SOCIEDAD


FAO: “La deforestación mundial se ralentiza, pero los bosques tropicales siguen en peligro”

Bakú, 4 de mayo, AZERTAC

El ritmo de pérdida de bosques se redujo en casi un 30% entre 2010 y 2018 en comparación con el período 2000-2010. Así lo indica un informe presentado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en el XV Congreso Forestal Mundial que se celebra estos días en Seúl, informa AZERTAC. Sin embargo, las selvas tropicales siguen amenazadas por factores como el pastoreo de ganado en Sudamérica o la expansión de las tierras de cultivo en Asia.

La tasa de deforestación ha disminuido alrededor del 29%, pasando de 11 millones de hectáreas al año entre 2000 y 2010 a 7,8 millones de hectáreas al año entre 2010 y 2018. América del Sur (68 millones de hectáreas) y África (49 millones de hectáreas) experimentaron las mayores pérdidas de tierras forestales entre 2000 y 2018.

El 90% de la deforestación mundial se produce en los bosques tropicales: 157 millones de hectáreas, una superficie comparable a la de Europa Occidental. La buena noticia es que el ritmo de deforestación en las regiones tropicales ha disminuido considerablemente, pasando de 10,1 millones de hectáreas al año en 2000-2010 a 7 millones de hectáreas al año en 2010-2018.

"El desarrollo agrícola insostenible y otros usos de la tierra siguen ejerciendo presión sobre nuestros bosques, especialmente en los países más pobres. Pero hay soluciones que benefician a todos y que podemos y debemos utilizar para alimentar al mundo sin destruir nuestros bosques", aseguró la subdirectora de la FAO, Maria Helena Semedo.

La expansión de las tierras de cultivo (incluidas las plantaciones de palma aceitera) es el principal motor de la deforestación (casi el 50%). El segundo factor más importante es el pastoreo (38,5%).

El estudio muestra que las regiones tropicales de Centroamérica son las más amenazadas por la conversión del uso de la tierra: el 30,3% de los bosques tropicales de Centroamérica y el 25,2% de los bosques tropicales de América Central se perdieron entre 2000 y 2018.

El crecimiento anual global de la superficie forestal mostró un ligero aumento, de 4,2 millones de hectáreas al año entre 2000 y 2010 a 4,7 millones de hectáreas al año entre 2010 y 2018. La superficie de bosques nuevos plantados aumentó en 46 millones de hectáreas entre 2000 y 2018. El estudio se basa en un análisis de datos de 126 países y territorios.

 

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.