NOTICIAS OFICIALES


La Asamblea General celebra una sesión especial sobre Covid-19
El Presidente de Azerbaiyán, Presidente del Movimiento de los Países No Alineados, Ilham Aliyev, intervino en formato de vídeo

Bakú, 3 de diciembre, AZERTAC

El 3 de diciembre se celebró en Nueva York una sesión especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas dedicada a la lucha contra la infección por coronavirus - COVID-19.

AZERTAC informa de que el presidente de la República de Azerbaiyán, presidente del Movimiento de los Países No Alineados, Ilham Aliyev, intervino en la sesión en formato de vídeo.

El texto completo del discurso del presidente Ilham Aliyev:

"Es un honor para mí hablar en nombre de los 120 Estados miembros del Movimiento de los Países No Alineados.

Es con un sentimiento de pesar que informamos del surgimiento de muchas áreas nuevas de preocupación al celebrar el 75 aniversario de la ONU, un importante foro multilateral para responder a los problemas y desafíos globales urgentes. Estas preocupaciones exigen una demostración renovada de nuestro compromiso colectivo con el multilateralismo y los valores de la cooperación internacional en el corazón de la Carta de las Naciones Unidas y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Un ejemplo impactante de esto es el fuerte apoyo de los Estados Miembros de las Naciones Unidas a la iniciativa del Movimiento de los Países No Alineados de celebrar un período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la lucha contra la pandemia COVID-19. Entre otras cosas, es un tremendo éxito para los Estados Miembros del Movimiento de los Países No Alineados. Porque este año también celebramos el 65º aniversario de la Declaración de Bandung, que incluye la promoción de la cooperación internacional. A este respecto, en nombre del Movimiento, quisiera expresar nuestra sincera gratitud a los Estados Miembros de las Naciones Unidas y al Presidente de la Asamblea General por su apoyo en la celebración del período extraordinario de sesiones.

Durante el año 2020, la comunidad mundial se enfrentó a la crisis sanitaria más grave de nuestra historia moderna. Actualmente, se registran más de 60 millones de casos de infección en el mundo, y más de 1 millón de personas han muerto. Esta crisis, que ha tenido numerosas consecuencias sanitarias, sociales, económicas y financieras, ha causado enormes daños a las sociedades, las economías, el comercio mundial y los viajes y ha tenido un efecto devastador en la vida de las personas.

A fin de contribuir a los esfuerzos mundiales para hacer frente a los efectos universales sin precedentes de la pandemia y prestar asistencia rápida, adecuada y amplia a los Estados miembros del MNOAL, Azerbaiyán, en su calidad de Presidente del Movimiento de los Países No Alineados, organizó una cumbre en línea del Grupo de Contacto del MNOAL sobre COVID-19 el 4 de mayo de 2020. El resultado práctico de la cumbre fue la decisión de los Estados miembros del MNOAL de establecer un grupo de trabajo sobre la lucha contra COVID-19 y crear una base de datos sobre las necesidades y requisitos básicos humanitarios, médicos y relacionados con el coronavirus de los Estados miembros del MNOAL.

Nos complace observar que, al responder a la pandemia, la Organización Mundial de la Salud se ha referido a la base de datos del Movimiento como una de las fuentes para determinar las necesidades actuales de los Estados miembros del Movimiento de los Países No Alineados.

El Movimiento de los Países No Alineados aprecia las actividades del sistema de las Naciones Unidas en la lucha contra COVID-19. Apreciamos el fuerte liderazgo del Secretario General, que dirige la lucha mundial de la ONU contra la pandemia y asegura la continuidad de sus acciones. El Movimiento apoya plenamente el importante papel de la Organización Mundial de la Salud y su liderazgo en la prestación de sugerencias, capacitación y equipo, así como de servicios de rescate específicos para que la comunidad internacional pueda responder eficazmente a los crecientes desafíos que plantea la pandemia de COVID-19.

La pandemia ha revelado debilidades y desigualdades tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo, exacerbando aún más la pobreza y agravando la difícil situación de las personas en sus categorías más vulnerables. Los países más pobres y débiles fueron los más afectados por la pandemia. Al Movimiento de los Países No Alineados le preocupa profundamente que los efectos actuales de la crisis hagan retroceder los avances logrados con tanto esfuerzo y obstaculicen el progreso hacia el logro de los objetivos de desarrollo sostenible.

También observamos con preocupación que la pandemia ha aumentado aún más los desafíos fundamentales para lograr un orden mundial justo y equitativo. Entre esos desafíos, que se examinaron en la 18ª Cumbre del Movimiento de los Países No Alineados, que se celebrará en Bakú en 2019, figuran las repercusiones de la crisis financiera y económica mundial, los déficit de recursos y socioeconómicos de la mayoría de los países en desarrollo, la desigualdad de la relación de intercambio y la falta de cooperación entre los países desarrollados, el uso de medidas unilaterales y coercitivas por parte de algunos, así como el uso o la amenaza del uso de la fuerza y otros.

El Movimiento de los Países No Alineados subraya la importancia de que todos los países tengan un acceso conveniente, libre e igualitario a los medicamentos, las vacunas y el equipo médico.

Aunque la investigación sobre muchas vacunas COVID-19 está en curso, esperamos que los ensayos clínicos sean exitosos y que una vacuna segura y eficaz esté disponible pronto y se distribuya a un precio asequible para todos. Apreciamos los esfuerzos de coordinación de la OMS en este proceso y destacamos la importancia del papel de la organización para garantizar que las personas tengan un acceso equitativo a esa vacuna cuando esté lista.

Señor Presidente, la comunidad internacional sólo puede elaborar estrategias para hacer frente a las repercusiones de COVID-19 y salvarnos de la pandemia que sigue extendiéndose hoy en día mediante la unidad, la cooperación multilateral, la solidaridad y el respeto de los derechos humanos.

Ese período extraordinario de sesiones serviría para fines tan amplios como el fortalecimiento de la cooperación internacional y la reafirmación del compromiso con el multilateralismo, así como para determinar las mejores prácticas. En el período extraordinario de sesiones también se abordarán los retos a los que se enfrentan los Estados Miembros en la lucha contra la pandemia y se intercambiarán opiniones sobre el papel central de las Naciones Unidas en los debates abiertos y transparentes entre los Estados Miembros, los Estados observadores, los observadores, los organismos pertinentes de las Naciones Unidas, las estructuras y otras partes interesadas.

Confiamos en que se celebren debates fructíferos durante el período de sesiones".

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter