SOCIEDAD


En todos los países, entre el 7 y el 15 por ciento de los residentes sufren de inmunidad debilitada

Bakú, 1 de marzo, AZERTAC

La palabra "inmunidad" deriva del latín immunitas y significa liberación. La inmunidad es la capacidad del sistema inmunitario de mantener la integridad y la constancia del entorno interno del organismo. El sistema inmunitario es responsable de dos procesos importantes: la sustitución de las células transformadas o dañadas en diversos órganos del cuerpo y la protección contra la entrada de diversos tipos de agentes extraños. De este modo, se garantiza la protección antiinfecciosa, antitumoral y la estabilidad genética del organismo.

La privación del sueño, la dieta desequilibrada, la actividad física inadecuada, la ecología y la falta de un estilo de vida saludable conducen al estrés en el cuerpo y a la reducción de las funciones del sistema inmunológico. Los estudios de la Asociación de Inmunólogos Clínicos han demostrado que en todos los países entre el 7 y el 15 por ciento de la población padece un sistema inmunitario debilitado.

El Día Mundial de la Inmunidad se estableció para llamar la atención de la gente sobre los problemas que causan todo tipo de enfermedades inmunológicas. Se celebra anualmente el 1 de marzo.

Según AZERTAC, la Organización Mundial de la Salud (OMS)inició la celebración en 2002.

Sólo el 10% de las personas pueden presumir de una fuerte inmunidad que les protege de un número abrumador de enfermedades. Otro 10% tiene inmunodeficiencias congénitas. Se enferman muy a menudo. En el 80% restante, la fuerza del sistema inmunitario depende directamente de las condiciones y el estilo de vida. Sí, el 80% del sistema inmunitario está en el intestino.

El comienzo de la primavera es una época del año agradable y bienvenida en la que la naturaleza que nos rodea comienza a cobrar vida, pero no debemos olvidar que nuestro sistema inmunitario, tras haber trabajado duro todo el invierno, se encuentra a la espera de un nuevo periodo de pruebas no menos graves.

Recuerda que la risa estimula la producción de la hormona de la alegría, la serotonina, que ayuda a proteger el cuerpo de las enfermedades.

La actividad física intensa, especialmente en las horas de la mañana, reduce la resistencia del organismo a las infecciones, ya que frena la producción de linfocitos, y un exceso de azúcar refinado deprime el sistema inmunitario, reduciendo la actividad de los anticuerpos que combaten las infecciones.

Se sabe que el té ordinario contiene la sustancia L-teanina, que aumenta 5 veces la resistencia de las células del sistema inmunitario. Los dulces destruyen el sistema inmunitario. Las personas que consumen azúcar refinado, dulces o bebidas carbonatadas (azucaradas) en grandes cantidades no sólo dañan sus dientes, sino que también sufren con mayor frecuencia enfermedades del sistema inmunitario.

El 18 de enero, Azerbaiyán se convirtió en uno de los principales países en vacunar a su población contra un nuevo tipo de coronavirus (COVID-19). Los que han recibido la primera dosis de la vacuna reciben una segunda dosis 28 días después. El 1% de la población mundial no tiene anticuerpos, lo que significa que no puede desarrollar inmunidad tras la infección o la vacunación. Estos casos son muy raros. Estas personas pueden infectarse rápidamente, enfermar rápidamente y, durante la infección, la enfermedad puede ser grave porque no tienen inmunidad. Aunque estén vacunados, pueden infectarse y contagiar a otros.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.