POLÍTICA


Genocidio de Joyalí -un gran ejemplo de impunidad como crimen contra lesa humanidad

Bakú, 26 de febrero, AZERTAC

Se cumplen 30 años del genocidio de Joyalí. Durante muchos años los azerbaiyanos ha conmemorado con profundo dolor la bendita memoria de las víctimas de este horrendo crimen cometido hace 30 años por vándalos armenios contra el pueblo azerbaiyano, gente inocente, informa AZERTAC.

En la historia de la humanidad ha habido a menudo guerras sangrientas, genocidios y masacres.

Los que masacraban a los civiles eran maldecidos y castigados en la mayoría de los casos.

Tras la Segunda Guerra Mundial, se creó un tribunal internacional para los autores de crímenes contra la humanidad, y los autores fueron castigados en consecuencia.

Los tribunales de Núremberg y Tokio (1945), Yugoslavia (1993), Ruanda (1994), Timor Oriental (2000), Sierra Leona (2002), Líbano (2007) y otros se crearon con este mismo fin.

El genocidio de Joyalí cometido por el ejército armenio el 26 de febrero de 1992 tiene carácter de crimen internacional.

La decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos del 22 de abril de 2010 definió la masacre de los civiles azerbaiyanos en Joyalí como "un acto particularmente grave, que puede ser evaluado como un crimen de guerra o un crimen contra la humanidad".

La tragedia de Joyalí se encuentra entre genocidios como el de Jatín, el Holocausto, Songmi, Lidice, Babi Yar, Ruanda y Srebrenica.

La tragedia de Joyalí es un crimen contra la humanidad. En octubre de 1991, la ciudad fue completamente asediada por las fuerzas armadas armenias. El 26 de febrero de 1992, unidades militares armenias cometieron un acto de genocidio en la ciudad de Joyalí, donde vivían siete mil personas.

El 30 de octubre se cortó el tráfico terrestre y el helicóptero fue el único medio de transporte. El último helicóptero civil llegó a Joyalí el 28 de enero y tras el derribo de un helicóptero civil sobre la ciudad de Shusha, a causa del cual murieron 40 personas, el tráfico de helicópteros dejó de funcionar. A partir del 2 de enero no hubo electricidad en la ciudad. La ciudad vivió gracias al valor de la población y al heroísmo de sus defensores. La defensa de la ciudad fue organizada por las fuerzas de la guardia local, la milicia y los combatientes del Ejército Nacional armados principalmente con subfusiles.

A partir de la segunda parte de febrero, Joyalí fue rodeada por las fuerzas armadas armenias y sometida a los disparos diarios de la artillería y del equipo militar duro, a los intentos de ataque de la parte armenia. Los preparativos para el ataque a Joyalí comenzaron en la tarde del 25 de febrero cuando el equipo militar del regimiento nº 366 empezó a tomar posiciones alrededor de la ciudad. El asalto de la ciudad comenzó con el fuego de 2 horas de tanques, carros blindados y cañones con el misil "Alazan". Joyalí fue bloqueada por tres lados y la gente trató de escapar en dirección a Asgaran. Sin embargo, muy pronto comprendieron que se trataba de una trampa siniestra. Cerca de la aldea de Nakhchivanik, las fuerzas armadas armenias abrieron fuego contra la gente desarmada. Justo aquí, en Asgaran-Nakhchvanik, barranco poco profundo muchos de los niños y mujeres, ancianos, congelados y debilitados en la nieve de los bosques y puertos de montaña se convirtieron en las víctimas de la brutalidad de las fuerzas armadas armenias.

Estos acontecimientos tuvieron lugar cuando el ministro de Asuntos Exteriores de la República Islámica de Irán, Ali Akbar Vilayati, visitó la región con una misión de mediación. El 25 de febrero se reunió con los dirigentes de Azerbaiyán en Bakú y el 27 de febrero tenía previsto ir a Karabaj y después a Armenia. En relación con esto, según el acuerdo de ambas partes, se declaró un alto el fuego de tres días desde el 27 de febrero hasta el 1 de marzo, pero también fue ignorado por la parte armenia. También ocurrió el 12 de febrero cuando la misión del Consejo de Seguridad y Cooperación en Europa llegó a Karabaj con el objetivo de conocer y analizar la situación en la zona de conflicto y las posibilidades de su solución, y luego planeó ir a Ereván y Bakú. Exactamente el 12 de febrero, los extremistas armenios llevaron a cabo la captura de las aldeas de Malibeyli y Gushchular del distrito de Shusha, debido a lo cual las aldeas fueron completamente destruidas e incendiadas. Sólo en Malibeyli, unas 50 personas fueron asesinadas, heridas y tomadas como rehenes.

Las fuerzas azerbaiyanas de esos días no pudieron irrumpir para ayudar a la población de Joyalí, y no hubo capacidad para llevarse los cadáveres. Al mismo tiempo, grupos especiales de armenios con capas de camuflaje blancas que utilizaban helicópteros buscaban a la gente en los bosques, grupos de personas que salían del bosque eran fusilados o tomados como rehenes y sometidos a torturas. El 28 de febrero, el grupo de periodistas locales pudo llegar al lugar de la masacre de azerbaiyanos con dos helicópteros. El horrible espectáculo conmocionó a todos: los cadáveres cubrían el campo. A pesar del convoy del segundo helicóptero, sólo pudieron llevarse cuatro cadáveres debido a los disparos de los militantes armenios contra los helicópteros. El 1 de marzo, cuando el grupo de periodistas extranjeros y locales pudo llegar a este lugar, el espectáculo que vieron fue más terrible. Los cadáveres estaban mutilados. Muchos de ellos tenían heridas de bala en la cabeza y esto mostraba que los heridos estaban acabados. Después de la revisión médica de los cadáveres se determinó que les habían cortado el cuero cabelludo, las orejas y otros órganos, les habían sacado los ojos, les habían cortado las extremidades, tenían numerosas heridas de bala, muchas de ellas presionadas por equipos duros.

El genocidio de Joyalí destaca con especial crueldad entre las reivindicaciones territoriales de Armenia contra Azerbaiyán, crímenes sangrientos cometidos como resultado de la política de limpieza étnica llevada a cabo por los agresores armenios contra nuestro pueblo. Durante el genocidio de Joyalí, que dejó una huella en la historia mundial como la masacre de civiles, en una noche una ciudad de más de 7000 habitantes fue arrasada, personas inocentes, incluyendo mujeres, niños y ancianos fueron asesinados sólo porque eran azerbaiyanos.

Durante treinta años, nuestro pueblo ha llevado en su corazón el dolor moral y los horrores inimaginables de este sangriento crimen.

Hoy 17 países han reconocido el genocidio de Joyalí a nivel parlamentario, 22 estados de EE.UU. - a nivel legislativo, la Organización de Cooperación Islámica y otras estructuras reconocieron oficialmente esta tragedia.

Pero los autores del genocidio de Joyalí llevan 30 años en libertad.

Hay que tener en cuenta que durante 200 años el pueblo azerbaiyano ha sido sometido continuamente a una política de limpieza étnica y genocidio por parte de los chovinistas armenios. Los azerbaiyanos fueron expulsados de sus tierras históricas, se convirtieron en refugiados y desplazados y todo ello estuvo acompañado de masacres cometidas por los armenios. La expulsión de los azerbaiyanos de sus tierras históricas-étnicas continuó durante el periodo soviético. En 1948-1953, 150 mil azerbaiyanos fueron deportados de Armenia y se instalaron en la llanura de Kura-Araz. Y en 1988, 250 mil azerbaiyanos que vivían en sus tierras históricas fueron expulsados de Armenia, convirtiendo así a Armenia en un estado monoétnico.

Los acontecimientos que se desarrollaron en torno a Nagorno-Karabaj desde 1988 y el deseo de los ideólogos armenios de poner en práctica la insensata idea de "Armenia de mar a mar" condujeron a la destrucción de pueblos y ciudades, a la muerte de decenas de miles de personas inocentes y a la expulsión de cientos de miles de azerbaiyanos de sus tierras históricas.

El Estado armenio, en contra de todas las normas internacionales, intentó anexionarse Nagorno-Karabaj, al tiempo que demostraba su voluntad de cometer crímenes y atrocidades.

El genocidio de Joyalí, que es una tragedia del siglo XX, fue el resultado de esta política agresiva y criminal de los armenios. Esta tragedia que tuvo lugar a finales del siglo XX es uno de los crímenes más graves dirigidos no sólo contra el pueblo azerbaiyano, sino también contra toda la humanidad.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.