POLÍTICA


Embajador: "Debemos ser más creativos" en la conclusión del acuerdo comercial entre Azerbaiyán y la UE

Bakú, 5 de septiembre, AZERTAC

El Embajador de Azerbaiyán en el Reino de Bélgica Fuad Isgandarov ha sido entrevistado por el portal EURACTIV.

La UE y Mercosur tardaron 20 años en firmar un acuerdo comercial. "No queremos esperar tanto", dice el embajador de Azerbaiyán ante la UE, instando a la Comisión Europea a abandonar su pensamiento de "matriz burocrática". "No escondemos nuestros nombres", dijo el embajador de Azerbaiyán en el Reino de Bélgica, Fuad Isgandarov, en su entrevista con el editor principal de EURACTIV, Georgi Gotev.

AZERTAC presenta el texto completo de la entrevista.

Las vacaciones han terminado y la temporada política ya ha comenzado en Bruselas y posiblemente en Bakú. ¿Qué hay de nuevo en la agenda bilateral?

-De hecho, la temporada política ha comenzado, pero para nosotros en Azerbaiyán las vacaciones de verano fueron realmente muy cortas. Como recordarán, la visita del Presidente del Consejo, Donald Tusk, tuvo lugar a mediados de julio, y nuestra última ronda de negociaciones sobre el acuerdo bilateral también tuvo lugar a mediados de verano. Ahora tendremos una continuación muy rápida del proceso: los días 10, 11 y 12 de septiembre se celebrarán tres videoconferencias dedicadas a las partes comerciales e institucionales del acuerdo. Creo que es un buen ejemplo de la dedicación de la parte azerbaiyana al proceso de negociación.

Las relaciones bilaterales están creciendo, están mejorando. Estamos trabajando muy activamente para finalizar el proyecto del gasoducto transadriático y creemos que la primera molécula de gas de Azerbaiyán se entregará al mercado europeo en 2020. Este es el enfoque general de Azerbaiyán: trabajamos para crear una base económica muy sólida y, a partir de ahí, construir nuestras negociaciones políticas, nuestro diálogo político y, por supuesto, nuestro acuerdo bilateral.

Hablando del acuerdo político, ¿es posible que se rubrique durante el mandato de la Comisión Juncker ?

-Desde el principio, no teníamos limitaciones de tiempo. Este no era el objetivo principal de las negociaciones. Para la parte azerbaiyana, la idea era tener un acuerdo global, orientado estratégicamente con nuestros amigos de la UE, beneficioso para ambas partes. Por lo tanto, Azerbaiyán fue el primer país en presentar su propio borrador para el acuerdo bilateral con la UE. Cuando empezamos las negociaciones, la UE presentó muchos cambios. Por lo tanto, no sólo trabajamos en nuestra propuesta, sino también en la propuesta de la UE.

Según la experiencia de los países de Europa Central y Oriental, que ahora son miembros de la UE, siempre ha sido Bruselas la que ha presentado los borradores de los acuerdos, y nunca al revés. Fuimos los primeros. Pero entiendo a nuestros amigos de la UE. Siempre solían trabajar con algún tipo de borrador de "matriz". Pero en nuestro caso no funcionó. Así que tuvimos corrientes diferentes, pero no contradictorias en las negociaciones.

En general, logramos encontrar una redacción mutuamente aceptable en un período de tiempo muy corto, en dos años. Creo que es un logro muy serio. Y nunca nos preocupamos por la limitación de tiempo. La parte de la UE propuso finalizar estas negociaciones durante el mandato de esta Comisión, con la que hemos logrado avances sustanciales en nuestras relaciones. Sería una buena idea finalizar estas negociaciones durante esta Comisión, pero no es nuestro objetivo en sí mismo.

Los funcionarios de la Comisión dicen que, desde su punto de vista, el objetivo es alcanzable, pero hay algunos escollos, especialmente en el capítulo comercial, también porque Azerbaiyán no es miembro de la OMC....

-Azerbaiyán está en negociaciones de adhesión con la OMC. Pero antes de tomar nuestra decisión sobre la adhesión, deberíamos aclarar lo que está sucediendo con las relaciones comerciales en el mundo y dentro de la OMC en particular.

¿Quiere decir que la OMC está en crisis?

-Ahora mismo, estamos siendo testigos de discusiones desconcertantes sobre el futuro de esta organización, sobre sus reglas. ¿Cree que sería prudente que nuestro lado se involucrara en esto ahora? Creemos que es mejor tener una visión absolutamente clara sobre el futuro de esta organización y luego tomar una decisión apropiada. Hablando de la parte comercial de nuestro acuerdo, es crucial que haya cuestiones específicas que tengamos sólo con nuestros socios de la UE. Así que estamos trabajando de manera más práctica, tratando de encontrar soluciones integrales.

Hablamos de la vía bilateral, pero corren rumores de que interfieren terceras partes, ¿puede decir algo?

La UE ha firmado o rubricado acuerdos con algunos de los países de la región, pero todavía no con Azerbaiyán. Es como construir un edificio con ventanas, pero sin puerta de entrada. ¿Se imagina la conectividad, el transporte, la energía o cualquier otro proyecto en la región que pase por alto a Azerbaiyán? Por cierto, durante su última visita a Bakú, el presidente Tusk declaró la importancia de Azerbaiyán no sólo en los vínculos este-oeste, sino también en los vínculos norte-sur. Es una dimensión cualitativamente nueva que permitirá a todos nuestros socios regionales beneficiarse de estas iniciativas. Demuestra que se entiende que este papel de conexión entre Azerbaiyán y la encrucijada es crucial.

Desde este punto de vista, Azerbaiyán podría ser muy importante para la UE no sólo en la vía bilateral, sino también a nivel regional. El año pasado iniciamos nuestros dos diálogos, los relacionados con la seguridad y el transporte, ambos iniciados por nuestros socios de la UE. Y creo que estas son algunas de las dimensiones más importantes de nuestras relaciones.

Si nos fijamos en todos los países de la Asociación Oriental, cada uno tiene su propia importancia, pero fue Azerbaiyán quien consiguió poner en marcha proyectos de conectividad a gran escala que hicieron que los países implicados fueran más cooperativos e interdependientes. Me refiero al corredor meridional del gas, en el que participan dos países miembros de la UE: Italia y Grecia, dos países candidatos: Albania y Turquía, y un país asociado: Georgia y nosotros.

Básicamente, ¿usted dice que su país se compró el billete para ser el acuerdo bilateral, pero otros están viajando en el tren?

-No, sólo recuerdo su reciente artículo en el que cita a un funcionario de la Comisión, diciendo que Azerbaiyán quiere firmar el acuerdo, pero no quiere "pagar el precio". Por cierto, no se nombra al oficial. Pero no estamos ocultando nuestros nombres y declarando claramente: Azerbaiyán no tiene facturas que pagar a la UE. Pero no creo que frases como "pagar precios" sean la mejor manera de encontrar soluciones integrales en las negociaciones.

¿Se pueden superar los obstáculos burocráticos?

-Ahora no es el momento de pensar en una "matriz burocrática". Ahora deberíamos ser más creativos. El mundo está cambiando dramáticamente. Vemos tal velocidad en los procesos globales que cualquier enfoque de "matriz burocrática" ya no funciona. Entonces, ¿qué se debería hacer para que las partes azerbaiyana y de la UE lo hagan posible? Creo que es encontrar una forma de compromiso que convierta a ambas partes en ganadoras. Recuerdo lo felices que se sintieron los países de la UE cuando firmaron el acuerdo de Mercosur, después de 20 años de negociaciones. No queremos esperar tanto. Y es en interés de ambas partes.

A mi entender, la Comisión aprecia el papel estabilizador de Azerbaiyán en una región difícil, especialmente porque es un país musulmán, pero al mismo tiempo muy abierto y tolerante con otras religiones. ¿Qué importancia tiene este activo?

-Esta política es nuestra elección. Lo estamos llevando a cabo ampliando nuestras actividades encaminadas a promover el multiculturalismo y el diálogo intercultural e interreligioso a fin de acercar a las naciones.

¿Algún progreso con Armenia?

-Afortunadamente, no vemos ningún indicio positivo de la parte armenia para la resolución del conflicto entre Armenia y Azerbaiyán en Nagorno-Karabaj. Las declaraciones provocadoras más recientes de funcionarios armenios complican aún más la situación. Además, demuestra que el actual Gobierno armenio sigue una vía irresponsable para violar flagrantemente las normas y los principios del derecho internacional. Pero no perdemos la esperanza de encontrar una solución política.

¿Puede ayudar la UE?

-Apreciamos el apoyo de la UE a la soberanía, la independencia, la inviolabilidad de las fronteras internacionales y la integridad territorial de todos sus socios, incluido Azerbaiyán, tal como se consagra en la Estrategia Global de la UE. Esperamos que la UE mantenga esta postura inequívoca.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.