SOCIEDAD


La explotación de los recursos naturales en los territorios de Azerbaiyán ocupados por Armenia debería figurar en el programa de la comunidad mundial

Bakú, 24 de julio, AZERTAC

"La agresión de Armenia contra Azerbaiyán lleva 30 años. Durante este período, la política agresiva de Armenia se ha reflejado intensamente en sus actividades ilegales a diversos niveles. Las medidas de apoyo del Gobierno de Armenia en relación con la agresión contra Azerbaiyán, los intentos de presentar mentiras infundadas a la comunidad internacional y las medidas adoptadas para llevar a cabo actividades económicas ilegales en los territorios ocupados de Azerbaiyán forman parte integrante de esta política agresiva", dijo el Presidente de la Junta Ejecutiva del Organismo Estatal de Gestión de los Recursos Minerales, Samir Gurbanov a AZERTAC.

"Cabe señalar que el régimen de ocupación está explotando despiadadamente los minerales, los metales no ferrosos y ferrosos, las aguas minerales, así como otros recursos de agua dulce, los bosques de los territorios ocupados de Azerbaiyán y destruye sistemáticamente la flora y la fauna.

Según datos oficiales, en los territorios ocupados se encuentran 163 yacimientos que abarcan diferentes tipos de minerales.

Una gran parte de los recursos minerales de Azerbaiyán se encuentra en los territorios ocupados. Por lo tanto, las actividades mineras ilegales e intensas se dirigen principalmente a los depósitos de oro, plata, cobre, molibdeno y mercurio que prevalecen en los territorios de Kalbadjar, Lachin, Tartar, Aghdam, los depósitos de hierro y cromo que cubren el territorio de Djabrayil, Kalbadjar, Lachin, los depósitos de azufre situados en los territorios de Tartar, Kalbadjar, y los depósitos de arena, grava, arcilla y otros minerales que cubren Aghdam, Fizuli, Djabrayil.

Los ingresos obtenidos de la minería ilegal de minerales son la base de la importante parte de la financiación obtenida de las actividades ilícitas en los territorios ocupados y constituyen la base de la seguridad financiera del régimen de ocupación. Además, quisiera destacar que muchas empresas extranjeras, entre ellas Vallex Group, Base Metals, GeoProMining, GoldStar y otras, han participado en esas actividades ilícitas.

Nuestro Gobierno ha adoptado medidas sistemáticas para señalar a la atención de la comunidad mundial las actividades ilegales llevadas a cabo por las fuerzas de ocupación armenias y sus asociados extranjeros dentro de las fronteras de Azerbaiyán. Por ejemplo, en 2016, el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Azerbaiyán publicó un informe especial titulado "Actividades económicas ilegales y de otro tipo en los territorios ocupados de Azerbaiyán". En él se proporciona información detallada sobre todos los aspectos de las actividades económicas ilegales. En el informe también se presentan observaciones detalladas sobre las consecuencias de esas actividades a la luz del derecho internacional. En el informe se hace hincapié en la violación de los requisitos del Convenio de Ginebra de 1949 para la protección de las personas civiles en la guerra, la IV Convención de La Haya relativa a las leyes y costumbres de la guerra terrestre y muchos convenios internacionales de derechos humanos. Asimismo, en el documento se subrayan las violaciones más graves y las obligaciones de Armenia planteadas como resultado de la situación mencionada. Deseo subrayar que la publicación del informe en inglés permite informar de manera oportuna y precisa a la comunidad internacional.

La Fiscalía General de la República de Azerbaiyán también inició varias causas penales contra varios ciudadanos armenios y extranjeros que participaban en actividades comerciales ilegales en los territorios ocupados y cruzaban ilegalmente la frontera estatal de Azerbaiyán. La Fiscalía General llevó a cabo medidas de investigación y adoptó diversas medidas contra ellos en el marco del derecho penal nacional.

También me gustaría destacar las iniciativas planteadas por la empresa estatal AzerGold CJSC. La empresa apeló a la Fiscalía General con la iniciativa contra las empresas dedicadas a la explotación y el comercio ilegal de metales no ferrosos en los territorios ocupados. Sobre la base de este llamamiento y de los materiales presentados, en marzo de 2018 se inició una causa penal pertinente, y en la actualidad la investigación continúa. La Comisión de Justicia y Paz de AzerGold también ha contratado a bufetes de abogados profesionales internacionales y locales para la ejecución del proyecto a fin de obtener una evaluación jurídica de esas actividades ilegales en diversos niveles internacionales.

Es preciso hacer hincapié en el continuo efecto negativo que las actividades económicas ilegales tienen para el medio ambiente, el ecosistema, la flora y la fauna. Recientemente subrayé que los ocupantes armenios y sus socios extranjeros están extrayendo intensamente metales no ferrosos y ferrosos, así como agua mineral y minerales comunes en los territorios de Azerbaiyán.

La información procedente de los recursos disponibles públicamente demuestra que no se cumplen los requisitos ambientales durante la explotación minera. En realidad, los recursos se extraen en exceso de los volúmenes de producción establecidos por la legislación azerbaiyana y las normas internacionales, y no se adoptan medidas para impedir la descarga de desechos tóxicos en los embalses y ríos locales. Esto, a su vez, conduce a la destrucción de depósitos minerales y de otro tipo, al envenenamiento y la degradación de grandes superficies de tierra, y a la brusca disminución de la calidad de las fuentes de agua dulce y potable. Otro problema que debe abordarse urgentemente es el grave daño a la red fluvial de los territorios ocupados. Según las fuentes públicas y oficiales, la construcción de numerosas pequeñas centrales eléctricas en los ríos locales por regímenes ilegales provoca la fuerte disminución del nivel de las aguas de los ríos y desencadena la extinción en masa de las especies vivas en esos ríos.

Los incendios regulares iniciados deliberadamente por las fuerzas armadas armenias en los territorios ocupados también se consideran un delito ambiental. Como resultado de tales incendios, grandes parcelas de tierra se vuelven inutilizables, las ricas tierras forestales se enfrentan al peligro de extinción, y la flora y la fauna de las tierras quemadas son simplemente destruidas.

Creo que las actividades económicas ilegales en los territorios ocupados de Azerbaiyán deben ser objeto de una evaluación jurídica a través de diversas instancias y medios y deben acarrear consecuencias jurídicas apropiadas para los delincuentes. La extracción despiadada de los recursos naturales de Azerbaiyán en los territorios ocupados y el hecho de que la minería ilegal sea la principal fuente de financiación de las operaciones militares, la destrucción sistemática de la naturaleza, las especies endémicas, la flora y la fauna deben suscitar una profunda preocupación no sólo en Azerbaiyán, sino también atraer la atención urgente de los gobiernos extranjeros, los políticos defensores de los derechos humanos y los valores democráticos, y debe ser también el centro de atención de los activistas ambientales internacionales. La comunidad mundial debe evaluar estos crímenes cometidos y sus consecuencias, y los esfuerzos internacionales para prevenir estos crímenes deben unirse a los esfuerzos de la República de Azerbaiyán. Las actividades económicas ilegales realizadas en los territorios ocupados de la República de Azerbaiyán deben evaluarse legalmente en el marco de las instancias y mecanismos internacionales pertinentes", dijo Samir Gurbanov.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.