SOCIEDAD


Ecocidio en Karabaj

Bakú, 3 de agosto, AZERTAC

En el sitio web de Karabakh.Center (www.karabakh.center), con la ayuda del Ministerio de Ecología de Azerbaiyán, así como de investigadores independientes, han sido recopilados muchos datos interesantes sobre el ECOCIDIO cometido por los ocupantes armenios en Karabaj.

AZERTAC presenta primera parte del material:

El medio ambiente es una de las principales áreas de preocupación para toda la comunidad internacional en vista del cambio climático global, la desertificación de la tierra y la escasez de agua potable.

Estas cuestiones se reflejan en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

En particular, el Objetivo 6 trata sobre el uso eficiente de los recursos hídricos y el acceso al agua y al saneamiento; el Objetivo 13 se refiere a la adopción de medidas para combatir el cambio climático; el Objetivo 15 abarca la protección y restauración de los ecosistemas terrestres, la gestión sostenible de los bosques, la lucha contra la desertificación y la detención de la degradación de la tierra.

Proyectados por las Naciones Unidas hasta el año 2030, estos objetivos se ven fuertemente comprometidos por la política de ocupación de Armenia, que duró casi 30 años y perturbó considerablemente el medio ambiente en el Cáucaso Meridional.

Los negocios ilegales y la explotación de los recursos naturales en los territorios ocupados provocaron un enorme daño económico y numerosas ramificaciones medioambientales.

La tala y la quema de bosques, la contaminación de los recursos hídricos, la destrucción de la flora y la fauna y la malversación de los recursos naturales han alterado el equilibrio medioambiental. La degradación sin freno de la naturaleza provocó una reacción de las organizaciones ecologistas incluso en la propia Armenia.

Las consecuencias medioambientales de una actividad económica ilegal en los antiguos territorios ocupados de Azerbaiyán se recogen en el informe del Ministerio de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán titulado "Illegal Economic and Other Activities in The Occupied Territories of Azerbaijan".

El derecho internacional clasifica cualquier ocupación militar como temporal por defecto, y no prevé la adquisición de soberanía sobre el territorio ocupado por parte del país ocupante; por lo tanto, escribe el informe del Ministerio de Asuntos Exteriores, el estatus legal de este territorio no debe cambiar por el hecho de la ocupación.

El derecho internacional prohíbe específicamente cualquier actividad destinada a alterar el sistema jurídico y cambiar el carácter físico, cultural y demográfico de un territorio ocupado, ya que está prohibido cualquier tipo de anexión. No se reconocerá la anexión resultante de una agresión militar.

No se permitirá la explotación de los habitantes, los recursos u otros bienes del territorio ocupado en beneficio de la potencia ocupante o de su población", escribe el informe, refiriéndose a la práctica del derecho internacional.

En el caso de Karabaj, sin embargo, esta normativa no representa ningún obstáculo para el país ocupante.

El impacto medioambiental también ha sido señalado en varios documentos emitidos por estructuras internacionales.

Por ejemplo, un informe del Banco Asiático de Desarrollo sobre Azerbaiyán señala que la agresión ha provocado, entre otras cosas, la degradación de las tierras.

Los daños medioambientales en la región han sido demostrados por imágenes, realizadas por AzerCosmos e incluidas en el informe de 2019 titulado "Illegal Activities In The Territories of Azerbaijan Under Armenia's Occupation: Evidence From Satellite Imagery". La gran escala de las actividades económicas ilegales en estas tierras es una prueba de las importantes inversiones realizadas.

Una vez que Azerbaiyán obtuvo la victoria en la Guerra Patria y liberó sus territorios, el gobierno puso en marcha una evaluación de las pérdidas que Armenia había causado a Azerbaiyán durante los años de ocupación en diferentes aspectos, entre ellos el medioambiental.

Azerbaiyán ya ha mantenido que exigirá, a través de los tribunales internacionales, una compensación por los daños tanto a Armenia como a las empresas internacionales que han realizado negocios ilegales en los territorios anteriormente ocupados de Azerbaiyán.

"Por supuesto, la explotación ilegal de nuestros recursos naturales es un hecho innegable. Tenemos los nombres de las empresas. Debo decir que si las empresas que explotaron ilegalmente nuestro oro y otros yacimientos no pagan una indemnización, este asunto irá a los tribunales. Si no entregan esta compensación, todos los casos irán a los tribunales internacionales, y serán humillados", dijo el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, durante la videoconferencia del 6 de enero de 2021 dedicada a los resultados del año 2020.

Destrucción de la biodiversidad

Los antiguos territorios ocupados de Azerbaiyán estaban cubiertos en total por cerca de 260 mil hectáreas de bosques que, sin embargo, se han ido reduciendo rápidamente en los últimos 30 años.

Las imágenes de satélite han mostrado la deforestación en curso en estos territorios; en particular, se talaron grandes franjas de bosque para construir un canal de agua cerca del embalse de Sarsang (distrito de Теrter).

El informe del Ministerio de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán señala que se talaron especies valiosas (nogales, robles, pinos, caquis y otros árboles especialmente protegidos) y que la madera talada se entregó a Armenia para fabricar muebles, barriles y culatas de rifles. Miles de hectáreas de bosque fueron taladas a medida que las nuevas minas entraban en funcionamiento. Muchas especies de árboles están ya al borde de la extinción.

El informe también escribe que la tala ilegal de madera en los territorios ocupados también ha sido confirmada por fuentes armenias.

No es casualidad que la industria del mueble y las exportaciones hayan crecido en Armenia en los últimos años, lo que es un indicio indirecto de que han utilizado los recursos forestales de Karabaj, repletos de valiosas especies de árboles.

Según el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales de Azerbaiyán, muchas especies de árboles y arbustos de Karabaj están al borde de la extinción: tejo, storax, roble de Araz, nuez de ala, plátano oriental, granada común, uva de bosque, acebo, boj, pino, caqui común, pera de hoja de sauce, etc., entre ellos.

70 de las más de 460 especies de árboles y arbustos de la región son endémicas, es decir, no crecen de forma natural en ninguna otra parte del mundo.

La lista de empresas implicadas en la deforestación y el comercio ilegal de madera en los antiguos territorios ocupados, comunicada por el Ministerio de Asuntos Exteriores, incluye a Max Wood Ltd., una empresa registrada en Armenia y fundada por Mher Bagratyan y Enrique Viver Camin, ciudadano español. Camin estableció una operación de secado de madera en la aldea de Koghb, en la región armenia de Tavush, que causó graves daños al medio ambiente regional al talar los valiosos árboles de la zona.

Con las deudas pendientes con el servicio forestal armenio y las protestas de la población local, Camin trasladó su negocio de madera a los territorios entonces ocupados de Azerbaiyán. El informe del Ministerio de Asuntos Exteriores cita a Harutyun Pambukyan, miembro del Parlamento armenio del entonces gobernante Partido Republicano, quien confirmó que Max Wood Ltd., con los esfuerzos y la participación directa de él mismo y sus amigos, había llegado a acuerdos sin precedentes con varias empresas europeas de renombre, como Beretta y Browning, para enviarles detalles de madera para rifles de caza fabricados con las raíces de los nogales.

Los territorios liberados albergan reservas naturales y santuarios de vida silvestre de Azerbaiyán con una superficie total de 43 mil hectáreas, incluyendo las reservas de Basitchay y Garagol y los santuarios Lachin, Qubadli, Arazboylu y Dashalti. Antes de la ocupación, albergaban numerosas especies de flora y fauna, incluidas en el Libro Rojo de la República de Azerbaiyán, muchas de las cuales ya se han extinguido.

Según Arzu Samadova, directora del Servicio de Protección de la Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales, hay unas 43.000 hectáreas de zonas naturales especialmente protegidas en los territorios liberados, es decir, 2 reservas estatales y 4 santuarios de fauna. Se restaurarán pronto, dijo en su entrevista del 11 de enero de 2021 con Trend. Ya han comenzado los trabajos para evaluar la situación de estos territorios.

La deforestación a gran escala sin precedentes en Karabaj fue cubierta incluso por los medios de comunicación armenios.

Por ejemplo, Hetq informó en diciembre de 2019 que entre 2014 y 2018 la llamada "RNK" (un régimen separatista que Armenia estableció en los antiguos territorios ocupados de Azerbaiyán) había talado 2,3 veces más árboles que en la propia Armenia (404,8 frente a 175,3 mil metros cúbicos). 102.488 mil metros cúbicos de bosques fueron talados en Karabaj sólo durante 2017. Hetq informó en noviembre de 2018 que entre 2012 y 2016 también se había producido una deforestación en Karabaj 2,3 veces superior a la de Armenia.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.