POLÍTICA


En entrevista con radio española, el embajador de Azerbaiyán en España abordó la agresión militar de Armenia contra nuestro país

Madrid, 2 de noviembre, AZERTAC

Radio Puerto, que tiene una gran audiencia en España, transmitió una entrevista en directo con el embajador de Azerbaiyán en España, Anar Maharramov, reporta AZERTAC.

Respondiendo a las preguntas de los locutores de radio Juan Luis Domínguez y Juan Ramon Real, el embajador Anar Maharramov habló primeramente sobre la historia del conflicto armenio-azerbaiyano de Nagorno-Karabaj, y señaló que Karabaj es una tierra azerbaiyana histórica y los armenios se han reasentado allí desde la primera mitad del siglo XIX.

El diplomático aseveró que como resultado del conflicto, el 20 por ciento de las tierras azerbaiyanas fueron ocupadas por Armenia, se llevó a cabo una política de genocidio y limpieza étnica contra la población azerbaiyana, y más de 1 millón de nuestros compatriotas se convirtieron en refugiados y desplazados internos.

Se señaló que desde el 12 de julio de 2020, las fuerzas armadas armenias, utilizando artillería pesada, han intentado violar la frontera estatal en dirección al distrito de Tovuz en la frontera entre Armenia y Azerbaiyán, cometiendo un acto de agresión militar contra nuestro país. El objetivo de Armenia al llevar a cabo esta provocación militar fue poner en peligro los oleoductos, incluidas las líneas de transporte y comunicación, que juegan un papel importante para garantizar la seguridad energética de la Unión Europea, creando una nueva fuente de conflicto en la frontera entre los dos países.

El 27 de septiembre, las fuerzas armadas armenias, violando el alto el fuego, dispararon contra posiciones azerbaiyanas a lo largo de la línea de contacto, así como pueblos cercanos a la línea de contacto con armas de gran calibre, morteros y artillería pesada, y lanzaron otra provocación militar contra Azerbaiyán. Durante la provocación militar, la población civil fue atacada deliberadamente. Al 31 de octubre, 91 civiles murieron, 404 personas fueron hospitalizadas con diversas heridas y varios edificios residenciales y de oficinas sufrieron graves daños.

Se señaló que las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán están adoptando medidas de contraofensiva y de represalia dentro del derecho de la legítima defensa y en pleno cumplimiento del derecho internacional humanitario a fin de prevenir nuevas agresiones militares de Armenia y garantizar la seguridad de los civiles que viven cerca de la línea de contacto.

Se enfatizó especialmente que la próxima agresión militar de la parte armenia contra Azerbaiyán constituye la grave violación de los principios y normas universalmente reconocidos del derecho internacional, las Resoluciones 822, 853, 874 y 884 del Consejo de Seguridad de la ONU, que exigen la retirada total, inmediata e incondicional de las tropas armenias de los territorios ocupados de Azerbaiyán, y la de la ley, incluidos los Convenios de Ginebra de 1949 y sus Protocolos adicionales.

Se agregó que el objetivo principal de la provocación militar armenia es crear tensión en la región, interrumpir el proceso de negociación sobre el conflicto armenio-azerbaiyano de Nagorno-Karabaj, así como mantener el statu quo sobre la ocupación de territorios azerbaiyanos.

El embajador Maharramov dijo que Armenia, que constantemente ha cometido provocaciones militares para matar a la población civil de Azerbaiyán, continuó sus crímenes de guerra y actos de terrorismo contra la paz y la humanidad, y el 10 y 17 de octubre, ha vuelto a disparar misiles balísticos contra las zonas centrales densamente pobladas de Gandjá, la segunda ciudad más grande del mundo.

Se subrayó que como resultado de otra agresión militar armenia en los asentamientos densamente poblados de Gandjá, muchos civiles resultaron muertos y heridos, muchas instalaciones de infraestructura civil fueron destruidas y la población civil sufrió grandes daños materiales, morales y físicos.

Al mismo tiempo, 21 civiles, incluidos niños, murieron y más de 70 civiles, incluidos menores y mujeres, resultaron gravemente heridos como resultado de los cohetes disparados por las fuerzas armadas armenias desde el lanzacohetes "Smerch" hacia el distrito de Bardá en Azerbaiyán el 27 de octubre.

También se señaló que las reiteradas violaciones graves de la cesación del fuego humanitaria por parte de Armenia son un indicio de un desprecio deliberado por sus obligaciones y una falta de respeto abierta a los esfuerzos de los mediadores internacionales. Toda la responsabilidad por la violación de la cesación del fuego y la tensión continua en la región recae en el liderazgo político-militar de Armenia.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.