POLÍTICA


El temor al genocidio cultural cristiano en Azerbaiyán es infundado

París, 1 de diciembre, AZERTAC

Finalmente, la guerra ha parado. Aunque hablar de la guerra ha cambiado el tono, todavía continúa. Hoy en día la atención de los medios de comunicación se centra en el destino de las iglesias, los templos cristianos en los territorios que todavía estaban bajo el control de las fuerzas armadas armenias.

Según AZERTAC, así lo afirma el artículo titulado "El temor al genocidio cultural cristiano en Azerbaiyán es infundado" del rabino jefe de los judíos ashkenazis de Azerbaiyán, Shneor Segal, publicado en el portal de la Tribuna de Ginebra, que es uno de los principales recursos de información de Suiza.

Refiriéndose al ambiente de tolerancia y multiculturalismo que prevalece en Azerbaiyán, el autor subraya que los representantes de las diferentes culturas y religiones viven en armonía en el país. En cuanto a la devolución de las tierras ocupadas a Azerbaiyán, el autor señala que muchos temían la destrucción de los monumentos cristianos en esos territorios. Algunos de ellos habían obligado a los armenios de estos territorios a quitar las cruces de las iglesias a toda prisa. Un armenio incluso dijo en una entrevista con Bloomberg: "Preferimos volar o quemar nuestras casas antes que dejarlas a los musulmanes".

Sneor Segal escribe: "Este miedo me ha afectado. Porque como líder religioso en Azerbaiyán, que es un país musulmán, me resulta difícil entender este sentimiento basado en mi experiencia personal. Empecé a pensar que esta persona asustada probablemente no se ha encontrado con ningún azerbaiyano hasta ahora. Para mí, Azerbaiyán, que está situado en la encrucijada de culturas y religiones, es un país muy rico en cuanto a la coexistencia, la preservación de las diferentes culturas y religiones, un lugar de paraíso.

El gran rabino, citando la experiencia judía como ejemplo, señala la experiencia de los judíos de las montañas que una vez vivieron en todo el Cáucaso y luego vivieron sólo en un número limitado en esta región. Se informa de que, a pesar de que durante las guerras de los últimos decenios muchos judíos se vieron obligados a huir de otros países del mundo, convirtiéndose en blanco de ataques, asesinatos y secuestros, siguen siendo una comunidad próspera en Azerbaiyán. Alrededor de 15.000 judíos de las montañas forman la mayor comunidad judía de Azerbaiyán.

"Hay tres grupos diferentes de judíos en Azerbaiyán: judíos de las montañas, judíos georgianos y judíos ashkenazis, de los cuales soy el rabino principal. Pero Azerbaiyán no es sólo el hogar de esta nación. La población de Azerbaiyán está formada por musulmanes suníes y chiítas, representantes de diversas ramas del cristianismo. En la actualidad, no menos de 30 mil armenios consideran a Azerbaiyán su patria", dice el artículo.

El artículo también habla de la visita del Papa Juan Pablo II y Francisco a Azerbaiyán, la construcción de la Iglesia Católica en Bakú. También se observó que las sinagogas, iglesias y mezquitas están situadas una al lado de la otra en Bakú y están en muy buenas condiciones. Su preservación es importante para Azerbaiyán.

La gente es tanto cultura como historia. Es natural que se reúnan y cooperen regularmente con los representantes de otras religiones que viven en Azerbaiyán en condiciones de igualdad. Ninguna religión, por pequeña que sea, queda fuera de la atención del público. En 2002, tras la visita del Papa Juan Pablo II a Bakú, el gobierno asignó un terreno para la construcción de una iglesia católica. En 2016, el Papa Francisco, que rezó en la misma iglesia, expresó su admiración por los fuertes lazos entre musulmanes, cristianos y judíos en Azerbaiyán. Dijo que estas buenas relaciones son de gran importancia para la coexistencia pacífica y la paz en nuestro planeta.

Snor Segal escribe que todo esto demuestra que las relaciones sinceras entre representantes de diferentes confesiones pueden continuar, comportarse en la atmósfera de respeto mutuo y cooperación para el bien común.

En el artículo se subraya que la tradición de Azerbaiyán de preservar el patrimonio religioso no se limita únicamente a sus fronteras. Cabe señalar que esta misión la lleva a cabo la Fundación Heydar Aliyev, que promueve la cultura azerbaiyana a escala internacional, y que la Fundación hace una gran contribución a la restauración de los monumentos cristianos a escala mundial. Se observa que la restauración del bajorrelieve en la basílica de la iglesia de San Pedro en el Vaticano, las catacumbas de San Sebastián en Roma, la catedral de Estrasburgo es un vívido ejemplo de esto. Se informa de que la Fundación Heydar Aliyev, junto con organizaciones judías, participa en la construcción de escuelas judías en Azerbaiyán. El autor señala que lamenta el temor a la destrucción de los monumentos cristianos en los territorios bajo el control de Azerbaiyán. Sneor Segal dijo que le entristeció leer que las casas y cementerios musulmanes en Karabakh habían sido completamente destruidos, al estar bajo ocupación armenia, y recordó un terrible acontecimiento: la profanación de mezquitas, que había enfurecido al mundo musulmán.

El autor recuerda además la opinión del presidente de Azerbaiyán de que se protegerán los templos cristianos del país. "Creo que la historia de Azerbaiyán también apoya estas palabras", señala.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.