POLÍTICA


Edición rusa: "El genocidio de Joyalí, la herida más dolorosa de Azerbaiyán"

Moscú, 10 de marzo, AZERTAC

La masacre de Joyalí fue uno de los crímenes de guerra más brutales en el territorio postsoviético, pero a nivel internacional no ha recibido ni la resonancia adecuada, ni una investigación apropiada, cercana y a gran escala.

Según AZERTAC, así lo afirma un artículo de Evgeny Vladimirov publicado en la edición online rusa Polit.ru.

El autor recuerda que el año que viene se cumplirán en Azerbaiyán treinta años de la tragedia de Joyalí, uno de los sucesos más impactantes y dolorosos de la primera guerra de Karabaj.

"A finales de febrero de 1992, según las últimas estimaciones, murieron 613 personas durante el asalto a Joyalí, la única ciudad de Karabaj con un aeródromo capaz de recibir grandes aviones de transporte y militares. La mayoría de las víctimas eran civiles que intentaban abandonar la ciudad ocupada a través de las montañas", escribe.

Según E. Vladimirov, a principios de la década de 1990, el mundo estaba centrado en otros dramas políticos, y Jodzhali, la herida nacional más dolorosa de Azerbaiyán, fue percibida durante mucho tiempo no como el incidente regional más destacado, sino más bien como uno de los muchos fuegos de las luchas étnicas que envolvían las afueras del recién disuelto imperio soviético.

"En 2008, por iniciativa de la vicepresidenta de la Fundación Heydar Aliyev, Leyla Aliyeva, se lanzó la campaña internacional "¡Justicia para Joyalí!", que se posicionó como "propagandística y educativa". La tarea de la campaña es reconocer lo ocurrido en las más altas instancias internacionales como un genocidio de civiles. "Justicia..." edita libros, publica materiales de numerosas investigaciones, produce películas, realiza exposiciones y conferencias. La campaña es efectiva: a día de hoy, 18 países han adoptado resoluciones sobre el reconocimiento de los sucesos de Joyalí como genocidio de la población pacífica. Rusia no está en esta lista, aunque varios diputados, por ejemplo, participaron recientemente en las procesiones conmemorativas en Bakú, dedicadas a la tragedia de Joyalí", señala el material.

El autor dice que los azerbaiyanos de Rusia conmemoran esta fecha negra cada año. Este año, la reunión conmemorativa se celebró en la mansión de Spiridonov, y el ambiente emocional del evento no podía sino diferir del de los años anteriores.

"Polad Bulbuloglu, embajador de Azerbaiyán en Rusia, señaló con satisfacción que, por primera vez en muchos años, Azerbaiyán celebra el aniversario de la tragedia de Joyalí como una nación victoriosa. Según el embajador, la segunda guerra del Karabaj devolvió a Azerbaiyán no sólo el territorio, sino también la dignidad, reuniendo a "un pueblo azerbaiyano multiétnico, que incluye a rusos y lezgos, judíos y tártaros, ávaros y udinos, tártaros y georgianos, talysh y kurdos y representantes de otras etnias". Azerbaiyán perdió miles de vidas jóvenes en la guerra por Karabaj, no sólo para que los refugiados puedan por fin volver a casa, sino también para garantizar que nunca más haya una guerra en esta tierra", escribe el autor.

Vladimirov presenta a los lectores las opiniones de destacados expertos y figuras públicas rusas que asistieron a la conmemoración en Moscú.

Por ejemplo, el director del Instituto de Estudios Políticos, Sergei Markov, calificó la tragedia de Jodzhali como "un crimen de guerra preparado para provocar una limpieza étnica masiva de los territorios". "Se hizo para mantener aterrorizadas a decenas de miles de familias para que pudieran huir de estos territorios y conservar estos territorios para un futuro intercambio sobre el estatus de Karabaj", dijo S. Markov. Cree que es necesario investigar el crimen: "Probablemente no sea fácil, pero habrá que hacerlo. La humanidad exigirá que los autores de este crimen de guerra contra la humanidad sean estrictamente castigados.

Igor Korotchenko, redactor jefe de la revista National Defense, está convencido de que la investigación de la tragedia es necesaria "en primer lugar, para que no se repitan jamás tales atrocidades en nuestras vidas y en las de las generaciones futuras". I. Korotchenko cree que es necesario crear un tribunal internacional para los crímenes cometidos durante el conflicto de Nagorno-Karabaj. Todos los documentos y pruebas de la tragedia de Jodzhali, según su convicción, deben ponerse a disposición de la comunidad internacional: "Es necesario que este tipo de cosas se califiquen de genocidio también desde las tribunas de las organizaciones internacionales". Admitió que la nueva convocatoria de la Duma Estatal que se elegirá en septiembre de 2021 puede plantear la cuestión del reconocimiento de la tragedia de Joyalí como genocidio.

El dr. Stanislav Chernyavskiy, director del Centro de Estudios Postsoviéticos del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, expresó su esperanza de que "las fuerzas sanas de Armenia comprendan que hay que volver a la cooperación y al entendimiento mutuo que existía entre las naciones vecinas en la época soviética".

Al evaluar los acontecimientos, el político y periodista Maxim Shevchenko dijo que el país ha recorrido un largo camino desde Joyalí hasta la toma de Shusha. Durante estos treinta años, afirmó, ha sido posible lograr un cambio radical en el estado espiritual de la nación, sin violencia ni sangre para arreglar las relaciones interétnicas dentro de Azerbaiyán, para educar a la nueva generación, impulsada por el sentido del patriotismo y la justicia. Joyalí, según su convicción, se convirtió en el punto desde el que el pueblo azerbaiyano, ya al borde del abismo, pudo alzarse con la victoria. M. Shevchenko también habló de la necesidad de comprender las razones de la tragedia de Joyalí. En su opinión, la razón no es el conflicto entre las naciones armenia y azerbaiyana. "Nuestros abuelos - azerbaiyanos, rusos y armenios - ganaron esta bestia el 9 de mayo de 1945", comentó y se refirió al sentimiento de superioridad y exclusividad nacional como fuente de las principales tragedias y desgracias del pasado y quizás del presente siglo.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.