SOCIEDAD


La Defensora del Pueblo de Azerbaiyán insta a Human Rights Watch a abstenerse de hacer declaraciones tendenciosas

Bakú, 24 de marzo, AZERTAC

Lamentamos constatar que el reciente informe de Human Rights Watch (HRW) sobre los malos tratos a los prisioneros de guerra armenios retenidos en Azerbaiyán refleja un enfoque sesgado e induce a error a la comunidad internacional.

Así lo afirmó en su comentario la Comisionada para los Derechos Humanos (Ombudsman) de Azerbaiyán, Sabina Aliyeva, en relación con las acusaciones de maltrato a los prisioneros de guerra armenios en el informe de la organización del 19 de marzo, informa AZERTAC.

La Defensora del Pueblo subraya que cualquier informe sobre temas tan delicados como los conflictos, sus consecuencias, los prisioneros de guerra, las presuntas violaciones del derecho internacional humanitario, etc., debe respetar el principio de objetividad y sólo deben utilizarse hechos verificados y argumentos fundamentados para evitar una posición unilateral.

"También hay que remitirse a materiales y hechos de fuentes creíbles, como organizaciones internacionales y locales independientes de derechos humanos. Lamentablemente, no vemos estos principios en el informe de HRW. Por el contrario, seguimos asistiendo a un doble rasero, a una distorsión de la verdad y de los hechos.

Esperamos que HRW investigue e interrogue a los antiguos prisioneros de guerra azerbaiyanos, que pueden aportar detalles sobre sus malos tratos. Al menos, antes de publicar sus informes, HRW podría haber leído el informe de la Defensoría del Pueblo de Azerbaiyán sobre el tratamiento de los prisioneros de guerra y rehenes azerbaiyanos en cautiverio armenio.

El informe de la Defensoría del Pueblo de Azerbaiyán contenía testimonios sobre el tratamiento de los prisioneros de guerra y rehenes liberados por parte de esos mismos individuos. Por ejemplo, durante la entrevista realizada personalmente por la Defensoría del Pueblo, uno de los antiguos prisioneros de guerra dijo que le habían golpeado con una barra de metal afilada, otro dijo que le habían pasado una corriente eléctrica y un tercero dijo que le habían quemado repetidamente con un mechero.

Durante una reunión cara a cara con la Defensora del Pueblo, uno de los prisioneros de guerra liberados dijo que durante las hostilidades había sido gravemente herido en la pierna izquierda y en el ojo derecho por un disparo de gran calibre (la bala entró por el fondo del ojo y salió volando por la boca). Para detener la hemorragia, el médico armenio hizo puntos de sutura durante unas tres horas, sin utilizar anestesia. Además, las enfermeras del hospital, al ponerle una inyección de alcohol, le exigían que repitiera lo que le decían, y si el preso se negaba a hacerlo, lo sometían a torturas y malos tratos aún mayores.

Además, a los cautivos azerbaiyanos se les impidió comunicarse con sus familiares y allegados.

Lo anterior son sólo algunos de los hechos sobre los que queremos llamar la atención de HRW. Se pueden encontrar más detalles en el reciente informe de la Defensoría del Pueblo de Azerbaiyán sobre los malos tratos a los prisioneros de guerra azerbaiyanos en Armenia. El informe también hace referencia a vídeos que muestran hechos innegables de tortura y malos tratos a prisioneros de guerra azerbaiyanos por parte de soldados armenios.

El derecho internacional humanitario exige a las partes durante un conflicto armado que traten a los prisioneros de guerra con humanidad en todas las circunstancias. Nos gustaría señalar que, a la vez que se insta a las partes a cumplir los requisitos del Tercer Convenio de Ginebra, la HRW debe observar la imparcialidad", reza el comentario.

También se subraya que, de plena conformidad con la declaración conjunta del 10 de noviembre de 2020, la parte azerbaiyana devolvió a Armenia todos los prisioneros de guerra armenios.

"Durante la primera y la segunda guerra del Karabaj hubo una clara indiferencia a la voz de la verdad de nuestro país, a los reiterados llamamientos contra los crímenes de guerra cometidos por las fuerzas armadas armenias contra la población pacífica de Azerbaiyán. Hacer oídos sordos a lo mencionado anteriormente, así como al hecho de que los dirigentes militares y políticos armenios han mantenido bajo ocupación una parte del territorio internacionalmente reconocido de Azerbaiyán durante casi 30 años, como resultado de lo cual un millón de personas fueron expulsadas de sus hogares, se utilizaron armas y municiones prohibidas contra los civiles durante las operaciones militares, y la negativa a proporcionar mapas de los campos de minas y los crímenes contra los prisioneros militares azerbaiyanos no es de ninguna manera compatible con la noción de justicia.

El informe de la Defensora del Pueblo sobre los malos tratos a los prisioneros de guerra azerbaiyanos también refleja la cuestión de los tres civiles azerbaiyanos tomados como rehenes por Armenia.

Uno de ellos, Hasan Hasanov, fue sometido a torturas inhumanas y brutalmente asesinado. Los otros dos, Dilgam Asgarov y Shahbaz Guliyev, fueron sometidos a diversas formas de violencia física a lo largo de seis años, en relación con lo cual la Defensora del Pueblo ha planteado repetidamente la cuestión a las organizaciones internacionales pertinentes. El informe detalla la reunión de la Defensora del Pueblo con cada uno de ellos tras su liberación y sus testimonios.

Cabe señalar que, a diferencia del Defensor del pueblo armenio, la Defensora del pueblo azerbaiyana se reunió con los detenidos armenios antes de su regreso y estudió sus condiciones de detención. Se les dio la oportunidad de comunicarse con sus familiares o allegados por teléfono. La Defensora del Pueblo les entregó el Convenio Europeo de Derechos Humanos en su lengua materna y les explicó sus derechos. Se puede obtener más información en el informe de la Defensora de los Derechos Humanos en Azerbaiyán y en el sitio web oficial.

En conclusión, creemos que es importante decir que HRW debe realizar una investigación objetiva. Instamos a HRW y a otras organizaciones relevantes a que se abstengan de difundir cualquier informe o declaración tendenciosa que pueda conducir al odio y a nuevas violaciones de los derechos humanos", dice el comentario de la Defensora del Pueblo de Azerbaiyán.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.