POLÍTICA


Khalid Taimur Akram: El reciente incidente en Kalbajar es una manifestación espantosa de la conducta despiadada y temeraria de Armenia de no proporcionar el mapa de las zonas minadas localizadas

Bakú, 12 de junio, AZERTAC

"La explosión de una mina terrestre el 4 de junio en la región azerbaiyana de Kalbajar, al oeste de Nagorno-Karabaj, ha matado a dos periodistas azerbaiyanos Siraj Abishov y Maharram Ibrahimov. El incidente es devastador y siento un profundo dolor por las víctimas y los fallecidos. Explicar las atrocidades y los daños causados en las estadísticas no es nada comparado con ver en persona las pérdidas reales y la devastación causada por un conflicto que dura décadas", dijo el director ejecutivo del Centro de Estudios Globales y Estratégicos (CGSS) de Islamabad, Pakistán, Khalid Taimur Akram, en su entrevista con AZERTAC.

"Tuve la oportunidad de visitar los territorios liberados de Azerbaiyán en abril de 2021. Visité la ciudad de Aghdam y fui testigo de las repercusiones de la guerra en la región por las brutales acciones de las fuerzas armenias. Las fuerzas armenias habían estado destruyendo ciudades y distritos de Azerbaiyán desde su ocupación. Se destruyeron edificios, infraestructuras y se saquearon los recursos naturales. Los lugares religiosos, históricos y culturales también fueron objeto de vandalismo.

Desde principios de la década de 1990, la región ocupada está plagada de minas y munición sin explotar. Se ha dicho que es una "alfombra de minas terrestres". Las zonas más afectadas están cerca de Tartar, Aghdam y los distritos de Fuzuli y Jabrayil. Los expertos de la Agencia Nacional de Acción contra las Minas de Azerbaiyán han calculado que podrían tardar entre 10 y 13 años en desminar el territorio. Después de todas estas atrocidades, Armenia se ha negado a proporcionar ningún mapa de las minas terrestres. Aun así, Armenia opta por un enfoque pesimista respecto a la seguridad humana.

En varias ocasiones, Armenia ha intentado violar el alto el fuego, haciendo que el proceso de paz sea frágil y obstaculizando la estabilidad de la región. El mayor desafío reside en las acciones de Armenia, que sigue siendo insensible a la seguridad humana básica en la región y no se compromete con el pacto internacional. A pesar de las intervenciones internacionales para establecer la paz, la mala voluntad de Ereván es contundente para desafiar los esfuerzos. Sin embargo, Azerbaiyán siempre ha sido justo con la causa de la humanidad.

A pesar de todos los esfuerzos realizados por el Gobierno de Azerbaiyán para esclarecer las zonas contaminadas, la ausencia de los mapas de minas terrestres ha impuesto graves repercusiones en la seguridad básica de la vida. Es el momento crucial para Azerbaiyán para reconstruir o reconciliar las zonas liberadas que han sido completamente levantadas al suelo. Es una tarea ingente retirar las minas y la munición de los campos de batalla de la región liberada de Nagorno-Karabaj y sus alrededores.

Muchos civiles y militares han muerto o resultado heridos a causa de estas minas. El reciente incidente es también una terrible manifestación de la despiadada e imprudente conducta armenia de no proporcionar un mapa de las zonas minadas localizadas y por ello se ponen en peligro más vidas.

También se ha observado que las minas podrían haber sido colocadas recientemente en esa zona de Kalbajar, lo que significa que Armenia sigue llevando a cabo actividades terroristas patrocinadas por el Estado. La comunidad internacional debe reaccionar urgentemente ante este terrible problema. Las atrocidades armenias y su verdadero rostro se han desvelado ante el mundo. Por lo tanto, es el momento en que la comunidad internacional no debe permanecer en silencio y tomar una decisión dura contra Armenia y presionar a los dirigentes para que entreguen los mapas de las zonas minadas. Esto debe hacerse por la causa humanitaria. En este sentido, el papel constructivo de los países vecinos y aliados de Azerbaiyán es muy significativo para participar en los esfuerzos significativos para la causa humanitaria para presionar a los líderes armenios para proporcionar mapas de las tierras minadas para que la probabilidad de tales incidentes graves en el futuro podría ser minimizado ", zanjó Khalid Taimur Akram.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.