POLÍTICA


El terrorismo armenio como fantasma negro dejó una huella sangrienta en la historia de Azerbaiyán en 1918

Bakú, 31 de marzo,AZERTAC

Cada año, el 31 de marzo, Azerbaiyán celebra a nivel estatal el Día del genocidio de los azerbaiyanos, un día de recuerdo de los sangrientos acontecimientos, que tuvieron lugar en Azerbaiyán en los últimos cien años, informa AZERTAC.

La política de genocidio cometida por los chovinistas armenios contra pueblo azerbaiyano se remonta al siglo XVIII. En aquella época, la Rusia zarista, que estaba expandiendo sus posesiones hacia el sur del Cáucaso, utilizó a los armenios como medio para alcanzar sus objetivos, prometiéndoles la creación de un estado armenio en el Cáucaso. El 10 de noviembre de 1724 Pedro I decretó la creación de condiciones adecuadas para el asentamiento de los armenios en los territorios ocupados, en Bakú y otros lugares. Aprovechando esta oportunidad, los armenios, que decidieron construir su estado en las tierras históricas de nuestro país, cometieron terribles atrocidades contra los azerbaiyanos, poniendo en marcha su viejo plan traicionero. Con ciertos intervalos, pero de forma sistemática y decidida, los armenios llevaron a cabo la política planificada de genocidio como resultado de la cual miles de azerbaiyanos inocentes fueron brutalmente asesinados, sus casas fueron quemadas y sus propiedades fueron saqueadas.

A pesar del reducido número de armenios asentados en el territorio de Azerbaiyán, con la ayuda de sus patrocinadores, consiguieron crear una unidad administrativa-territorial. Así, se inició la política de exterminio de los azerbaiyanos y su expulsión de sus tierras ancestrales. Obsesionados con la idea de la "Gran Armenia", los armenios no dudaron en falsificar descaradamente los hechos históricos y distorsionar la historia de Azerbaiyán. Inspirados por la permisividad e inspirados por viles fabricaciones, los verdugos armenios cometieron crímenes aún más sofisticados y despiadados en el siglo XX. Las atrocidades armenias, que comenzaron en Bakú, pronto se extendieron por todo Azerbaiyán. Cientos de asentamientos fueron destruidos y miles de azerbaiyanos fueron asesinados sin piedad.

La primera matanza de azerbaiyanos en el siglo XX fue cometida por armenios obsesionados con la idea de la "Gran Armenia" en 1905-1907. En aquella época, miles de azerbaiyanos fueron brutalmente masacrados en Bakú, Najchiván, Zangazur, Iraván y otras tierras históricas de Azerbaiyán. Desde diciembre de 1917 hasta marzo de 1918, bajo el liderazgo de Andranik y con la participación activa de las tropas armenias, 197 aldeas fueron destruidas, incluyendo 32 aldeas en la región de Ireván, 84 en la región de Echmiadzin, 7 en la región de Nor-Bayazid. Parte de los habitantes fueron asesinados, otros fueron expulsados por la fuerza de sus tierras natales. Sus propiedades fueron saqueadas y sus casas quedaron en ruinas.

Después de la Revolución de Octubre de 1917, los armenios siguieron aplicando sus reivindicaciones territoriales bajo la bandera de los bolcheviques. En marzo de 1918, Stepan Shaumyan fue nombrado comisario de Emergencia del Cáucaso y enviado a Bakú. Desde entonces, bajo el lema "Lucha contra los elementos antirrevolucionarios", la comuna de Bakú, bajo la dirección del dashnak-bolchevique Shaumyan, procedió a aplicar un vil plan de limpieza étnica de azerbaiyanos en la ciudad de Bakú.

En general, al hablar de genocidio de azerbaiyanos se refieren a la masacre cometida por armenios en Bakú, Shamají, Guba, Goychay, Kurdamir, Salyan, Lankaran y otras regiones de Azerbaiyán en marzo de 1918.

Desde el 30 de marzo hasta el 3 de abril de 1918 en Bakú y en diferentes regiones de la provincia de Bakú, así como en Karabaj, Najchivan, Shamaji, Guba, Khachmaz, Lankaran, Salyan, Zangazur y otras regiones los grupos armados armenios de las bandas Dashnak implementaron un verdadero genocidio contra los azerbaiyanos, Víctimas de las cuales, según datos oficiales, decenas de miles de nuestros compatriotas fueron asesinados por motivos de odio étnico y religioso, fueron destruidos asentamientos, monumentos históricos, mezquitas y cementerios.

El 31 de marzo de 1918 comenzó en Bakú una masacre de azerbaiyanos. La masacre de azerbaiyanos pacíficos fue llevada a cabo por 6.000 soldados del Baksovet y un grupo armado de 4.000 personas del partido "Dashnaktsutyun". Durante tres días, las formaciones armadas armenias, con la ayuda de los bolcheviques, destrozaron las casas de los azerbaiyanos, matando a todos, desde el más pequeño hasta el más grande. En 1925, el testigo de aquellos terribles días, un investigador independiente Kulge, describió así los acontecimientos en Bakú: "Los armenios, irrumpiendo en los barrios musulmanes (azerbaiyanos), mataron a todos, cortaron con sables, acribillaron con bayonetas. Los 87 cadáveres de azerbaiyanos extraídos de una fosa unos días después de la masacre tenían las orejas y la nariz cortadas, el vientre abierto y los genitales cortados. Los armenios no perdonaron a los niños, ni a los ancianos.

Tras la proclamación de la República Democrática de Azerbaiyán (RDA), se prestó especial atención al estudio de los acontecimientos de marzo de 1918. El 15 de julio de 1918, el Consejo de Ministros creó una Comisión de Investigación Extraordinaria para investigar esa tragedia. De los materiales de la comisión de investigación extraordinaria creada por el gobierno de la RDA se desprende que unos 8 mil habitantes pacíficos fueron asesinados sólo en Shamaji por los verdugos armenios que cometieron un genocidio contra los azerbaiyanos. En la provincia de Javanshir, junto con su población, fueron exterminados 28 pueblos en su totalidad, en la provincia de Jabrail fueron exterminados 17 pueblos. Los armenios organizaron una emboscada cerca de Gyumru y mataron a 3 mil colonos, principalmente mujeres, niños y ancianos. Los grupos armados armenios quemaron varias aldeas en la región de Najchiván, 115 aldeas de azerbaiyanos fueron asesinados en la región de Zangazur matando a 3257 hombres, 2276 mujeres y 2196 niños. Un total de 10068 azerbaiyanos fueron asesinados o mutilados, 50000 azerbaiyanos se convirtieron en refugiados en la región de Zangazur. También fueron asesinados en la provincia de Ireván 135 mil azerbaiyanos que vivían en 199 pueblos y fueron borrados de la faz de la tierra. Los grupos armados armenios se dirigieron a Karabaj y en 1918-1920 destruyeron 150 aldeas y aniquilaron a su población en la parte alta de Karabaj.

De acuerdo con la decisión del gobierno de la RDA, el 31 de marzo de 1919 y 1920 fue marcado como el Día de Luto Nacional. De hecho, fue el primer intento de la historia de hacer una valoración política del genocidio de los azerbaiyanos y de la ocupación de nuestras tierras durante más de un siglo.

El pueblo azerbaiyano no pudo honrar la memoria de las víctimas del genocidio de azerbaiyanos durante la Unión Soviética, pero tras la restauración de la independencia de Azerbaiyán en 1991, los azerbaiyanos celebran tanto el aniversario de aquellos trágicos días de 1918 como el genocidio azerbaiyano en general, cuyo último acto fue la brutal masacre de la pacífica población azerbaiyana de Joyalí en 1992.

Por iniciativa del líder nacional Heydar Aliyev, se ha iniciado el estudio de las realidades del genocidio del 31 de marzo cometido por los armenios contra nuestro pueblo. En un decreto históricamente significativo de Heydar Aliyev "Sobre el genocidio de los azerbaiyanos", fechado el 26 de marzo de 1998, el 31 de marzo fue declarado "Día del genocidio de los azerbaiyanos". Desde entonces se han realizado importantes trabajos para estudiar esta fecha, se han escrito numerosas obras y se han traducido a lenguas extranjeras. Gracias a los estudios realizados en los últimos años se han recopilado nuevos datos y documentos. Lo encontrado en la fosa común de Guba es el resultado de uno de los sangrientos episodios de esta tragedia. En abril-mayo de 1918 sólo en la provincia de Guba 167 pueblos fueron completamente destruidos. La fosa común de las víctimas del genocidio cometido en Guba fue descubierta el 1 de abril de 2007 durante los trabajos en el territorio. En 2009, el Consejo de Ministros aprobó un plan de acción para conmemorar a las víctimas de la masacre en el distrito de Guba, y decidió construir un complejo conmemorativo en el lugar de la fosa común y mejorar la zona. El 18 de septiembre de 2013 tuvo lugar la inauguración del Complejo Conmemorativo del Genocidio de Guba. En el transcurso de la investigación se comprobó que en el lugar de la fosa común fueron enterrados no sólo azerbaiyanos, sino también lesguínes, judíos, tats y representantes de otros grupos étnicos que vivían en Guba.

El presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, firmó la orden número 3587 del 18 de enero de 2018 "Sobre el centenario del genocidio de los azerbaiyanos en 1918".

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.