POLÍTICA


Elmar Mammadyarov: “Es muy importante que todos los Estados miembros cumplan las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de ONU”

Nueva York, 26 de septiembre, AZERTAC

El terrorismo y las actividades delictivas relacionadas siguen siendo una grave amenaza para la paz y la seguridad internacionales, los derechos humanos y la libre expresión de las libertades fundamentales, así como para la independencia política, la soberanía y la integridad territorial de todos los Estados Miembros. Esas actividades obstaculizan el desarrollo social y económico.

AZERTAC informa que esta opinión fue expresada por el ministro de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán, Elmar Mammadyarov, en su discurso en los debates ministeriales del Consejo de Seguridad de la ONU.

Afirmó que el terrorismo es uno de los delitos más graves y que, por lo tanto, merece ser condenado y que sus autores deben ser castigados. No deben tolerarse los casos de protección e idealización del terrorismo. "La delicada situación geográfica de Azerbaiyán y los actuales conflictos no resueltos en la región, así como la conocida limpieza étnica y la ocupación de los territorios soberanos del país, aumentan el nivel de amenazas transfronterizas, incluido el terrorismo. Desde finales del decenio de 1980, se han cometido repetidamente actos terroristas contra Azerbaiyán desde el exterior como medio de librar una guerra para hacer realidad las reivindicaciones territoriales injustificadas e ilegales, como resultado de los cuales miles de ciudadanos han sido asesinados", subrayó el ministro.

Elmar Mammadyarov señaló que, consciente de la importancia de eliminar todos los factores que contribuyen a la propagación del terrorismo, es necesario intensificar los esfuerzos para resolver los conflictos en diferentes partes del mundo. Las regiones en conflicto armado, en particular los territorios bajo ocupación militar por fuerzas externas, crearon condiciones favorables para los terroristas y los grupos delictivos organizados en lo que respecta a la utilización de los recursos naturales, el tráfico de estupefacientes, los recursos culturales, el blanqueo de dinero y otros delitos conexos.

Él enfatizó: "Agradecemos los esfuerzos de las Naciones Unidas y de otras organizaciones internacionales, regionales y subregionales para promover la cooperación y la coordinación y fortalecer la capacidad de los Estados Miembros para combatir el terrorismo internacional y la delincuencia organizada. La República de Azerbaiyán, como miembro de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), está interesada en seguir cooperando en el marco de esta plataforma multilateral y en desarrollar relaciones económicas, políticas, jurídicas y humanitarias mutuamente beneficiosas con los Estados miembros de la CEI, de conformidad con los principios de igualdad soberana e integridad territorial de los Estados. Azerbaiyán, como socio por el diálogo, también comparte los objetivos y principios de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), que se basan en los valores/normas de respeto de la soberanía, la independencia y la integridad territorial de los Estados, y reafirma su pleno apoyo a la cooperación sostenible entre las Naciones Unidas y la OCS.

Azerbaiyán está satisfecho con el desarrollo de las relaciones de asociación con la Organización de Cooperación de Shanghai para fortalecer la seguridad y la estabilidad regionales, así como para combatir el terrorismo, el extremismo y el separatismo, el tráfico de drogas y promover la cooperación de interés y preocupación mutuos en otras esferas.

La cooperación entre las Naciones Unidas y las organizaciones regionales es necesaria para promover los objetivos y principios de ONU. En algunos casos, es evidente que las organizaciones regionales y subregionales son mecanismos indispensables a este respecto.

Al mismo tiempo, siguen existiendo graves problemas. Aunque las organizaciones regionales comprenden las amenazas que enfrenta su región, no todas tienen la capacidad, la voluntad política y la capacidad institucional para cumplir con sus respectivas obligaciones en virtud de la ley.

Sobre todo, las organizaciones regionales no deben permitir el abuso de violación grave el derecho internacional y promover la impunidad. Es muy importante que todos los Estados miembros cumplan las obligaciones internacionales y las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, tal como exige la Carta de las Naciones Unidas. También deben tener la seguridad de que sus territorios no están siendo utilizados directa o indirectamente para actividades terroristas o delictivas conexas, en particular con cualquier pretexto, cobertura, apoyo o financiación.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.