POLÍTICA


La Estrategia de Seguridad Nacional de Armenia es como un libro de historia falsa

Bakú, 13 de agosto, AZERTAC

Armenia hizo pública su nueva Estrategia de Seguridad Nacional. En las notas escritas como prefacio de la Estrategia, el primer ministro N. Pashinyán hace una amplia referencia a la historia de Armenia, menciona las tierras altas armenias, Hayk, el rey Artaxias, Arshakids, el Reino de Van, el genocidio y otros momentos históricos similares de naturaleza mítica, que no se vinculan a esos documentos en cuanto a su formato.

Estas palabras se reflejan en los comentarios de Hikmat Hadjiyev a AZERTAC, asistente del presidente de Azerbaiyán, jefe del Departamento de Política Exterior de la Administración Presidencial, en relación con la nueva Estrategia de Seguridad Nacional de Armenia.

El asistente señaló que, en general, la Estrategia de Seguridad Nacional de Armenia es como un falso libro de historia. Por lo general, no hay tantas referencias a la historia en esos documentos. Parece que Armenia sigue siendo un rehén del pasado, y el complejo de inferioridad también se ha manifestado en este documento.

Cuando uno se familiariza con la estrategia, inmediatamente queda claro que defiende valores chauvinistas, xenófobos y racistas. Hay masajes sobre la grandeza de la nación armenia, su superioridad sobre otras naciones, así como la intolerancia hacia las naciones vecinas. Citando el poema del primer ministro de Armenia Vahan Teryán, percibió con gusto la destrucción de la gran civilización babilónica. De hecho, todo el significado de la Estrategia se concentra en la cita "Babilonia era nuestro enemigo". ¿Y dónde está ahora? Cubierto en los desiertos". Los partidarios de esta mentalidad no son diferentes de los terroristas que destruyen monumentos históricos antiguos en el Medio Oriente. Viendo todo esto, queda claro cómo apareció la teoría chovinista del fascista Garegin Neden como "Sekagron", y por qué esas ideologías se promueven tan ampliamente en Armenia.

Tal vez ningún país, excepto Armenia, haya incluido un poema en su Estrategia de Seguridad Nacional.

El documento se refiere a la "Revolución de Terciopelo" y afirma que ha definido nuevas normas. De hecho, una referencia de este tipo en la Estrategia de Seguridad Nacional no sigue el formato del documento y es ilógica. Porque esos documentos no deben promover ninguna fuerza política, sino que deben describir el concepto general y a largo plazo de la seguridad del Estado. Es decir, el concepto debe ser un documento que corresponda a los intereses del Estado, no a las estructuras de poder. Resulta que en el futuro esta estrategia quedará automáticamente invalidada después de que las fuerzas que se oponen a N. Pashinyán y a la "revolución de terciopelo" lleguen al poder en Armenia. Parece que no se trata de la Estrategia de Seguridad Nacional de Armenia, sino del poder de N. Pashinyán, que llegó a la dirección como resultado de la "revolución" con el apoyo de Soros y su séquito, y recibe dinero de la Fundación Soros.

El documento contiene numerosas referencias al conflicto entre Armenia y Azerbaiyán, se acusa a la parte azerbaiyana y se afirma que existe presuntamente armeniofobia en Azerbaiyán. Además, el documento contiene puntos relacionados con el régimen ilegal creado por Armenia en los territorios ocupados de Azerbaiyán.

A ese respecto, quisiera destacar que los hechos y argumentos relacionados con el conflicto también son falsos en la Estrategia. Armenia ha ocupado Nagorno-Karabaj de Azerbaiyán y siete distritos circundantes. Armenia cometió un genocidio contra los azerbaiyanos, una depuración étnica y crímenes de guerra. A pesar de las exigencias de cuatro resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, Armenia aún no ha retirado su ejército de los territorios ocupados. Armenia aplica una política de actividades ilegales en los territorios ocupados, incluidos los asentamientos ilegales. Armenia está tratando de eliminar los rastros de Azerbaiyán de los territorios ocupados. Al violar descaradamente la cesación del fuego en la línea de contacto y la frontera estatal, Armenia está llevando a cabo provocaciones y bombardeando deliberadamente a la población civil y las instalaciones de Azerbaiyán. A Armenia no le interesan las negociaciones y trata de prolongar artificialmente el statu quo y consolidar la ocupación.

En cuanto a las opiniones descabelladas sobre las batallas de abril de 2016, quisiera señalar que las fuerzas armadas armenias recurrieron a otra provocación contra Azerbaiyán. Azerbaiyán tuvo que tomar medidas de represalia para proteger a su población. Durante la reciente provocación cometida por Armenia en dirección a la región de Tovuz, en la frontera estatal de Azerbaiyán, se volvieron a bombardear deliberadamente civiles y objetos de carácter civil.

El documento se refiere repetidamente al principio de la libre determinación de los pueblos. Se observa que el derecho de la llamada estructura a la libre determinación debe reconocerse incondicionalmente.

Armenia intentaba encubrir la ocupación con el principio de la libre determinación. Este principio no puede aplicarse en ninguna circunstancia a la región de Nagorno-Karabaj de Azerbaiyán. Es una ocupación, no la autodeterminación. El conflicto debe resolverse en el marco de la integridad territorial de Azerbaiyán, y no hay alternativa. Como afirmó el presidente Ilham Aliyev, la integridad territorial de Azerbaiyán nunca ha sido ni será objeto de negociaciones. Azerbaiyán no permitirá el establecimiento de un segundo Estado armenio en su territorio.

Este documento estratégico, que exige el derecho incondicional e ilimitado de la llamada estructura a la libre determinación y reconoce a este régimen ilegal como un "país libre", es en sí mismo otro duro golpe al proceso de negociación de Armenia en el seno del Grupo de Minsk de la OSCE. Creo que los Copresidentes y, en general, la comunidad internacional debe responder a ese documento.

En general, los comentarios sobre el territorio de otro Estado en el documento, que pertenece a la propia Armenia, es un claro ejemplo de la política de agresión.

El documento establece que Armenia está comprometida con las negociaciones dentro del Grupo de Minsk de la OSCE. Sin embargo, las declaraciones del primer ministro de ese país ("Karabaj es Armenia y punto") y del ministro de defensa ("una nueva guerra por nuevas tierras"), los intentos de implicar al denominado régimen en las negociaciones, así como las opiniones de carácter provocador en relación con el conflicto de la Estrategia demuestran que Armenia está interrumpiendo deliberadamente el proceso de negociación y tiene la intención de continuar la ocupación.

La estrategia señala que deben existir las líneas de defensa necesarias para garantizar la seguridad de la estructura no reconocida, así como comunicaciones seguras y diversificadas con el mundo exterior, incluida Armenia. Por lo tanto, se refiere al distrito de Lachín y otros distritos ocupados adyacentes a la región de Nagorno-Karabaj de Azerbaiyán. Esto demuestra una vez más que Armenia no tiene intención de devolver las tierras azerbaiyanas ocupadas.

En el documento se señala en varios lugares que Armenia es el garante de la seguridad de la estructura no reconocida. Esto es un reconocimiento abierto de la ocupación. Además, se afirma que el deseo de Azerbaiyán de resolver el conflicto por medios militares es una amenaza para la existencia física de la población de la entidad no reconocida. En realidad, la política agresiva de Armenia ha puesto fin a la existencia física de la población civil de Azerbaiyán en sus tierras natales. Al expulsar de sus tierras natales a alrededor de 1 millón de azerbaiyanos pacíficos, Armenia aplicó una política de limpieza étnica.

La estrategia señala que el objetivo del proceso de negociación es "preservar el resultado de la guerra". Esto indica abiertamente que Armenia tiene la intención de continuar su ocupación de los territorios de Azerbaiyán y no está interesada en negociaciones que sirvan a una paz sostenible.

Al leer el documento queda claro una vez más que la última provocación de Armenia en dirección a la región de Tovuz de Azerbaiyán se llevó a cabo a propósito.

La estrategia muestra claramente la azerofobia en Armenia. En este país se introduce abiertamente el odio hacia los azerbaiyanos.

El documento habla de supuestas masacres inventadas contra armenios del lado azerbaiyano. Gandjá se llama Gandzak. Estas afirmaciones del país que cometió un monstruoso genocidio contra los azerbaiyanos, destruyeron nuestro patrimonio y cambió los topónimos en Armenia y los territorios ocupados son una verdadera hipocresía.

La estrategia señala que la violencia y la xenofobia no tienen cabida en la sociedad armenia. En realidad, Armenia había expulsado a más de un millón de azerbaiyanos de su territorio, así como de las tierras ocupadas. Armenia es un país que destruye mezquitas, monumentos históricos y tumbas. La xenofobia está a tal nivel que las características arquitectónicas y la esencia de la Mezquita Azul de Ereván, la Mezquita "Yukhari Govhar Agha" en Shusha están cambiando y se están haciendo pasar por monumentos iraníes. La tumba del gran poeta azerbaiyano Ashg Alaskar fue destruida en Armenia. En 2003, el ex presidente de Armenia declaró en el centro de Europa que "los armenios y los azerbaiyanos son étnicamente incompatibles".

En el documento se dice que los armenios son víctimas del primer "genocidio" del siglo XX, y Armenia presta especial atención a la prevención del genocidio a nivel internacional. Esto es otra mentira. La propia Armenia cometió un genocidio contra los azerbaiyanos en Joyalí a finales del siglo XX.

Los pensamientos contra Turquía también se reflejan en la estrategia, se hacen referencias al genocidio no reconocido. La razón de ello es que Turquía, guiada por el derecho internacional y la justicia histórica, pide a Armenia que libere los territorios ocupados de Azerbaiyán. Armenia, sintonizada con la historia mítica, demuestra una vez más que no puede coexistir pacíficamente con sus vecinos, y por esta razón el futuro desarrollo de Armenia como Estado es imposible.

En el documento se dice que Armenia está preocupada por el atraso de la democracia y los derechos humanos en la región. Se subraya que Azerbaiyán y Turquía se han quedado atrás en la esfera de la democracia y los derechos humanos, lo que repercute negativamente en el cumplimiento de las obligaciones internacionales de esos países. Esto demuestra una vez más el racismo y el chovinismo. Creo que Armenia, que ha ocupado el territorio de otro Estado y ha llevado a cabo una limpieza étnica, es el último país que tiene derecho a hablar de derechos humanos. Que Armenia, que no ha dudado en proclamarse falsamente portavoz de la democracia y defensora de los derechos humanos, no se preocupe por nosotros, sino que preste atención a la solución de los problemas de derechos humanos que están muy extendidos en ese país.

En general, despotricar sobre la democracia y los derechos humanos en Armenia es en sí mismo ridículo. En este país, la junta militar ha estado en el poder durante unos 20 años, altos funcionarios del Estado han sido fusilados en el parlamento, y el actual primer ministro amenaza con "hacer rodar a sus oponentes sobre el asfalto". En Armenia, los políticos y los periodistas son perseguidos por sus opiniones políticas. El periodista Mguer Eghiazarian murió en prisión después de una huelga de hambre.

En el documento se hace referencia a las amenazas en la región. Me gustaría subrayar que la mayor amenaza en la región es la propia Armenia y su política agresiva. La mayor amenaza a la seguridad nacional de Armenia es exactamente la propia Armenia y la política de las autoridades de N. Pashinyán.

En la estrategia se señala que Azerbaiyán y Turquía mantienen a Armenia en un bloqueo económico y la han suspendido de los proyectos regionales. Esta es una mentira obvia. Esas reivindicaciones de Armenia, que continúa la ocupación de los territorios internacionalmente reconocidos de Azerbaiyán, no se inscriben en ningún marco.

En el documento se dice que el punto de vista de la política exterior de Armenia se basa en el diálogo internacional, interétnico y de Inter civilización. El discurso de Armenia con esta tesis es ridículo. No refleja la realidad. Como ya se ha señalado, Armenia llevó a cabo una depuración étnica en su territorio y en los territorios ocupados de Azerbaiyán, destruyó y se apropió de los monumentos culturales e históricos del pueblo azerbaiyano. La política exterior de ese Estado no puede basarse en el diálogo interétnico e Inter civilizacional. En 2016, Armenia fue el único país que boicoteó el 7º Foro Mundial de la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas en Azerbaiyán. Esto demuestra una vez más que los valores declarados por Armenia y los valores de la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas se contradicen entre sí.

La estrategia se refiere al desarrollo de las relaciones de Armenia con los países del Oriente Medio. Armenia ha ocupado el territorio de un país perteneciente al mundo islámico y está destruyendo su patrimonio islámico. Qué clase de cooperación puede tener este país con los países musulmanes. Creo que los países de Oriente Medio deberían tenerlo en cuenta.

En la estrategia se señala que Armenia llevará a cabo trabajos sobre el cumplimiento de las obligaciones aliadas de los Estados miembros de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva en sus relaciones mutuas y aumentará la eficiencia de la organización. Es como si Armenia fuera la dueña de esa organización y enseñara a sus otros miembros. Armenia, que no ha consultado a ningún miembro de la OTSC, ha detenido a su antiguo Secretario General y ahora tiene la intención de enseñar a otros miembros de la organización sus obligaciones. Armenia, que durante mucho tiempo boicoteó el nombramiento del nuevo Secretario General de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, asestó así un fuerte golpe a la eficacia de la organización. Como señaló el Presidente de la República de Azerbaiyán Ilham Aliyev, la escoria de Soros no puede ser aliada de la OTSC.

La estrategia establece que Armenia aboga por la libertad de expresión y el pluralismo, se opone al terrorismo y al extremismo. Aunque es una completa mentira. Recientemente, los armenios han atacado y herido brutalmente a azerbaiyanos en Los Ángeles, Bruselas y otras ciudades del mundo. Esto es el resultado de la política extremista de Armenia. La diáspora armenia también propaga una ideología de exclusividad armenia mítica e infundada. Como resultado de sus actividades destructivas, la diáspora crea obstáculos adicionales para la solución del conflicto armenio-azerbaiyano.

En cuanto a las opiniones sobre el "panarmenismo" reflejadas en el documento, quisiera señalar que, de hecho, significa una injerencia en los asuntos internos de otros países. Porque Armenia establece las direcciones y prioridades para los armenios que viven allí.

La estrategia señala que se crearán las condiciones para la repatriación de los armenios a Armenia. Así pues, Armenia se propone adquirir recursos humanos adicionales para aplicar su política de asentamiento ilegal en los territorios ocupados de Azerbaiyán.

En el documento se reconoce abiertamente la crisis demográfica, la profunda pobreza, la desigualdad y la polarización sociales en Armenia, y se señala la creciente emigración como uno de los problemas fundamentales. Al mismo tiempo, se expresan también opiniones relacionadas con el desarrollo económico de Armenia. Sin embargo, no hay que olvidar que mientras Armenia no libere las tierras de Azerbaiyán, se mantendrá alejada de la participación en proyectos económicos regionales y vivirá en aislamiento económico. Mientras no se resuelva el conflicto, no tiene sentido hablar de ninguna perspectiva de desarrollo económico de Armenia, así como de la eliminación de la emigración, la pobreza, el desempleo y la desigualdad social.

La estabilización de la población y el logro del crecimiento demográfico se han fijado como objetivos del Estado armenio. Sin embargo, si Armenia continúa con su política de ocupación, no podrá de ninguna manera alcanzar esos objetivos y la situación empeorará. Porque la gente no cree en el futuro de Armenia y muchos armenios que temen la confrontación con Azerbaiyán, están abandonando el país.

La estrategia señala que en el proceso de desarrollo de Armenia como centro de altas tecnologías, se dará especial importancia al papel del sistema científico y educativo. Aunque, como se reconoce en la propia estrategia, ¡¿cómo se puede lograr este objetivo con el trasfondo de la partida masiva de gente educada?!

El documento dice que la solución violenta de los problemas internos entre los armenios es inadmisible, el acuerdo debe ser a través de tribunales libres. De hecho, la presión política sobre los tribunales, que no son gratuitos, aumenta, el Tribunal Constitucional, que no está dispuesto a seguir las instrucciones del primer ministro, está bajo presión, y los jueces son reemplazados.

Lógicamente, la sección medioambiental del documento debería haber tocado la central nuclear de Metsamor, pero fue interesante que no se dijera nada al respecto. Aunque esta central nuclear, que se encuentra en la zona sísmica activa y cuyo plazo de funcionamiento ha expirado, es ante todo una fuente de gran peligro para la propia Armenia.

En general, el análisis del documento muestra que Armenia no dirige su atención a las cuestiones del desarrollo económico, la educación y la ciencia, sino a las acusaciones infundadas contra Azerbaiyán y Turquía. Esto caracteriza la visión del gobierno armenio sobre el futuro. El objetivo principal es mantener al pueblo armenio como rehén del conflicto.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.