MUNDO


España registra un notable descenso en el consumo de energía tras limitar el aire acondicionado y las luces nocturnas

Bakú, 18 de agosto, AZERTAC

El consumo de electricidad en España descendió un 3,7% en la primera semana de aplicación de las nuevas medidas de ahorro energético, según informó el miércoles la ministra de Medio Ambiente, Teresa Ribera.

Según Ribera, a pesar de que España se enfrentó a temperaturas sofocantes que suelen provocar un aumento de la demanda de electricidad, los consumidores utilizaron bastante menos energía del 8 al 14 de agosto en comparación con la semana anterior.

En virtud de las nuevas medidas, el aire acondicionado de los edificios públicos, los locales culturales, los hoteles, los cines, las grandes superficies y las estaciones de transporte ya no podía ajustarse a menos de 27 C (80,6 F).

En invierno, la calefacción de los mismos edificios también tendría que permanecer por debajo de los 19 C (66,2 F).

Los edificios públicos y los comercios también deberán apagar sus luces después de las 22.00 horas, como parte de las medidas que pretenden que España y la UE dependan menos del gas natural importado ante la llegada del invierno y la amenaza de Rusia de cortar el suministro.

"Vamos a estar en condiciones de responder juntos al chantaje energético de Putin", dijo Ribera en una rueda de prensa, informa la Agencia Anadolu.

Mientras que la mayoría de los países de la UE se han comprometido a reducir su consumo de gas en un 15%, España y Portugal sólo han acordado reducciones del 7%, argumentando que tienen pocas conexiones energéticas con otros miembros del bloque y no dependen en gran medida del gas ruso.

Las medidas de España, que también introduce más inspecciones en los edificios, mayor trabajo a distancia y obligará a los edificios a mantener las puertas cerradas desde finales de septiembre, estarán en vigor hasta noviembre de 2023.

A pesar de los logros en la reducción del uso de la energía, estas nuevas medidas no han estado exentas de polémica.

"Es un ataque directo a los comerciantes, a la hostelería y al turismo. Tener ciudades como Madrid con las luces de los escaparates apagadas hace que sea menos atractivo salir a la calle, lo que a su vez significa que la gente gastará menos", dijo el martes a la prensa el consejero de Economía de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty.

Otras decenas de trabajadores del sector turístico y hostelero también se han quejado de que el aire acondicionado a 27 C sería simplemente demasiado caliente para mantener a los huéspedes cómodos.

Sin embargo, esta semana el consejero de Energía de las Islas Baleares, Juan Pedro Yllanes, resaltó que no espera que las medidas afecten al sector de la hostelería.

"La mayoría de nuestros turistas vienen del norte de Europa y ya han interiorizado la idea de que habrá una crisis energética en otoño. Estas medidas no les sorprenderán ni tendrán ningún efecto en su actividad vacacional", destacó.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.