POLÍTICA


Intereses nacionales en la política exterior: Mensaje del Presidente de Azerbaiyán al mundo

Bakú,23 de febrero,AZERTAC

Ciertamente no es fácil aplicar una política exterior independiente en esta fase. En el mundo actual se están desarrollando procesos geopolíticos muy contradictorios. Para satisfacer sus intereses, las grandes potencias no se detienen ni siquiera antes del uso de la fuerza. El derecho internacional puede ser violado. A veces también se hace caso omiso de la voluntad de las organizaciones internacionales. La cuestión de qué principios son la base de la política exterior de los países que han conseguido la independencia, en una situación como ésta, es bastante relevante. Además, los jóvenes Estados independientes ya han decidido su rumbo en materia de la política exterior. ¿Cuál es el principio fundamental de la política exterior de Azerbaiyán? ¿Hasta qué punto puede seguirlo en la fase actual? El presidente Ilham Aliyev dio respuestas detalladas a estas preguntas en una entrevista con Real TV.

Política exterior común: desarrollo exitoso del sistema creado por el líder nacional

Las declaraciones del Presidente Ilham Aliyev sobre el curso de la política exterior del país en la reunión republicana con motivo del Día de la Juventud de Azerbaiyán provocaron una amplia resonancia en los círculos de expertos. La tesis del jefe de Estado se analiza en diferentes contextos. En una entrevista con el canal Real TV, Ilham Aliyev comentó la esencia de la idea expresada en el evento. El jefe de estado pronunció : "...en algunos órganos de prensa extranjeros y comunidades de expertos, se enfatiza que Azerbaiyán aplica una política equilibrada y busca un equilibrio en esta región. No es así. No buscamos un equilibrio. Simplemente protegemos nuestros intereses nacionales a través de nuestra política exterior y reducimos los posibles riesgos. Nuestra política exterior se basa en intereses nacionales. Tenemos que hacer y estamos haciendo en política exterior lo que dictan los intereses nacionales. Puedo decir que lo hemos conseguido.

Los expertos que analizan esta idea argumentan que el Presidente ha dado nuevo contenido al curso de política exterior. Si consideramos esta cuestión desde una perspectiva más amplia, podemos ver que, de hecho, desde 1993, el rumbo de la política exterior de Azerbaiyán se ha aplicado con precisión de acuerdo con un único sistema bien planificado. Los principios fundamentales de esta política fueron definidos por el líder nacional Heydar Aliyev. Su objetivo es maximizar los intereses nacionales teniendo muy en cuenta las tendencias geopolíticas mundiales. A través de este prisma, vemos que el jefe de Estado señaló la necesidad de un desarrollo innovador de la política exterior en condiciones modernas.

Es necesario realizar un amplio análisis de este aspecto del problema. El Presidente afirma abiertamente que Azerbaiyán no busca un equilibrio en la región. Bakú no está equilibrando los intereses de las grandes potencias. En general, es imposible llevar a cabo una política exterior independiente en esta posición, porque si el objetivo principal es equilibrar los intereses de los demás, entonces los intereses de estas fuerzas tendrán que estar garantizados. Por ejemplo, para equilibrar los intereses de Occidente y los de Rusia, es necesario garantizar un equilibrio en el marco de las condiciones que establecen directamente. En este caso, la línea de independencia en política exterior se pierde. Tenemos que adecuarlo constantemente a las condiciones de los demás e incluso arreglarlo conforme a ellas. Tampoco es posible hablar del carácter sistemático de tal curso, ya que las condiciones del carácter sistemático siempre dependen del entorno externo. Es imposible determinar qué cambios pueden ocurrir en este caso. En el mejor de los casos, es posible reaccionar de manera flexible ante los cambios que, en última instancia, no sirven a la estadidad nacional.

Las oportunidades potenciales para encontrar un equilibrio en la política exterior también son limitadas. La razón es que el Estado está constantemente tratando de hacer concesiones a los demás. En este caso, es necesario elegir entre la "línea roja" de la estadidad y los intereses de las fuerzas externas. Entonces el orden en la política exterior en general se derrumba. El Estado se encuentra en un callejón sin salida. Armenia es un ejemplo de ello en el Cáucaso Meridional. Al principio, Ereván se dedicó a asegurar los intereses de Rusia. Unos años más tarde, las posibilidades de maniobrar dentro de este marco se agotaron. El Kremlin no fue más allá de sus propios intereses. Luego Armenia intentó equilibrar los intereses de Rusia con los de Occidente. Y podemos señalar dos consecuencias trágicas de ello.

En primer lugar, se cometió un atentado terrorista en el Parlamento armenio. Después de este incidente, Ereván se ha alejado considerablemente de la posición de equilibrio. El segundo incidente ocurrió en el intento de Armenia de convertirse en un miembro asociativo de la Unión Europea. La presión del Kremlin obligó a S. Sarkisián a unirse inmediatamente a la Unión Económica Euroasiática. Después de este evento, los líderes armenios declararon que podían seguir una política de "y-y". En otras palabras, si "uno u otro" significa una preferencia por una de las fuerzas, entonces "y-y" significa una preferencia por ambas fuerzas al mismo tiempo. Los expertos lo llaman "sentarse en dos sillas al mismo tiempo". Y los funcionarios de la UE se vieron obligados a declarar abiertamente que esto es imposible, y Ereván se confunde. Así, el segundo escenario armenio de equilibrar los intereses de las fuerzas externas fracasó. Finalmente, centrándose en la independencia, N. Pashinyán declaró que quiere estar más cerca tanto de Occidente como de Rusia. Este intento también ha llegado a un callejón sin salida. El Kremlin ha advertido repetidamente a los líderes armenios. No cabe duda de que un tercer intento fracasará también, porque la independencia y la línea de balance entre los intereses de los demás se contradicen entre sí.

El principio fundamental en una nueva etapa: los intereses nacionales de Azerbaiyán - ¡ante todo!

En el contexto de estas comparaciones, es evidente que la política exterior de Azerbaiyán se basa en intereses nacionales. Volvamos a los hechos. En la segunda mitad de los años 90 del siglo pasado, las fuerzas que no querían reconocer la política exterior de Azerbaiyán y trataron de supeditarla a sus propios intereses, intentaron un golpe de estado. Pero entonces el líder nacional, mostrando gran determinación, coraje y sabiduría, no cambió el curso. El "Contrato del Siglo" fue firmado gracias a la fuerte posición de los líderes azerbaiyanos.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.