CULTURA


La Fundación Internacional para la Cultura y el Patrimonio Túrquicos celebró Novruz

Bakú, 19 de marzo, AZERTAC

La Fundación Internacional de Cultura y Patrimonio Túrquicos organizó un acto solemne con motivo de la festividad de Novruz.

Al inaugurar la ceremonia, el presidente de la Fundación Internacional para la Cultura y el Patrimonio Túrquicos, Gunay Afandiyeva, felicitó a los invitados: "En este día tan señalado celebramos Novruz, una de las antiguas fiestas de los pueblos túrquicos, símbolo de la llegada de la primavera, el renacimiento y la renovación. Novruz es una fiesta mundial que simboliza el despertar de la naturaleza y la purificación del espíritu. Hoy, los países fundadores de la Fundación -Azerbaiyán, Kazajstán, Kirguistán y Turquía-, así como Uzbekistán y Turkmenistán, y los países observadores de la Fundación -Hungría y Lituania-, que firmaron el año pasado un Memorando de Cooperación con la organización, han instalado mesas en las que exponen sus culturas y presentan muestras de su cocina nacional".

En relación con la Victoria de Karabaj, Gunay Afandiyeva manifestó: "Es el segundo año desde la liberación de Karabaj que la alegría de la Victoria se suma a las festividades en el mundo turco. Estamos eternamente agradecidos al comandante supremo y a todos los héroes que nos han regalado estos hermosos sentimientos.

Identificando Novruz con el comienzo de un nuevo año, Gunay Afandiyeva señaló: "El Novruz tiene que visualizar con la memoria. Se trata de una tradición que ha incorporado los secretos de la vida, la esperanza en el futuro, la felicidad y la abundancia, que el pueblo turco ha conservado hasta hoy, consagrado y transmitido a las generaciones futuras. El Novruz es riqueza. Es una joya que con su valor y elementos contribuye y enriquece al mundo turco y a la cultura mundial en su conjunto. El Novruz es un comienzo. Es la creencia en un futuro mejor. Es una nueva forma de desarrollo. Es un trabajo duro y persistente. Es un faro de esperanza que brilla a pesar de todos los obstáculos. El Novruz es una llamada. Es un sonido que atraviesa el flujo ininterrumpido del tiempo, realizado en la memoria colectiva, que nos recuerda nuestra historia, nuestros antepasados, el glorioso camino que hemos recorrido. Y por último, en nuestro mundo global, el Novruz es la paz. Es la ausencia de lágrimas de los niños, el calor y el confort del hogar. Es la reconciliación. Se trata de olvidar el conflicto, el odio, el resentimiento y el dolor, de llegar a un acuerdo, de darse la mano, de vivir juntos en paz.

En su discurso, Gunay Afandiyeva subrayó que la organización que dirige está siempre dispuesta a propagar la historia antigua, la cultura y las tradiciones de los pueblos turcos.

En su intervención, el viceministro de Asuntos Exteriores de la República de Azerbaiyán, Fariz Rzayev, valoró muy positivamente el acto organizado por la Fundación: "El Novruz es una fiesta con la que el pueblo y la nación entran en una nueva fase. El Novruz recibió el estatus de fiesta internacional oficial de las Naciones Unidas. Se trata de un logro conjunto de Azerbaiyán, nuestros países tradicionalmente amigos y socios, y nuestros vecinos más cercanos. El Novruz posee un gran significado cultural y espiritual, fuerza y mensaje. El Novruz es un factor que une a países, pueblos, naciones y sociedades. El Novruz es ya una dimensión de la diplomacia cultural. Han pasado dos años desde la liberación de las tierras azerbaiyanas que han estado bajo ocupación durante muchos años. Nuestras hogueras festivas se encienden en Shusha, en Jidir Duzu. En Shusha, Fuzuli, Agdam y Jabrail se mostrará nuestra famosa danza "yalli", otras canciones y tradiciones nacionales".

En el acto intervinieron el embajador de Kazajistán en Azerbaiyán, Serjan Abdykarimov, el embajador de Kirguistán en Azerbaiyán, Kayrat Osmanaliyev, el vicembajador de Turquía en Azerbaiyán, Barish Saygin, el embajador de Uzbekistán en Azerbaiyán, Bahrom Ashrafkhanov, y el embajador de Turkmenistán en Azerbaiyán, Mekan Ishanguliyev, El embajador de Hungría en Azerbaiyán, Victor Cederkeny, y el embajador de Lituania en Azerbaiyán, Egidius Navikas, compartieron sus ideas sobre la antigua fiesta de Novruz y su celebración en sus respectivos países, y señalaron que la Fundación Internacional de Cultura y Patrimonio Túrquicos es un puente que, al revivir las tradiciones túrquicas, une a las naciones.

Participaron en la celebración embajadores acreditados en Azerbaiyán, jefes y representantes de organizaciones internacionales, diputados.

Con el fin de promover el rico patrimonio del mundo turco, se instalaron en el evento stands con muestras de la cocina nacional de los pueblos turcos. A continuación, se mostraron en la ceremonia los trajes nacionales que reflejan la cultura centenaria de los países miembros y observadores, al son de la música étnica.

Al final de la ceremonia, los invitados compitieron en el batido de huevos, uno de los símbolos de la fiesta, y se encendió una hoguera de Novruz.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.