POLÍTICA


HRW publica otro informe sobre el uso de municiones de racimo por parte de Armenia contra Azerbaiyán

Bakú, 15 de diciembre, AZERTAC

Human Rights Watch (HRW) ha publicado otro informe sobre las investigaciones realizadas en relación con los ataques con cohetes de las fuerzas armadas armenias contra civiles y objetos civiles azerbaiyanos, informa AZERTAC.

El informe dice que las fuerzas armadas armenias y el régimen ficticio de Alto-Karabaj han bombardeado repetidamente las zonas pobladas por azerbaiyanos con armas prohibidas durante la guerra de seis semanas.

Se hace hincapié en que el uso de armas prohibidas es una violación de la legislación militar.

En el informe se señala que durante las visitas de los expertos de Human Rights Watch a Azerbaiyán, en noviembre de 2020, documentaron 4 ataques con el uso de municiones de racimo en 3 distritos del país: "Como resultado de esos ataques murieron al menos 7 civiles, incluidos 2 niños, y 20 civiles, incluidos 2 niños, resultaron heridos".

Hugh Williamson, director de Human Rights Watch para Europa y Asia Central (EAC), recalcó que el uso de armas de racimo está prohibido por acuerdo internacional, especialmente su uso contra civiles es inaceptable.

El informe proporciona información sobre las características de las armas de racimo. Se destaca que pueden ser lanzados tanto desde tierra (cañones, cohetes y morteros) como desde el aire. Típicamente, las municiones de racimo detonan en el aire y las bombas se dispersan en una amplia zona. Durante un ataque, todo el mundo corre el riesgo de morir o resultar herido. Además, las municiones de racimo a menudo no explotan como resultado del impacto inicial y siguen siendo una fuente de peligro, como las minas.

El informe de la organización indica que ha documentado un ataque con municiones de racimo en Bardá en octubre que mató a 21 personas e hirió a 70. Durante su visita a Azerbaiyán en la primera quincena de noviembre, "Human Rights Watch" documentó cuatro ataques con bombas de racimo por parte de las fuerzas armadas armenias: uno contra la ciudad de Bardá, dos contra el distrito de Goranboy y uno contra el distrito de Tartar.

Se informa de que el 27 de noviembre los representantes de la organización se reunieron en Ereván con el representante del Ministerio de Relaciones Exteriores de Armenia, quien negó la presencia de municiones de racimo en el arsenal del ejército armenio. Varias publicaciones internacionales, entre ellas el informe anual "Military balance-2020" del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, afirman que Armenia tiene misiles balísticos Tochka-U e Iskander, y misiles Smerch y WM-80 (fabricados en China) que pueden disparar bombas de racimo. "Human Rights Watch entiende que las formaciones ilegales de Alto-Karabaj no tenían donde conseguir las municiones de racimo por sí mismas. Se supone, pues, que las fuerzas armadas armenias llevaron a cabo esos ataques, o que suministraron esa munición a las fuerzas militares ilegales de Alto-Karabaj. Como armas prohibidas, las municiones de racimo nunca deben ser usadas o suministradas por nadie.

Cabe destacar que el informe también refleja las opiniones y entrevistas de los civiles azerbaiyanos que fueron atacados con municiones de racimo.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.