REGIONES


Hijo del héroe nacional azerbaiyano: "Nuestros días felices volverán"

Gubadli, 9 de marzo, AZERTAC

Volvimos a visitar el distrito de Gubadli, que fue liberado de la ocupación. En este viaje nos acompañaron los hijos del héroe nacional Alakbar Aliyev. Con lágrimas de alegría pisaron sus tierras natales e izaron la bandera tricolor de Azerbaiyán sobre sus casas destruidas por los ocupantes armenios.

El corresponsal regional de AZERTAC presenta el reportaje desde el pueblo de Ishigli del distrito de Gubadli.

Nuestro autobús avanza por las carreteras destruidas y rotas del distrito de Jabrayil. Nos acompañan en este viaje los hijos del héroe nacional Alakbar Aliyev: Khayal y Ruhin, que esperan con impaciencia nuestra llegada a su Gubadli natal.

Gubadli nos recibe con devastación; los fascistas armenios no dejaron aquí ni una sola piedra. "Este es nuestro pueblo", exclaman los hijos del Héroe Nacional al llegar a Ishigli. Llevan 28 años esperando este momento. Khayal y Ruhin se apresuran a llegar a su casa natal, su alegría es ilimitada. Echan un vistazo a su alrededor, la tierra antes fértil se ha convertido en ruinas.

Dejamos la calzada y nos dirigimos a la casa del héroe nacional Alakbar Aliyev. Las lágrimas acuden a sus ojos al ver las ruinas de su hogar. Su casa paterna era un lugar sagrado para ellos. Izaron una bandera sobre su casa natal y se colocó una foto del Héroe Nacional. En la foto escribieron: "Descansa en paz, nuestro mártir. Estás vengado".

Khayal Aliyev, que a los once años se vio obligado a abandonar su patria, compartió sus recuerdos de la lejana infancia: "Nuestra infancia transcurrió en esta casa. Durante la Primera Guerra de Karabaj, los armenios bombardearon Gubadli desde la dirección de Gorus. Nos escondimos de los bombardeos en la planta baja. Cada piedra de esta casa es querida por mí. Nuestra casa tenía una sala de estar y dos dormitorios. En otra parte de la casa, mi padre hizo una pequeña habitación para mí. Pero esta obra quedó inconclusa porque mi padre fue al frente y murió heroicamente en la batalla.

Había grandes árboles en nuestro patio. Cuando era travieso, solía esconderme detrás de ellos. Los armenios plantaron aquí granados, cuando nosotros vivíamos aquí no había. Estoy eternamente feliz de que por fin hayamos vuelto. Espero instalarme pronto en nuestra patria. Nuestros días felices seguramente volverán, la vida jugará con nuevos colores.

Alakbar Aliyev tenía la reputación de ser un valiente luchador en la guardia de su tierra natal. La última batalla de su vida la libró en el pueblo de Suarasi, en el distrito de Lachin. El 7 de agosto de 1992, Alekper Aliyev, que solo mató a una veintena de matones armenios, fue asesinado heroicamente. De acuerdo con el decreto del presidente de la República de Azerbaiyán, Alakbar Aliyev recibió a título póstumo "Héroe Nacional de Azerbaiyán".

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.