SOCIEDAD


El descenso de los pacientes activos de coronavirus no significa el fin de la pandemia

Bakú, 3 de febrero, AZERTAC

La vacunación contra un nuevo tipo de coronavirus (COVID-19) se lleva a cabo actualmente en nuestro país. Como cualquier otra vacuna, la vacuna contra el COVID-19 tiene efectos secundarios. Los efectos secundarios adversos se dividen en grandes y pequeños. Todavía no se han notificado reacciones alérgicas ni shock anafiláctico, relacionados con efectos a gran escala. Sin embargo, se han observado dolor y molestias en el lugar de la inyección y fiebre, que no se consideran efectos secundarios graves, según el miembro del Grupo de Trabajo sobre Enfermedades Infecciosas, (TƏBİB, por sus siglas en azerbaiyano) Suleiman Kamilov, reporta AZERTAC.

Según él, es demasiado pronto para hablar del efecto de la vacuna: "Al menos dos semanas después de la segunda dosis podemos hacer algunas suposiciones sobre la vacuna. Uno de los motivos de la decisión de relajar las medidas de cuarentena es determinar el efecto de la vacuna en ese momento. Se espera que las vacunas afecten al número de personas infectadas durante ese periodo. Desde el 1 de febrero se han aplicado algunas medidas paliativas. Una vez que se levanten algunas restricciones, se determinará si las vacunas serán eficaces en los próximos meses, dependiendo de la intensidad de la enfermedad."

Al hablar de la actual situación sanitario-epidemiológica del país, Kamilov señaló que la tendencia a la baja en el número de infectados y covirus activos observada en las últimas semanas no puede sino alegrar: "El verano pasado nuestro país pasó por una situación similar. En ese momento se tomó la decisión de relajar una serie de restricciones de cuarentena. Desgraciadamente, en ese momento los ciudadanos se volvieron demasiado complacientes y, como resultado, las cifras alcanzaron su punto máximo. Un error así no debería repetirse. Porque un pequeño número de cóvidos infectados y activos no significa el fin de la pandemia. Los ciudadanos no deben bajar la guardia, deben seguir las exigencias y recomendaciones de los expertos. Deben evitar los lugares concurridos, llevar mascarillas, observar los principios de la distancia social y la higiene de las manos, y utilizar desinfectantes. Si se siguen estas normas y se respetan estrictamente, podemos evitar el pico de infecciones que se registra en otoño.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.