbaiyán con su postura política y militar. Las relaciones entre Azerbaiyán y Turquía, que constituyen una densa alianza política y militar, son reconocidas por los dirigentes rusos como un derecho inalienable de los pueblos de ambos países a la política soberana. No vemos ninguna amenaza para Rusia en esta alianza, entre otras cosas porque Rusia mantiene excelentes relaciones de asociación estratégica tanto con Azerbaiyán como con Turquía. Las ambiciones adicionales de Turquía están relacionadas con el restablecimiento de las comunicaciones y la reactivación económica de las tierras liberadas. El rumbo de Rusia es lograr un mundo multipolar junto con Turquía, desarrollar el espacio de asistencia mutua en las extensiones de Eurasia", dijo Markov.

El analista político se refirió a los ánimos revanchistas de ciertas fuerzas en Armenia. En su opinión, la reanudación de las hostilidades en Nagorno Karabaj es ya imposible. "El ejército azerbaiyano domina absolutamente al ejército armenio. En caso de reanudación de las hostilidades, el ejército azerbaiyano pasará a la ofensiva y derrotará a los grupos armenios. Será un baño de sangre. Tengo que destacar el gran humanismo del presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, que aceptó detener las acciones militares, dando así la oportunidad de salvar miles de vidas jóvenes", declaró S. Marokov.

Como subrayó el politólogo, la parte armenia trató de presentar la guerra de Karabaj no como un enfrentamiento entre Armenia y Azerbaiyán, sino entre Turquía y Rusia durante las hostilidades.

"Algunas fuerzas siguen intentando enfrentar a Rusia con Azerbaiyán y Turquía con la esperanza de que los rusos vayan a Karabaj para proteger los intereses armenios en la región. Y esto es una amenaza muy grande para los acuerdos de paz", señaló Markov.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.