CULTURA


España: El casco antiguo de Segovia y su acueducto

Bakú, 13 de julio, AZERTAC

La Ciudad Vieja de Segovia está situada en el centro de España, en la Comunidad Autónoma de Castilla y León. El núcleo se agolpa en el farallón rocoso delimitado por la confluencia de los ríos Eresma y Clamores.

Segovia es símbolo de una realidad compleja e histórica. Sus barrios, calles y casas se distribuyen de acuerdo con una estructura social en la que la jerarquía estaba organizada y dominada por la pertenencia a una de las diferentes comunidades culturales. Moros, cristianos y judíos convivieron durante mucho tiempo en la ciudad medieval y trabajaron juntos durante el auge manufacturero del siglo XVI. La evidencia de este proceso cultural puede verse en el gran número de monumentos destacados de la ciudad, entre los que destaca el acueducto romano. Otros monumentos importantes se encuentran en el inmueble: el Alcázar, iniciado hacia el siglo XI; varias iglesias románicas; palacios nobiliarios de los siglos XV y XVI; la catedral gótica del siglo XVI, la última que se construyó en España en este estilo; y la Casa de la Moneda de Segovia, el edificio industrial más antiguo que se conserva en España.

Según el web sitio de la UNESCO, el acueducto romano de Segovia, construido probablemente hacia el año 50 a.C., se conserva en un estado extraordinario. Esta impresionante construcción, con sus dos hileras de arcos, forma parte del magnífico escenario de la ciudad histórica de Segovia. Se trata de una enorme construcción de mampostería, de 813 m de longitud, formada por cuatro segmentos rectos y dos arcadas superpuestas soportadas por 128 pilares. En el punto más bajo del valle, el Acueducto se encuentra a una altura de 28,5 m sobre el suelo.

Los 221 colosales pilares dan testimonio de la magnitud del Aquae Atilianae en la provincia de Zaragoza, mientras que en otras partes de España sólo se conservan restos de los acueductos romanos de Sevilla, Toledo y Calahorra. Los impresionantes monumentos que sobreviven en Mérida, Tarragona y Segovia ilustran la determinación política, que siguiendo los pasos de los ejércitos victoriosos, aumentó en gran medida el número de acueductos que Frontino describió como "el testimonio más solemne del Imperio".

El Acueducto de Segovia es la más conocida de estas obras de ingeniería civil por su monumentalidad, su excelente estado de conservación y, sobre todo, por su impresionante ubicación en relación con el conjunto urbano. El Acueducto es el símbolo de la ciudad y no puede separarse de Segovia en su conjunto.

Segovia cuenta con un conjunto de monumentos que, por su belleza y su ejemplaridad histórica, son realmente sobresalientes, con el Acueducto, el Alcázar y la Catedral entre sus principales estructuras.

El casco antiguo de Segovia ilustra una realidad histórica compleja a través de su trazado urbano y su desarrollo arquitectónico. Es un ejemplo de la convivencia de diferentes comunidades culturales a lo largo del tiempo.

Segovia es un testimonio excepcional de una ciudad occidental basada en una serie de tradiciones culturales diversas. Todos los elementos del entorno construido, desde la arquitectura doméstica hasta las grandes estructuras religiosas y militares, se encuentran aquí en un amplio abanico de técnicas constructivas y estilos que reflejan esta singular diversidad cultural.

El bien inscrito tiene una superficie de 134 ha que contiene todas las características necesarias para expresar su Valor Universal Excepcional. El centro de la ciudad histórica, con su gran número de monumentos notables, incluido el acueducto romano y la arquitectura doméstica más humilde, se ha mantenido. Todos los atributos del bien muestran la compleja y fascinante historia de la ciudad, en particular la coexistencia de diferentes religiones y culturas, cuya huella se puede admirar en una amplia gama de estilos arquitectónicos. Su condición de monumento clasificado por el gobierno español ha contribuido a su adecuada conservación, y cualquier intervención debe ir encaminada a mantener y salvaguardar sus características y significado.

Debido a su temprana protección legal, el inmueble ha mantenido los rasgos de autenticidad, sobre todo en cuanto a ubicación, forma y diseño. Esto es aplicable no sólo a los monumentos destacados, como el acueducto romano, sino también a otros monumentos y conjuntos arquitectónicos de la ciudad. Las huellas de la ciudad medieval, con zonas históricas como el barrio judío, pueden verse en el trazado actual de la ciudad con sus calles estrechas, el tipo de pavimento y el revestimiento decorado de los edificios, entre otras características.

Como este conjunto urbano está en continuo desarrollo, el bien se ha visto afectado por modificaciones, pero siempre ha estado bajo estrictos controles administrativos, tanto del municipio como del gobierno regional, para no impactar negativamente en los atributos que transmiten el Valor Universal Excepcional del bien.

La ciudad de Segovia fue registrada como "Conjunto Histórico" según la legislación española en 1941. Además, un gran número de monumentos están también inscritos como Bien de Interés Cultural (BIC), el máximo nivel de protección según la actual legislación de patrimonio cultural en España. Por lo tanto, cualquier solicitud de intervención sobre el bien o los monumentos, incluida la investigación arqueológica, conlleva una autorización administrativa previa, según las leyes de patrimonio cultural vigentes (Ley 12/2002, de 11 de julio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León, Decreto 37/2007, de 19 de abril, por el que se aprueba el Reglamento de Protección del Patrimonio Cultural de Castilla y León, Ley 16/1985, de 25 de junio, de Patrimonio Histórico Español). Además, todos los proyectos que afecten al inmueble deben ser aprobados previamente por la Comisión de Patrimonio Cultural de Segovia.

Dada su condición de Patrimonio de la Humanidad, se han elaborado varios proyectos para mantener y promocionar su Valor Universal Excepcional, incluyendo seminarios internacionales sobre la conservación del Acueducto. El Ayuntamiento también ha emprendido importantes acciones encaminadas a la protección, promoción y gestión de la ciudad, así como ha desarrollado un Plan Integral de Accesibilidad y Rehabilitación de diferentes zonas de la ciudad (Acueducto, Canonjías, Judería, etc.). El Ayuntamiento cuenta con una Concejalía específica de Patrimonio Cultural que se encarga de las políticas municipales encaminadas a salvaguardar el significado cultural del conjunto, y también tiene encomendadas otras políticas relacionadas con el patrimonio, como el turismo o la accesibilidad. Aplicar estas políticas de forma coordinada sigue siendo un reto, y el Ayuntamiento se enfrenta a los constantes problemas comunes que suelen darse en otras ciudades históricas como Segovia (aumento de la demanda de equipamientos públicos, desarrollo residencial, instalaciones turísticas, rehabilitación de zonas degradadas, etc.)

Un Plan General orienta la ordenación global de la ciudad, que se complementa con un Plan Especial Urbanístico de Protección de los Conjuntos Históricos. Se ha establecido una normativa para salvaguardar el Conjunto Histórico a través de un nuevo Plan Urbanístico elaborado por el Ayuntamiento. La definición de una zona de amortiguación será crucial para proteger también las vistas hacia y desde la propiedad para mantener las características visuales de la misma, y también para proteger el bucle del acueducto. El Plan Especial de los Conjuntos Históricos de Segovia deberá tener en cuenta esta protección de la zona de amortiguación y aplicar la normativa adecuada.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.