NOTICIAS OFICIALES


El Presidente Ilham Aliyev colocó la primera piedra de la autopista Fuzulí-Shushá y del aeropuerto Fuzulí en el distrito de Fuzulí, visitó la ciudad de Shushá ACTUALIZADO

Bakú, 15 de enero, AZERTAC

El 14 de enero, el presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, colocó la primera piedra de la autopista Fuzulí-Shushá en el kilómetro 27 de la autopista Ahmadbaylí-Fuzulí-Shushá, así como un aeropuerto en el distrito de Fuzulí,informa AZERTAC.

El presidente Ilham Aliyev, la primera dama Mehriban Aliyeva y su hija Leyla Aliyeva visitaron después la ciudad de Shushá, capital de la cultura azerbaiyana liberada recientemente de la ocupación.

El nuevo proyecto de la autopista Fuzulí-Shushá incluye la construcción de puentes y túneles. La nueva carretera se conectará con el aeropuerto de Fuzulí y se construirá una nueva carretera a manantial "Isa bulagí.

El jefe de estado y la primera dama echaron los cimientos de la carretera.

El presidente Ilham Aliyev colocó entonces la primera piedra del aeropuerto internacional del distrito de Fuzulí.

El aeropuerto, que tendrá una pista de 2.800 metros de largo, estará equipado con infraestructura de acuerdo con las normas internacionales.

Aquí se crearán todas las condiciones para la llegada y salida de los aviones y la comodidad de los pasajeros.

El presidente Ilham Aliyev declaró:

-Hoy, el 14 de enero, se han puesto los cimientos del Aeropuerto Internacional de Fuzulí. He informado al pueblo azerbaiyano sobre la construcción del aeropuerto. Este es un proyecto muy importante para el desarrollo de nuestras regiones liberadas. El Aeropuerto Internacional de Fuzulí se pondrá en marcha este año. Por lo menos la pista de aterrizaje debe ser puesta en marcha este año. El edificio del aeropuerto puede ser entregado este año o el próximo. El propósito principal de este aeropuerto es facilitar la llegada de visitantes extranjeros a Shushá. La distancia de aquí a Shushá no es muy grande. Teniendo en cuenta el hecho de que la fundación de una nueva autopista Fuzulí-Shushá de cuatro y en algunos lugares de seis carriles fue puesta hoy temprano, los visitantes extranjeros podrán llegar al Aeropuerto Internacional de Fuzulí y viajar a Shushá muy cómoda y rápidamente.

He declarado a Shushá la capital cultural de Azerbaiyán. Se han iniciado los trabajos para restaurar la ciudad de Shushá, recuperar su aspecto histórico. En general, sólo han pasado dos meses desde que terminó la guerra, pero ya han comenzado los trabajos de construcción. Se construirá un segundo aeropuerto internacional en nuestras tierras liberadas en los distritos de Kalbadjar o Lachín. Se está seleccionando un sitio y la construcción de dos aeropuertos internacionales debe ser completada en un futuro próximo.

El gran retorno comienza. Todo el trabajo ha comenzado. Estoy seguro de que así como expulsamos al enemigo de nuestras tierras en poco tiempo - en unos 44 días - restauraremos nuestras tierras ancestrales de Karabaj en poco tiempo.

¡Karabaj es Azerbaiyán!

El presidente Ilham Aliyev, la primera dama Mehriban Aliyeva y su hija Leyla Aliyeva se dirigieron entonces a la ciudad de Shushá.

El Presidente de Azerbaiyán, el comandante en Jefe Ilham Aliyev izó la bandera tricolor nacional en la ciudad de Shushá.

El Jefe de Estado se reunió entonces con los militares y pronunció un discurso.

Discurso del Presidente Ilham Aliyev

- Queridos soldados, el 8 de noviembre pasará para siempre a la historia de nuestro pueblo. El 8 de noviembre, Azerbaiyán obtuvo una brillante victoria al liberar nuestra antigua ciudad de Shushá del enemigo. La liberación de Shushá requirió un gran heroísmo, profesionalismo y espíritu nacional. El ejército azerbaiyano demostró todas estas características nobles.

He llegado a Shushá usando el camino de la victoria. Ese camino está ahora abierto. Antes no había nada. Pasando por montañas, bosques, valles y decenas de kilómetros, el heroico ejército azerbaiyano liberó aldeas y asentamientos a lo largo del camino, se acercó a la ciudad de Shushá, liberó la aldea de Dashaltí y luego liberó a Shushá de los ocupantes.

Confío en que la operación de Shushá se incluya en los libros de texto de las principales escuelas militares internacionales. Ya sé que los expertos de muchos países desarrollados analizan cada día de la guerra de 44 días. Porque cada día de la guerra de 44 días es un día de victoria. La liberación de Shushá fue el mayor golpe al enemigo porque el enemigo pensó que era imposible liberar a Shushá, y probablemente tenían razón hasta cierto punto. Porque el Panahali khan construyó esta ciudad de tal manera que las rocas escarpadas y el paisaje natural protegen a Shushá de todos los lados. En mayo de 1992, Shushá fue ocupada como resultado de la traición del entonces líder de Azerbaiyán y del dúo APP-Musavat que luchaba por el poder. En ese momento, los armenios dieron a su llamada operación un nombre: boda en las montañas. Pero no hubo ninguna operación. La ciudad de Shushá fue desocupada. El entonces ministro de Defensa dijo que si Shusha se perdía, se dispararía a sí mismo en la cabeza. Huyó cobardemente de Shushá. Después de eso, los armenios inventaron leyendas sobre esta operación, la supuesta boda en las montañas. Hemos organizado una boda para ellos que recordarán para siempre. Los heroicos hijos de Azerbaiyán liberaron a Shushá de los ocupantes llevando a cabo una operación militar perfecta, demostrando valor, valentía, heroísmo, fuerza y espíritu nacional, y después de una larga pausa se izó la bandera de Azerbaiyán en Shushá el 8 de noviembre.

Cuando se inauguró la Plaza de la Bandera Nacional en Bakú, dije en mi discurso que llegaría el día en que se izara la bandera azerbaiyana en los territorios ocupados, incluido Shushá. Y este día ha llegado. Recuerdo que algunos representantes del régimen separatista armenio dijeron en ese momento que la bandera azerbaiyana sólo podría izarse en Shushá si Azerbaiyán reconociera la llamada "república de Nagorno-Karabaj" y luego abriera una embajada en Nagorno-Karabaj. Fíjense en las expresiones repugnantes y arrogantes que usaron. Ahora no pueden pronunciar una palabra. Vinimos aquí como ganadores, izamos nuestra bandera, la bandera de Azerbaiyán está ondeando en todas las tierras liberadas. Hemos llegado aquí a través de la lucha. Nadie nos dio estas tierras. Ninguna negociación tuvo importancia alguna. Vimos que teníamos que liberar nuestras tierras por nuestra cuenta, y lo hicimos. Hemos demostrado nuestra fuerza al mundo entero aplastando la cabeza del enemigo. Obligamos al enemigo a arrodillarse ante nosotros y a firmar el acto de capitulación. Esto es lo que pasó, y el humillante acto de capitulación pasará a la historia para siempre. El mundo entero está hablando de nuestra victoria. Los principales medios de comunicación del mundo escriben sobre la brillante victoria de Azerbaiyán y publican informes. Se están publicando artículos analíticos, se escribirán libros.

La guerra de 44 días de nuestro glorioso ejército es la guerra del siglo XXI. Nos habíamos preparado adecuadamente para esta guerra, y no lo ocultamos. He dicho muchas veces, incluso en mis reuniones con el ejército, que si el enemigo no abandona nuestras tierras por voluntad propia, lo obligaremos a salir de ellas. La fuerza jugará un papel, y así sucedió. Cada día de la guerra de 44 días fue un día de victoria. Cada día avanzamos. No retrocedimos ni una sola vez. Esta es una ocasión muy rara en las guerras. Hay ataques en las guerras, hay reveses, hay maniobras, pero avanzábamos todos los días. Cada semana liberamos docenas de asentamientos de los ocupantes. Como resultado, liberamos más de 300 asentamientos y Shushá asestando golpes aplastantes al enemigo. Los obligamos a retirar sus tropas de los distritos de Agdam, Lachín y Kalbadjar en sólo 20 días. Fueron expulsados de nuestras tierras y nosotros regresamos. Desde el día que empezó la guerra, les dije que dejaran nuestras tierras. Decía que los líderes armenios debían asumir esta responsabilidad, que nos dieran un calendario de cuándo dejarían nuestras tierras, y yo habría parado la guerra. De lo contrario, iremos hasta el final. A pesar de todas las presiones, todas las llamadas telefónicas y todas las amenazas, dije que iríamos hasta el final y expulsaríamos al enemigo de nuestras tierras. Lo hicimos, llegamos hasta el final, expulsamos al enemigo y lo obligamos a firmar un acto de capitulación el 10 de noviembre, terminando así la guerra.

Esta guerra vivirá para siempre en nuestra historia. Ganamos esta guerra a expensas de las vidas y la sangre de nuestros mártires, a expensas de la valentía de nuestros soldados. ¡Que Dios se apiade de todos nuestros mártires! ¡Que Dios conceda paciencia a sus familiares! Todas las familias de los mártires están siendo atendidas por el Estado. Todas las familias de los mártires serán proporcionadas con apartamentos y casas por el estado. Las instrucciones ya han sido emitidas este año. El subsidio para las familias de los mártires se ha aumentado de 300 a 500 manats, y estas familias siempre estarán en el centro de atención. El Estado ya ha proporcionado apartamentos a las familias de 9.000 mártires muertos en la Primera Guerra de Karabaj. Nuestros soldados heridos están siendo atendidos por el Estado. Se resolverá el problema de la rehabilitación de los militares discapacitados y de proporcionarles prótesis modernas. He concedido altas órdenes y medallas a miles de militares que mostraron heroísmo en la guerra. La Orden de la Guerra Patria es la orden militar más alta de Azerbaiyán. La Orden de la "Victoria", la Orden del "Karabaj". Yo mismo sugerí los nombres de todas estas órdenes. Los militares que se distinguieron en la liberación de nuestros asentamientos y ciudades recibieron medallas con los nombres de estos distritos. Nuestro ejército liberó con éxito los distritos de Jabrayil, Fuzulí y Jodjavand, los asentamientos de Sugovushán y Hadrut, la cordillera de Murovdag, la parte meridional del distrito de Lachín, Gubadlí, los distritos de Zanguilán y el 8 de noviembre la ciudad de Shushá. El 9 de noviembre, el enemigo se rindió, se puso de rodillas y admitió su derrota.

Somos un pueblo victorioso. La última vez que vine a Shushá fue hace 39 años. Vine aquí dos veces hace 39 años, la primera el 14 de enero. Aquí estoy de nuevo hoy, el 14 de enero. Esta vez vine como comandante en jefe del victorioso ejército azerbaiyano, el triunfante ejército azerbaiyano. He venido como el comandante en Jefe del victorioso Ejército, y digo aquí bajo la bandera sagrada y delante de los heroicos soldados que viviremos en estas tierras para siempre. Restauraremos Shushá y todas las demás ciudades y aldeas destruidas. Restauraremos todos nuestros sitios históricos destruidos. Armenia difundió falsas especulaciones sobre Shushá en todo el mundo, afirmando que Shushá es su antigua ciudad. ¡¿Cómo puede ser una ciudad construida por Panahali Khan una ciudad armenia?! Después de todo, es una cuestión de historia reciente, de acontecimientos recientes. Si la consideraban su ciudad, ¿por qué la llevaron a un estado tan deplorable? ¿Por qué destruyeron todos los edificios? ¡Vean cómo es la ciudad! Durante 30 años, volaron todo en pedazos, pero sólo construyeron villas y crearon condiciones para ellos mismos.

Restauraremos esta ciudad. Un gran grupo fue enviado aquí por instrucciones mías y todos los análisis se hicieron. Recibí la primera actualización ayer y ya he dado las instrucciones pertinentes. En un futuro próximo, aseguraremos la restauración de Shushá de forma planificada. Por supuesto, a partir de ahora debemos proteger a Shushá. Nuestros soldados, nuestros heroicos hijos protegerán a Shushá para que el enemigo no se atreva a mirar en esta dirección. He dicho que si alguien en Armenia piensa en la venganza, se enfrentará a nuestro puño de hierro de nuevo. Este puño de hierro les rompió la espalda y les aplastó la cabeza. Si cometen alguna provocación contra nosotros, nuestra respuesta será muy dura, lo lamentarán mucho y se enfrentarán de nuevo a una amarga derrota. Nadie puede pararse frente a nosotros. Esto siempre será así de ahora en adelante. El ejército azerbaiyano, las fuerzas especiales, nuestros heroicos hijos, los combatientes de las unidades militares deben proteger a Shushá y a todas las tierras liberadas, para que el enemigo no intente hacer nada nunca más. Si lo hacen, el final será amargo.

Al final de mi discurso en el Callejón de los Mártires el 8 de noviembre, anunciando la liberación de Shushá al pueblo de Azerbaiyán, dije: ¡querida Shushá, eres libre! ¡Querida Shushá, hemos vuelto! ¡Querida Shushá, te reviviremos! Hoy repito las mismas palabras. ¡Shushá es nuestra! ¡Karabaj es Azerbaiyán!

Luego se tomó una foto junto con los militares.

El jefe de Estado, la primera dama y su hija Leyla también visitaron las mezquitas de Ashagi Govharaga y Yujari Govharaga en Shushá.

Como resultado de la ocupación por Armenia de tierras azerbaiyanas, incluida Shushá, se destruyeron monumentos históricos y culturales y se saquearon casas-museo.

Entre ellos se encuentran los bustos de Jurshidbanu Nataván, Uzeyir Hadjibayli y Bulbul en Shushá. Estos bustos son testigos del vandalismo armenio. En uno de sus discursos, el presidente Ilham Aliyev dijo que, tras el restablecimiento de la integridad territorial de Azerbaiyán, los bustos de Bulbul, Nataván y Uzeyir Hadjibayli serán devueltos a Shushá. Estas palabras del Jefe de Estado ya se han hecho realidad. Los bustos de estos genios fueron restaurados en Shushá.

El presidente Ilham Aliyev, la primera dama Mehriban Aliyeva y su hija Leyla Aliyeva también vieron manantial "Natavan bulagí", y la casa museo de Bulbul.

El presidente Ilham Aliyev, la primera dama Mehriban Aliyeva y su hija Leyla Aliyeva llegaron al lugar donde se encontraba el busto y el mausoleo de Molla Panah Vaguif.

Como parte de la visita a Shushá, el presidente Ilham Aliyev, la primera dama Mehriban Aliyeva y su hija Leyla Aliyeva también visitaron al Djidir Duzu.

El presidente Ilham Aliyev, la primera dama Mehriban Aliyeva y su hija Leyla Aliyeva se familiarizaron con la iglesia de Gazanchí en Shushá.

Durante la ocupación, los armenios comenzaron a construir un nuevo edificio para trasladar el "parlamento" de la llamada "república de Nagorno-Karabaj" a Shushá. Shushá fue liberada de la ocupación el 8 de noviembre de 2020. La construcción del edificio del "parlamento" del llamado régimen quedó sin terminar.

El Presidente Ilham Aliyev comentó:

- Tenían planes para trasladar el parlamento de la autodenominada "república de Nagorno-Karabaj" a Shushá. Este fue otro intento de armenizar la ciudad de Shushá. De hecho, habían comenzado la construcción. Habían comenzado la construcción de este edificio como el parlamento de la llamada "República de Nagorno-Karabaj". Pero no lograron terminarlo. Nosotros, los verdaderos dueños de estas tierras, hemos vuelto. Los echamos de aquí, así que sus horribles acciones nunca se materializarán. ¡Karabaj es Azerbaiyán!

El presidente Ilham Aliyev, la primera dama Mehriban Aliyeva y su hija Leyla Aliyeva vieron entonces el edificio destruido por los vándalos armenios de la escuela Shusha Realni.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter