SOCIEDAD


El jefe de la ONU hizo llamamiento a los líderes del G20 para la solidaridad

Bakú, 21 de noviembre, AZERTAC

Anticipándose a la cumbre virtual del G20, que tendrá lugar el próximo fin de semana, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, dijo que hoy se debe hacer todo lo posible para que la vacuna COVID-19 esté disponible para todos y en todas partes. Hizo un llamamiento a los líderes del G20 para que comprometan urgentemente todos los fondos necesarios para este fin. El jefe de la ONU recomendó prevenir la bancarrota de los países pobres, que podría destruir toda la economía mundial, y asumir el reto del cambio climático, informó AZERTAC citando el sitio web de la ONU.

Al decir que la pandemia de COVID-19 continúa su marcha alrededor del planeta, el jefe de las Naciones Unidas dijo que tiene la intención de hacer un llamamiento a los líderes del G20 para la solidaridad y la cooperación en este difícil período. Destacó que los recientes avances en el desarrollo de las vacunas COVID-19 eran alentadores, pero que aún no había esperanza, dijo.

"La vacuna debe ser vista como un bien público global... "Debe estar disponible para todos, donde quiera que vivan. No es una obra de caridad, pero es la única manera de detener la pandemia", dijo António Guterres a los periodistas. Dijo que llamaría a los líderes del G20 a la solidaridad que ahora se necesita para sobrevivir.

El jefe de las Naciones Unidas recordó la iniciativa del Acelerador de ACT de las Naciones Unidas, un proyecto sobreel desarrollo y la distribución de pruebas de coronavirus, drogas y vacunas. Según él, en los últimos siete meses los países hanasignado 10.000 millones de dólares para la aplicación de esta estrategia. Sin embargo, es necesario invertir otros 28 mil millones de dólares, incluyendo 4.2 mil millones de dólares para finales de este año.

"Esta financiación es fundamental para establecer la producción en masa, la adquisición y el suministro de las vacunas y medicamentos de COVID-19 en todo el mundo. Los países del G20 tienen los recursos que necesitan. Hago un llamamiento a todos ellos para que apoyen plenamente el Acelerador de ACT", destacó el jefe de Estado de las Naciones Unidas en la vísperade la cumbre.

El secretario general de las Naciones Unidas cree que los preparativos para la vacunación, incluyendo la lucha contra la desinformación, deben hacerse ya. "Los pensamientos míticos sobre las vacunas y las teorías conspirativas salvajes siguen extendiéndose en las redes sociales. Las redes de comunicación de las Naciones Unidas están trabajando para fomentar la confianza en las vacunas mediante el uso de contenidos basados en pruebas, fiables y persuasivos, recurriendo a las plataformas de los medios de comunicación social para fomentar la confianza del público en su información", afirmó el jefe de las Naciones Unidas en vísperas de la cumbre.

El secretario general de las Naciones Unidas cree que los preparativos para la vacunación, incluyendo la lucha contra la desinformación, deben hacerse ya. "Los pensamientos míticos sobre las vacunas y las teorías conspirativas salvajes siguen extendiéndose en las redes sociales. Las redes de comunicación de las Naciones Unidas están trabajando para fomentar la confianza en las vacunas mediante el uso de contenidos basados en pruebas, fiables y persuasivos, recurriendo a las plataformas de los medios de comunicación social para fomentar la confianza del público en su información", señaló António Guterres.

Destacó que todas estas medidas son esenciales para salvar vidas y asegurar el éxito de la estrategia de recuperación de estacrisis económica y humanitaria mundial.

Hablando de la recuperación, Guterres subrayó que después de la crisis será necesario centrarse en la creación de un modelo económico mundial de desarrollo más justo, el fortalecimiento de los sistemas de salud y protección social, así como la lucha contra el cambio climático.

En este contexto, Guterres pidió a los 20 que extendieran una mano amiga a los países en desarrollo. Recordó su iniciativa sobre un conjunto de medidas de rescate para combatir los efectos de la pandemia, en la que se solicitaba una cantidad equivalente al 10% de la economía mundial. "Los países desarrollados pueden permitirse el lujo de proporcionar una enorme ayuda a sus sociedades y ya lo están haciendo. Pero el mundo en desarrollo está al borde del colapso financiero y del aumento de la pobreza, el hambre y otros sufrimientos", explicó Guterres.

Recordó las deudas de los países pobres que se encuentran en una situación de mayor servidumbre, especialmente los que dependen de las exportaciones de productos básicos y del turismo. El jefe de la ONU instó a los líderes del G20 a aumentar los recursos financieros disponibles para la comunidad internacional, y al Fondo de Divisas a establecer préstamos blandos para los necesitados.

Acogiendo con satisfacción la reciente iniciativa del G20 de suspender el servicio de la deuda durante otros seis meses, el jefe de las Naciones Unidas instó a mantener este régimen hasta finales de 2021. De lo contrario, Guterres advirtió, "el efecto dominó de las quiebras podría destruir toda la economía mundial".

El jefe de las Naciones Unidas cree que la recuperación debe ser coherente con los objetivos de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 y el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. Sin embargo, hasta ahora no ha sido así: los países del G20 han asignado un 50% más de fondos para apoyar los combustibles fósiles que para desarrollar energía baja en carbono como parte de su rescate de COVID-19. El secretario general de la ONU ha llamado a este enfoque "locura". Expresóel desconcierto de pedir dinero prestado para "quemar el planeta" tanto como sea posible mientras se vive con deudas.

Sin embargo, António Guterres cree que también hay noticias alentadoras sobre el cambio climático. Según él, hoy en día se está formando una coalición mundial para la descarbonización completa de la economía mundial para 2050. Así, muchos países, que representan más del 65 por ciento de las emisiones mundiales de dióxido de carbono y el 70 por ciento de la economía mundial, se han comprometido a ser neutrales en cuanto al carbono. Estos compromisos, dijo, envían un claromensaje a los inversores y a otros responsables de la toma de decisiones de que el carbono debe tener un precio y que el tiempo de los subsidios a los combustibles fósiles ha pasado.

El jefe de la ONU también instó a abandonar la construcción de centrales eléctricas de carbón. Recomendó encarecidamente que se invirtiera más en el desarrollo de una infraestructura respetuosa con el medio ambiente. Guterres cree que es necesario reducir los impuestos sobre la renta personal y cobrar más impuestos a quienes contaminan la atmósfera con gases de efecto invernadero.

"Los billones de dólares que se necesitan para recuperar de COVID son el dinero que pedimos prestado a la próxima generación", dijo el secretario general. Añadió que este dinero no puede ser gastado para promover políticas obsoletas que dejarán a nuestros niños con una enorme deuda y un planeta que amenaza su vida. El jefe de la ONU cree que hoy en día todavíaha y una oportunidad de transformar el mundo.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.