POLÍTICA


El Parlamento de Azerbaiyán expresa su actitud ante la resolución adoptada por la Asamblea Nacional de Francia

El Parlamento de Azerbaiyán expresa su actitud ante la resolución adoptada por la Asamblea Nacional de Francia

Bakú, 1 de diciembre, AZERTAC

Tras la conocida resolución adoptada por el Senado de Francia el 15 de noviembre de 2022, la Asamblea Nacional de Francia ha organizado una acción política sesgada contra Azerbaiyán el 30 de noviembre, en abierta falta de respeto a las normas y principios del derecho internacional, un acto tendencioso, parcial e injusto contra la integridad territorial y la soberanía de nuestro Estado. Estas resoluciones adoptadas por el Senado y la Asamblea Nacional de Francia significan la transformación de los órganos legislativos franceses en una plataforma para una aventura política. También rechazamos categóricamente esta resolución de la Asamblea Nacional francesa y la consideramos una hipocresía política.

Según AZERTAC, así lo ha declarado Milli Majlis de la República de Azerbaiyán (Parlamento) en relación con la resolución adoptada por la Asamblea Nacional francesa.

Es un hecho indiscutible que durante los casi 30 años de ocupación de tierras azerbaiyanas por parte de Armenia, la razón principal de la ineficacia de los esfuerzos emprendidos para la solución pacífica del conflicto fue que el Estado agresor no fue reconocido como tal, y los Estados que asumió la misión de mediación, en particular Francia, recurrió al doble rasero; se equiparó el estado ocupante y el estado sujeto a la ocupación, no se cumplieron los requisitos de las conocidas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, no se mostró la debida determinación hacia el estado armenio, que descuida las normas internacionales, y en algunos casos abierto aliento fue observado.

Cabe señalar con pesar que hoy los pasos provocativos de las autoridades francesas, incluidas ambas cámaras del parlamento, dan un golpe a la implementación de la agenda pacífica entre Azerbaiyán y Armenia, la normalización de las relaciones, sirven a los objetivos de la ideología chovinista armenia basados en reclamos territoriales contra los estados vecinos, alientan a las fuerzas separatistas revanchistas y agresivas, presagian nuevas amenazas para la región. Es inaceptable proyectar la agenda política interna de Francia y los intereses de varios círculos de lobby armenio en la región del sur del Cáucaso sobre la base de puntos de vista políticos populistas.

La resolución no refleja hechos como la política de ocupación y limpieza étnica de Armenia contra Azerbaiyán durante 30 años, el genocidio de Joyalí, el bombardeo de ciudades azerbaiyanas con misiles balísticos durante la guerra de 44 días, el saqueo de 9 ciudades y más de 300 pueblos de Azerbaiyán durante la ocupación, La política de plantación de minas totales y el terrorismo de minas, así como el hecho de que se haya denunciado la desaparición de unos 4.000 de nuestros ciudadanos y que Armenia no facilite información sobre la ubicación de las fosas comunes, todo ello demuestra abiertamente que no es más que una orden política barata.

Por otra parte, la propia historia de Francia, que acusa injustamente a Azerbaiyán de crímenes de guerra contra Armenia, está repleta de ejemplos de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Las atrocidades cometidas por Francia, que ocupó los territorios de más de 50 estados en diferentes regiones del mundo, saqueó sus riquezas, mantuvo a sus pueblos en la esclavitud durante muchos años, incluyendo crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra, son páginas negras de la historia de la humanidad. Durante los años de colonialismo, las fuerzas armadas francesas masacraron a cientos de miles de civiles por motivos étnicos y religiosos y se dedicaron abiertamente al comercio de esclavos. Los crímenes del genocidio son una mancha imborrable en la historia política de Francia.

Francia sigue sin devolver a sus legítimos propietarios una serie de territorios sometidos a descolonización y prosigue la anexión de los mismos sobre la base de una política de neocolonialismo. El racismo, la islamofobia y el antisemitismo han alcanzado un nivel extremo en Francia, es un hecho innegable. Los políticos franceses no deben olvidar que el colonialismo es un crimen contra la humanidad.

La República de Azerbaiyán, como Estado independiente, desarrolla relaciones con todos los países sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo. Todo el mundo debe entender que la gran victoria obtenida por nuestro pueblo en la guerra de 44 días en otoño de 2020, aseguró la restauración de la justicia y la integridad territorial de la República de Azerbaiyán. Al liberar Karabaj y Zangazur Oriental, tierras históricas ancestrales de la ocupación, el Estado azerbaiyano, con sus propias fuerzas, garantizó la aplicación de las decisiones de la ONU y de otras organizaciones internacionales. De este modo, se cumplió con éxito la misión histórica de prevenir y eliminar las consecuencias de la larga política de ocupación y limpieza étnica de Armenia contra el pueblo y el Estado azerbaiyanos.

En este sentido, los miembros del Parlamento francés deben abandonar la práctica de distorsionar los acontecimientos que tienen lugar en el Cáucaso Sur, y poner fin a la retórica y a las acciones que podrían obstaculizar la posibilidad histórica de establecer relaciones interestatales civiles entre Azerbaiyán y Armenia. Sería más útil y eficaz que la Asamblea Nacional francesa revisara con justicia el pasado colonial de su país y lo valorara política y jurídicamente de forma correcta, que cumpliera con sus obligaciones para prevenir los casos de racismo, islamofobia y antisemitismo que golpean a Francia, y que escuchara las preocupaciones de los ciudadanos franceses de a pie".

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.