POLÍTICA


Experto húngaro: La discusión de Munich se convirtió en un día negro en la historia de Armenia

Budapest, 17 de febrero, AZERTAC

El debate entre el presidente Ilham Aliyev y el primer ministro Nikol Pashinyán celebrado el sábado pasado en el marco de la Conferencia de Seguridad de Munich fue llamado "Un día negro en la historia de Armenia" por Oleksandr Boiko, investigador de la Universidad Dunauyvarosh.

Según AZERTAC, que nació y creció en Ucrania y, por lo tanto, no es completamente indiferente a los procesos de la antigua Unión Soviética, el experto sigue de cerca los discursos de los dirigentes y otros representantes de los países postsoviéticos.

El panel dedicado al conflicto armenio-azerbaiyano de Nagorno-Karabaj fue nombrado por Boiko como uno de los más animados de la actual conferencia.

"Obviamente, el grado general en este panel fue más alto que en los otros. Las partes presentaron cada una de sus visiones sobre los orígenes del problema y las formas de salir del impasse. En el discurso del dirigente azerbaiyano se podía sentir muchos años de experiencia y posesión del tema, lo que no se puede decir del Primer Ministro armenio, que trataba de contar al mundo todo sobre sus revoluciones, pacíficas o no pacíficas, micro o macro. Todo esto sonaba de alguna manera fuera de tema. ¡¿Quién está interesado en ello?! Se sentía como si no estuviera listo para ir a tan altas tribunas internacionales", dijo el experto.

En cuanto a la cuestión de cómo los tiempos del zar Tigran u otras dinastías, de las que hablaba Pashinyán, son relevantes para la resolución del conflicto, Boiko subrayó su absoluta irrelevancia.

"En general, debo decir que las excursiones en esos tiempos lejanos son el destino de aficionados absolutos, que no tienen nada que decir y se sienten incómodos al hablar en el marco del derecho internacional. Esas conversaciones suelen ser llevadas a cabo por jubilados en bancos del parque, taxistas, vendedores de semillas, lo que quedó en mi memoria cuando todavía vivía en la región de Cherkassy, en Ucrania. Volviendo a esos siglos lejanos, el Primer Ministro armenio se parecía a uno de ellos. Deberíamos hablar del tema, de hecho, para no distraernos y no intentar encantar a la audiencia con excursiones tan dudosas. Y la amplitud de los saltos de Pashinyán de un tema a otro, de los tiempos modernos a la antigüedad, terminó con lo que dijo que parecía ser mucho, pero al mismo tiempo nada, y así permitió al presidente de Azerbaiyán asestar golpes razonados y puntuales. Por lo tanto, su discurso en Munich no trajo nada positivo para Armenia. Este es un día negro en su historia", dijo el interlocutor.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.