REGIONES


Igor Korotchenko: “La operación 'Puño de Hierro' es un ejemplo de la guerra moderna de alta tecnología del siglo XXI”

Aghdam, 1 de mayo, AZERTAC

“Es como si la bomba atómica hubiera explotado aquí. Porque la destruida Aghdam recuerda dolorosamente a las destruidas Hiroshima y Nagasaki. Pero los armenios no pusieron una bomba aquí, no tenían una bomba atómica. Plantaron una bomba de odio contra el pueblo azerbaiyano”.

Según el corresponsal regional de AZERTAC, así lo afirmó Igor Korotchenko, redactor jefe de la revista rusa "Defensa Nacional" que llegó a Aghdam, en su entrevista con los periodistas.

I. Korotchenko señaló que la escala de destrucción asombra a la conciencia humana: "Probablemente no hay otros lugares en la tierra donde podamos ver con nuestros propios ojos la escala de vandalismo, la escala de odio y enemistad. Se trata de un crimen de guerra y los líderes político-militares de Armenia deben responder por ello ante el tribunal internacional. Es imposible perdonar un crimen así. Es un crimen contra la humanidad. Por supuesto, lo repetiré una vez más: es el crimen de guerra más salvaje. Por lo tanto, los políticos de Armenia que desencadenaron la primera y la segunda guerra del Karabaj, los militares armenios y también los militantes armenios que expulsaron a más de un millón de azerbaiyanos de sus hogares, deben responder por sus crímenes de guerra.

Por supuesto, entendemos que se necesitará una gran cantidad de tiempo, décadas para curar estas terribles heridas, para restaurar las ciudades de Azerbaiyán, los asentamientos. Pero existe la voluntad política de Azerbaiyán. Estamos absolutamente seguros de que pasará algún tiempo y los territorios ocupados volverán a ser la perla de Azerbaiyán. El pueblo azerbaiyano es muy trabajador, persistente, paciente y restaurará lo que fue destruido. Este será el mejor monumento a los azerbaiyanos que murieron defendiendo la integridad territorial de su país. Las ciudades reconstruidas y el Karabaj restaurado serán un monumento a los que murieron en las batallas por la integridad territorial de su país", agregó el redactor jefe.

Continuó diciendo que, en términos de arte militar operativo, la operación 'Puño de Hierro' realizada es un ejemplo de la guerra moderna de alta tecnología del siglo XXI. El Ejército de Azerbaiyán ha luchado contra un enemigo muy bien preparado. Durante casi 30 años este enemigo ha creado varias líneas de defensa, que Ereván consideraba insuperables para las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán. Pero hemos visto nuevos ejemplos de la nueva guerra tecnológica, la guerra del siglo XXI. El ejército azerbaiyano, el ejército del siglo XXI, consiguió esta destacada victoria.

"Hoy en día, la operación 'Puño de Hierro' se estudia en las principales academias militares de varios países del mundo, en Estados Unidos de América, Gran Bretaña Francia, el mundo árabe. Esta operación se está estudiando también en Rusia. Porque es un triunfo del arte militar moderno. Hoy en día no hay muchas operaciones de este tipo. La magnitud del uso de armamento moderno por parte de Azerbaiyán no tiene precedentes. Así que, ciertamente, esta victoria fue posible gracias, en primer lugar, al Comandante en Jefe de las fuerzas armadas de Azerbaiyán, el Presidente Ilham Aliyev. Gracias a esta victoria militar, Azerbaiyán situó la Segunda Guerra del Karabaj entre los acontecimientos mundiales más importantes del año pasado. La victoria de Azerbaiyán es el principal acontecimiento militar y político de 2020. Nadie puede discutirlo, ni siquiera los propagandistas armenios. Porque, repito, en el ejército armenio hubo 10 mil desertores durante 44 días de guerra. También es un ejemplo sin precedentes en la historia militar moderna. Azerbaiyán ha ganado por su voluntad, por su perseverancia, por las ventajas que tenía en el campo de la economía, en el campo de la política. Esta lucha fue sin duda, la de los líderes de los estados también. Frente al patético, lánguido, confuso y capitulador Pashinián, el Presidente Ilham Aliyev no sólo parecía digno, sino uno de los líderes del mundo moderno", subrayó Igor Korotchenko.

I. Korotchenko añadió que hoy en día en muchas capitales del mundo se ve a Azerbaiyán como un país que merece confianza, respeto, uno de los países con los que se debe ser amigo: "Porque el Estado es plenamente soberano, en cuanto a la toma de las decisiones políticas más importantes. Hoy en día existen muy pocos países así. Azerbaiyán es uno de esos países que asegura su soberanía apoyándose en el poderío de su economía y de su ejército”.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.