HISTORIA SANGRIENTA


La Unión Parlamentaria de los Estados Miembros de la OCI emite una declaración sobre el 29º aniversario del Genocidio de Joyalí

Bakú, 27 de febrero, AZERTAC

La Unión Parlamentaria de los Estados Miembros de la OCI (PUOIC) ha emitido una declaración sobre el 29º aniversario del Genocidio de Joyalí. El documento fue publicado en el sitio web oficial de la organización (es.puic.org), informa AZERTAC.

La declaración dice: "Han pasado 29 años desde la ocupación de la ciudad de Joyali y el genocidio de sus residentes civiles el 26 de febrero de 1992, una de las consecuencias más amargas de la agresión armenia contra Azerbaiyán.

Tras el bloqueo de la ciudad de Joyalí por parte de las fuerzas armadas armenias ocupantes, unos 2.500 civiles que huían para llegar a la zona segura más cercana para sobrevivir fueron emboscados y brutalmente asesinados o capturados cerca de las aldeas de Najchivanli y Pirjamal. Otros, principalmente mujeres y niños, murieron por congelación mientras vagaban por las montañas.

En total, como resultado de la masacre genocida, 613 ciudadanos de la República de Azerbaiyán, incluyendo 106 mujeres, 63 niños y 70 ancianos fueron brutalmente asesinados por los armenios. 1275 fueron tomados como rehenes, mientras que el destino de otras 150 personas sigue siendo desconocido. En el transcurso de esa trágica noche resultaron heridos 487 habitantes de Joyalí, entre ellos 76 niños; ocho familias fueron completamente aniquiladas; 130 niños perdieron a uno de sus padres y 25 niños perdieron a ambos. De los que perecieron, 56 fueron asesinados con especial crueldad: los quemaron vivos, los decapitaron o les sacaron los ojos, mientras que a las mujeres embarazadas les clavaron una bayoneta en el abdomen. La ciudad fue arrasada.

Los numerosos crímenes de guerra contra la humanidad, incluido el genocidio, que se cometieron contra los civiles azerbaiyanos en la ciudad de Joyalí constituyen una grave violación del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos, en particular los Convenios de Ginebra de 1949, la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, Convención sobre los Derechos del Niño y Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales.

El líder nacional de Azerbaiyán, Heydar Aliyev, desveló la esencia del genocidio de Joyalí y, en febrero de 1994, el Parlamento de la República de Azerbaiyán hizo una valoración jurídica y política de este crimen.

El Presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, siempre ha subrayado que la única solución posible del conflicto entre Armenia y Azerbaiyán en Nagorno-Karabaj podría estar dentro de la soberanía, la integridad territorial y las fronteras internacionalmente reconocidas de Azerbaiyán, y ha declarado sobre la necesidad de la retirada incondicional de las fuerzas armadas armenias de los territorios ocupados de Azerbaiyán y el enjuiciamiento de los que cometieron el acto de genocidio.

La campaña internacional "Justicia para Joyalí", iniciada por la vicepresidenta de la Fundación Heydar Aliyev, Leyla Aliyeva, es una de las medidas adoptadas para difundir en el mundo la verdadera información sobre el genocidio de Joyalí y el reconocimiento de esta tragedia como un acto de genocidio cometido contra el pueblo de Azerbaiyán. Así, se han tomado decisiones relevantes sobre este acto de genocidio en varios países.

La cuestión del genocidio de Joyalí se planteó para ser debatida en los parlamentos de Pakistán, México, Bosnia y Herzegovina, la República Checa, Jordania, Perú. Colombia, Paraguay, Honduras, Afganistán. Indonesia y otros adoptaron documentos políticos de condena del crimen. Además, el genocidio de Joyalí fue reconocido oficialmente por la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) y condenado como una masacre.

En su sentencia del 22 de abril de 2010, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos determinó que la masacre de la población civil azerbaiyana de la ciudad de Joyalí era "un acto de especial gravedad que puede constituir un crimen de guerra o un crimen contra la humanidad".

La República de Armenia, como agresora, es responsable de los mencionados crímenes contra la población civil de Azerbaiyán. La evaluación general de las causas y las consecuencias de la guerra desatada por la República de Armenia contra la República de Azerbaiyán y todos los hechos existentes de los trágicos acontecimientos en Joyalí dejan absolutamente claro que los crímenes cometidos en esa ciudad de Azerbaiyán no fueron un acto aislado o esporádico, sino una parte de la política y la práctica generalizada y sistemática de atrocidades de Armenia. La matanza intencionada de los civiles en Joyalí estaba dirigida a su exterminio masivo sólo porque eran azerbaiyanos.

A pesar del acuerdo sobre el cese del fuego, los líderes político-militares de Armenia continuaron con sus provocaciones militares contra Azerbaiyán, hicieron declaraciones socavando el formato y los principios básicos de las conversaciones de paz y amenazaron a la República de Azerbaiyán con la declaración de "nueva guerra por nuevos territorios".

El 27 de septiembre de 2020, con el fin de garantizar la protección de la vida y la seguridad de los ciudadanos de la República de Azerbaiyán y de suprimir las continuas actividades de combate del ocupante Armenia, las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán, dirigidas por el victorioso comandante en jefe Ilham Aliyev, lanzaron la operación de contraofensiva utilizando su derecho de autodefensa para liberar los territorios ocupados. Durante los 44 días de la Guerra Patria, los distritos de Jabrail, Fuzuli, Zangilan y Gubadli, así como la ciudad de Hadrut y Shusha, la capital de la cultura azerbaiyana, fueron liberados de la ocupación.

La retirada de las Fuerzas Armadas Armenias de los distritos de Aghdam, Kalbajar y Lachin fue asegurada de acuerdo con la Declaración firmada por el presidente de la República de Azerbaiyán, el primer ministro de la República de Armenia y el presidente de la Federación Rusa el 10 de noviembre. 2020 sobre el cese total del fuego y de todas las hostilidades en la zona del conflicto de Nagorno-Karabaj. Como consecuencia, se han restablecido los derechos fundamentales de cientos de miles de ciudadanos civiles azerbaiyanos a regresar a sus tierras ancestrales.

Cabe destacar que, al igual que en el genocidio de Joyalí, la República de Armenia continuó con sus crímenes contra la humanidad durante la Guerra Patria de 44 días. Armenia atacó deliberadamente con misiles balísticos y bombas de racimo a la población civil y a las infraestructuras de populosas ciudades azerbaiyanas como Ganja, Mingachevir y Naftalan, así como a los distritos de Barda, Tartar y Goranboy, Khizi, situados muy lejos del campo de batalla. Como resultado, murieron más de 100 civiles, entre ellos 12 niños y 17 mujeres, y 423 civiles resultaron heridos. Se destruyeron miles de edificios residenciales y cientos de instalaciones sociales, como hospitales, guarderías, escuelas, instalaciones comerciales y lugares religiosos y culturales.

Rindiendo homenaje a la memoria de los mártires en la víspera del 29º aniversario de la tragedia de Joyalí, afirmamos que este crimen debe ser reconocido y condenado por los organismos internacionales, e investigado por la comisión internacional especial en cumplimiento de las normas y principios del derecho internacional, sin permitir ningún doble rasero para llevar a los autores ante la justicia. De lo contrario, la impunidad y el silencio conducirán a nuevas tragedias humanas.

El pueblo de Azerbaiyán, que conmemora a las víctimas del genocidio de Joyalí el 26 de febrero de cada año, sigue esperando que los autores del genocidio sean llevados ante la justicia. Que Alá se apiade de todos los mártires".

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.