SOCIEDAD


La manera de recuperar la vida normal es la vacunación contra el coronavirus

Bakú, 15 de febrero, AZERTAC

Azerbaiyán es uno de los primeros países que ha desarrollado una estrategia de vacunación y, como resultado de las relaciones establecidas con las empresas productoras, los países desarrollados y las organizaciones internacionales, se convirtió en uno de los primeros países que recibieron una vacuna. Mientras que la introducción de estas vacunas por parte de los fabricantes avanzados en sus países comenzó a finales de diciembre y principios de enero, Azerbaiyán está siguiendo el ritmo. Azerbaiyán puso en marcha este proceso el mes pasado, y la segunda fase del programa de vacunación ya está en marcha. Lo más importante a la hora de elegir una vacuna es su eficacia y seguridad. Además, el programa de vacunación no se limita a la aplicación del proceso de vacunación en sí. La entrega, el almacenamiento y el uso de las vacunas son cuestiones muy importantes.

Así lo ha declarado el miembro de la Comisión de Sanidad del Milli Majlis, Soltan Mammadov, informa AZERTAC.

Continuando con su pensamiento, S.Mammadov afirmó: "También cabe destacar que Azerbaiyán se encuentra entre los primeros países de Europa del Este y Asia Central en cuanto a programas de inmunización y prevención implementados desde los años 90 de acuerdo con el calendario de vacunación. La Organización Mundial de la Salud ha citado repetidamente a Azerbaiyán como uno de los países modelo en la gestión de programas de vacunación. La vacuna CoronoVAC producida por la empresa china Sinovac contra el nuevo tipo de coronavirus (COVID-19) supera a otras vacunas tanto en eficacia como en seguridad. No es casualidad que esta vacuna fuera una de las primeras en ser aprobada y registrada. Las 11 vacunas del calendario nacional de vacunas utilizadas para prevenir enfermedades infecciosas en los niños son inactivadas, lo que significa que el organismo acepta normalmente su administración. La inactivación significa que se introduce en el organismo otro virus atenuado como sustituto del coronavirus, y su introducción no provoca ningún otro cambio genético. Es decir, cuando la infección se produce como resultado de la introducción del virus atenuado, se forman anticuerpos contra él. Un artículo publicado en la renombrada revista médica The Lancet confirma que la vacuna, que ha sido probada con éxito en varias ocasiones, tiene una eficacia del 90%. Según las estimaciones de las organizaciones internacionales, es aceptable utilizar una vacuna con una eficacia superior al 50%. No todos los países pueden adquirir esta vacuna. La vacuna CoronoVAC, fabricada en China, se ha probado en Brasil, Indonesia y Turquía, donde también se utiliza esta vacuna. Como resultado de la exitosa política interior y exterior de Azerbaiyán, nuestro país fue uno de los primeros en recibir la vacuna. Sin embargo, hay países que dudan en comenzar a vacunar a su población este año".

"Es posible que un porcentaje muy pequeño de personas vacunadas no desarrollen anticuerpos. Sin embargo, todos los que se vacunan deben saber que seguramente desarrollarán anticuerpos en su organismo y, en el peor de los casos, es decir, si se infectan, serán portadores de la enfermedad de forma muy leve. Esta es la experiencia adquirida con el uso de otras vacunas. De hecho, ninguna vacuna es 100% efectiva. Es posible que una parte de la población no desarrolle anticuerpos, pero eso no significa que la vacuna no les proteja o que no tengan inmunidad a la enfermedad.

La vacunación significa que si se infectan, la enfermedad será leve. Por ejemplo, los niños que fueron vacunados durante la propagación generalizada del sarampión no lo contrajeron, y si lo hicieron, no contrajeron la enfermedad durante 20 días o un mes, como los demás niños. Sin embargo, muchos niños murieron de sarampión en los días en que no existía la vacuna. Es muy alentador que, gracias al programa de vacunación, no haya más casos de sarampión, rubeola, varicela, polio y otras enfermedades infecciosas en nuestro país. El mayor éxito de la ciencia médica en el siglo XX fue el descubrimiento y el uso de las vacunas", añadió nuestro interlocutor.

Al hablar de las normas posteriores a la vacunación, el diputado dijo: "Las normas higiénicas durante una pandemia deben mantenerse de la misma manera, incluso después de la primera dosis de la vacuna se requiere más responsabilidad. Dado que la susceptibilidad a la infección viral persiste después de la primera dosis, deben seguirse las mismas "tres reglas de oro" 28 días después de la administración de la segunda dosis de la vacuna. La higiene es una medida de autoprotección necesaria no sólo contra el COVID, sino también contra otros virus. Incluso si se es inmune, es necesario llevar máscaras y mantener una distancia social. Las personas vacunadas deben continuar siguiendo estas reglas por su propia salud y la de los demás hasta que finalmente derrotemos la pandemia.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.