CULTURA


El valle de Katmandú recibe un año para no convertirse en Patrimonio en Peligro

Bakú, 5 de julio, AZERTAC

Nepal recibió hoy un año de margen para acometer las medidas necesarias para evitar que el valle de Katmandú sea declarado Patrimonio Mundial en Peligro por la Unesco en 2020, tras un largo debate entre las delegaciones y el deseo expresado por el Estado de que el sitio no fuera inscrito.

El Comité del Patrimonio Mundial tomó esta decisión durante la cuadragésima tercera sesión que se celebra en Bakú, pero en su decisión deja claro que, en "ausencia de avances importantes" para revertir la situación, la próxima reunión en 2020 "considerará la inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro".

Tras cuatro prorrogas, Nepal -apoyado por China, Indonesia, Brasil, Zimbabue y Túnez, entre otros países- recibió una última oportunidad para avanzar en las tareas de restauración y conservación del valle de Katmandú, Patrimonio Mundial desde 1979 y afectado en 2015 por un terremoto de magnitud 7,8 en la escala Richter.

Por contra, Australia, Noruega y Hungría abogaban por incluir el valle de Katmandú en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro, si bien no obstaculizaron la decisión.

El representante de Nepal había pedido permitir al Estado "avanzar -con el apoyo de Unesco y otras organizaciones- con las actividades de rehabilitación a la luz de los esfuerzos y compromisos asumidos" antes de incluir al sitio en la lista.

De esta manera, el Comité decidió en contra de la recomendación de los órganos consultivos como el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) y el Centro Internacional para el Estudio de la Preservación y Restauración de los Bienes Culturales (Iccrom).

Estos recordaron que "los esfuerzos de conservación no han cubierto toda la propiedad, y cuatro años después del seísmo casi la mitad del daño registrado aún tiene que ser reparado".

Además, añadieron que, pese a algún éxito, "no todos los trabajos respetan las características tradicionales de las estructuras y los materiales, ni tampoco las prácticas locales, y algunos no son consistentes con el valor universal excepcional" que debe tener cada sitio inscrito como Patrimonio Mundial.

El delegado de Nepal indicó que de los 140 monumentos dañados en el valle de Katmandú, un total de 96 han sido rehabilitados y 40 más lo serán hasta finales de año. "El próximo año todos los monumentos estarán rehabilitados", prometió.

China dijo que Nepal era un país pequeño en desarrollo con recursos limitados y que un trabajo de recuperación de tal magnitud requería tiempo, además de resaltar que en Asia la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro "no es percibida como algo que ayuda".

Hungría por contra, al igual que otros como Azerbaiyán y España, advirtieron de la "narrativa muy peligrosa" que supone ver en algunos países como una "lista negra" la del Patrimonio en Peligro, y pidieron que la decisión del Comité del Patrimonio Mundial en 2020 -que tendrá otra composición- sea "consistente" con la de hoy.

La representante española dijo que la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro se está viendo como un instrumento peyorativo en algunos países cuando es "el mejor instrumento para ayudar a un Estado cuando se producen este tipo de catástrofes", en referencia al seísmo que sufrió Nepal.

El valle de Katmandú consiste en siete conjuntos de monumentos y edificios representativos de la totalidad de las obras históricas y artísticas que han hecho mundialmente célebre al valle.

En esos siete conjuntos están comprendidas las tres plazas Durbar situadas frente a los palacios reales de Hanuman Dhoka (Katmandú), Patán y Bhaktapur; las estupas budistas de Swayambhu y Bauddhabath; y los templos hinduistas de Pashupati y Changu Narayan. Efe.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.