POLÍTICA


El puente entre Azerbaiyan y Turquia es eterno!

Berlín, 10 de septiembre, AZERTAC

Llegó a su fin otra visita de la delegación representativa de Azerbaiyán a Turquía, encabezada esta vez por Hikmat Hadjiyev, asistente del presidente de la República de Azerbaiyán y jefe del Departamento de Política Exterior de la Administración Presidencial. A la visita también asistieron Farhad Amirbayov, jefe del Sector de Apoyo a la Información de la primera vicepresidenta de la República de Azerbaiyán, Aslan Aslanov, presidente de la junta directiva de la Agencia Estatal de Noticias de Azerbaiyán ("AZERTAC"), Ismat Sattarov, presidente del Consejo Nacional de Televisión de Azerbaiyán. En el marco de la visita se decidió crear una plataforma única de medios de comunicación, para intensificar el intercambio de noticias y expertos, para realizar una labor informativa conjunta en el mundo, reporta AZERTAC.

Esta visita se ha convertido en un capítulo separado en la historia de los dos países con una sola nación. A lo largo de los años de independencia, los dirigentes de los Estados, los miembros de los gobiernos, los diputados de los órganos legislativos, los representantes de los órganos ejecutivos de diversos niveles, las figuras de la ciencia y la cultura, así comolos representantes de la sociedad civil de los dos países han realizado cientos de visitas mutuas, tanto oficiales como de trabajo. Cada uno de ellos resultó ser otra contribución a la cajade dinero de las relaciones bilaterales, otro "castillo" que une a los dos estados para siempre. El proceso, que comenzó con el restablecimiento de la independencia estatal de Azerbaiyán a principios del decenio de 1990, destruyó con confianza y sin piedad el muro (que personalmente he llamado durante mucho tiempo el "muro de Sadarak") odiado por nuestra gente común y erigido artificialmente entre nosotros como resultado de los juegos geopolíticos de las grandes potencias para separar a los dos hermanos gemelos.

Recuerdo bien las vacaciones de verano de los años 70 y principios de los 80, que pasaba todos los años en la casa de la familia de mi abuelo muy cerca del río Araz (otra "despedida"). Caminando desde la casa sólo unos pocos cientos de metros y estando en una colina junto al mausoleo "Momine Khatun", se podían ver claramente con buen tiempo los picos cubiertos de nieve del majestuoso monte "Agri". Siendo todavía un escolar y viviendo en un imperio construido como resultado de la anexión forzosa de las efímeras repúblicas democráticas independientes, podía sentarme en la colina durante horas y mirar en silencio a estos picos.

Una vez, en los años setenta, estaba visitando la aldea de Sadarak, no lejos de la frontera estatal soviética-turca, fuertemente cerrada, y oí una ola captada por mis anfitriones en una habitación cercana en el transistor VEF de Riga, que en esemomento se consideraba un "lujo". No podía creer que esa vozsonara de "extranjero". La transmisión fue en un lenguaje dulce, con muy poca diferencia. Fue un shock para mí descubrir queallí, detrás de la montaña de Agras, hay gente como nosotros. Un pueblo. No, por supuesto que sabía que los azerbaiyanos también eran turcos, pero cuando escuché el discurso turco por primera vez sentí una inexpresable sensación de emoción. ¿Son estos los mismos "enemigos" de los que nos hablaron en las lecciones de historia, especialmente cuando el tema eran las guerras ruso-turcas?

En los coches, los conductores suelen "girar" cintas con canciones turcas. Pregunté una vez, ¿de dónde sacan estas cintas? Después de todo, no había discos de música turca a la venta o en los estudios de grabación estatales. En ese momento me dijeron que había podido grabar canciones de esos mismos programas de radio poniendo una grabadora de casetes junto al transistor y rezando a Dios para que las interferencias de los servicios de "interferencia" no estropearan por la fuerza el disco.

Con el trasfondo de los informes sobre la próxima visita de la delegación de Azerbaiyán a Turquía, estas páginas aparentemente insignificantes de los recuerdos de los niños hacen que hoy se derramen lágrimas en los ojos. ¡Cuánto tiempo estuvieron dos hermanos gemelos separados caminando el uno hacia el otro, y lo que tuvieron que pasar!

Han pasado tantos años desde entonces, media vida! No hay más interferencias de los servicios secretos, y el puente "Sadarak" ha reemplazado para siempre el muro del mismo nombre. Y cada vez que las delegaciones de los dos estados gemelos visitan el puente, tenemos que agradecer a Dios poresta felicidad y al mismo tiempo rezar por la inviolabilidad de lo que ha sido restaurado.

¡Que las manos de los hermanos gemelos que se toman de la mano nunca se abran! ¡Que nuestro puente sea eterno!

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.