POLÍTICA


La prensa chilena “Infogate” escribe sobre el dilema del misil Iskander en Karabaj

Bakú, 10 de abril, AZERTAC

El diario chileno “Infogate” emitió un artículo a base del análisis del especialista líder del Centro de Análisis de Relaciones Internacionales , Shahmar Hajiyev titulado “El dilema del misil Iskander en Karabaj”.

AZERTAC presenta este análisis:

“La Segunda Guerra de Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán cambió la situación geopolítica en el sur del Cáucaso. Es muy importante subrayar que después de la derrota Armenia en la guerra de abril de 2016, cuando el ejército Azerbaiyano liberó la colina de importancia estratégica Lala-Tepe, los principales líderes militares de Armenia se esforzaron por recuperar las posiciones perdidas en lugar de aceptar nuevas realidades. Como resultado de una serie de provocaciones, se lanzaron operaciones militares a gran escala en todo el frente para reprimir la actividad de combate de las fuerzas armadas Armenias, así como garantizar la seguridad de la población civil el 27 de septiembre de 2020.

La Segunda Guerra de Karabaj fue una guerra a gran escala con el uso de todo tipo de armas modernas y pesadas. Las armas Rusas como el BM-30 Smerch, el sistema de misiles tácticos de alta precisión “Tochka-U” y un misil Scud fueron utilizadas principalmente por el ejército Armenio. Junto con las armas Rusas, Azerbaiyán utilizó activamente las armas modernas Turcas e Israelíes y los vehículos aéreos no tripulados (UAV).

Tocando el tema de los sistemas de misiles tácticos, vale la pena mencionar que hubo ciertos indicios sobre el uso de misiles Iskander contra Azerbaiyán durante la Segunda Guerra de Karabaj. Cabe señalar que Armenia obtuvo el sistema de misiles balísticos tácticos (TBM) Iskander-E de fabricación Rusa con un alcance máximo de 280 kilómetros, y esos misiles se mostraron en el desfile militar en septiembre de 2016. De hecho, la adquisición de tal complejo por parte de Armenia amenazó toda la infraestructura estratégica en Azerbaiyán. Anteriormente, el embajador de Azerbaiyán en los EE. UU., Elin Suleymanov, también planteó la cuestión de los misiles balísticos Iskander durante la reunión en la Universidad de Defensa Nacional de EE. UU. En 2017.

Desde entonces, muchos expertos militares Armenios han destacado la importancia de los sistemas de misiles Iskander-E para las fuerzas militares Armenias, lo que ha cambiado el equilibrio a favor de Armenia. Sin embargo, el funcionario de Bakú adquirió el sistema de cohetes de lanzamiento múltiple Polonez de fabricación Bielorrusa, así como el sistema de misiles táctico-operativo LORA de fabricación israelí para mantener el equilibrio en la región. Hasta ahora, Azerbaiyán ha logrado contrarrestar la capacidad militar de Armenia y ha enviado un mensaje claro a Armenia sobre los riesgos del uso de los misiles Iskander contra Azerbaiyán. Además, Azerbaiyán fortaleció su defensa antimisiles balísticos comprando el sistema de defensa aérea Barak-8 de fabricación Israelí.

De hecho, los misiles Iskander se utilizaron contra Azerbaiyán durante la Segunda Guerra de Karabaj. El primer comentario sobre este complicado asunto vino del ex jefe del ejército, coronel general Movses Hakobyan. Señaló que “se utilizó durante la guerra aunque no diré dónde”. Más tarde, el primer ministro armenio Nikol Pashinyan hizo un comentario muy serio sobre la efectividad de los misiles Iskander. El primer ministro Armenio Nikol Pashinyan enfatizó que “los misiles balísticos Iskander de fabricación rusa no explotaron durante el conflicto de Nagorno-Karabaj”. Vale la pena recordar el hecho interesante cuando Armenia demostró por primera vez los sistemas Iskander durante un desfile militar en 2016, el ex ministro de Industria de Defensa, Javer Jamalov, señaló que “Armenia tiene misiles Iskander-E y el tiempo de operación actual de estos misiles balísticos ya ha expirado”. Después de las declaraciones de Nikol Pashinyan sobre la baja eficacia del complejo de Iskander, muchos expertos militares armenios y rusos afirmaron que los misiles Iskander no se utilizaron durante la Segunda Guerra de Karabaj. Además, el Ministerio de Defensa de Rusia también señaló que “Moscú tiene pruebas objetivas y creíbles de que el ejército armenio no disparó ningún misil Iskander durante la guerra”.

Sin embargo, el dilema de Iskander se volvió más complicado cuando la Agencia de Acción contra las Minas de la República de Azerbaiyán (ANAMA) detectó restos de misiles Iskander en la ciudad de Shusha. Cabe destacar especialmente que los restos detectados de misiles bajo el código índice 9M723 pertenecen al tipo Iskander-M. Iskander-M con un alcance máximo de 500 km es exclusivo para uso militar ruso, mientras que el Iskander-E (9M720) con alcance máximo de 280 km destinado a la exportación, y Armenia se convirtió en el primer comprador de dicho complejo.

Cabría preguntarse cómo se detectaron los restos del misil Iskander-M en la ciudad de Shusha y ¿quién lanzó los misiles?. Hoy en día, esta es la pregunta principal a la que muchos expertos intentan responder. Para encontrar una respuesta a este dilema, se pueden observar varios supuestos importantes.

La primera suposición podría ser que Rusia ha vendido misiles Iskander-M a Armenia en lugar de Iskander-E, y las fuerzas armadas Armenias usaron esos misiles contra Azerbaiyán. En este caso, un funcionario de Moscú viola el Acuerdo de Wassenaar sobre Controles de Exportación de Armas Convencionales y Bienes y Tecnologías de doble uso. Además, los funcionarios Rusos siempre afirman que Iskander-M es un arma ofensiva grave y, naturalmente, el complejo no se exportará a otros estados.

La segunda suposición podría ser que Armenia a través de la diáspora compró ilegalmente sistemas de misiles Iskander-M, los pasó de contrabando a través de la aduana rusa y los utilizó contra Azerbaiyán. En tal situación, se deben iniciar investigaciones serias en el ejército ruso para encontrar a los responsables. La adquisición ilegal de un arma tan estratégica es una grave amenaza no solo para la seguridad regional sino también para el mundo entero. Por lo tanto, el Kremlin oficial debería iniciar su investigación sobre los restos de misiles Iskander-M en Karabaj lo antes posible. Sin embargo, los expertos se muestran escépticos con respecto a la posibilidad de contrabandear ese arma desde Rusia.

Y la tercera suposición, ya que algunos expertos afirman que Rusia podría usar misiles Iskander-M contra Azerbaiyán para detener las operaciones militares exitosas del ejército Azerbaiyano. Cabe recordar que las operaciones militares se detuvieron después de la intervención rusa del 10 de noviembre de 2020. Rusia, Azerbaiyán y Armenia firmaron el Acuerdo Trilateral, y el Kremlin oficial se convirtió en un garante clave del alto el fuego y la paz. Según el acuerdo, se han desplegado en la región de Karabaj 1.960 soldados armados, 90 vehículos blindados y 380 vehículos de motor y unidades de equipo especial. Con esto, Rusia consiguió presencia militar en los tres países del sur del Cáucaso. Si Rusia usó misiles Iskander-M contra Azerbaiyán, entonces podría dañar completamente la imagen y credibilidad de las fuerzas de paz rusas en Azerbaiyán.

Por supuesto, todo lo mencionado anteriormente son suposiciones que los funcionarios rusos deben aclarar. Según el portavoz del presidente ruso, Dmitry Peskov, “los misiles Iskander no se utilizaron en Nagorno-Karabaj en el otoño de 2020, y el presidente Vladimir Putin fue informado sobre el tema”. Aparentemente, este importante tema y otros desarrollos fueron discutidos entre el presidente azerbaiyano Ilham Aliyev y el presidente ruso Vladimir Putin durante una conversación telefónica el 1 de abril de 2021. Azerbaiyán espera información confiable y explicación sobre el dilema Iskander-M en Shusha.

Al final, es importante subrayar que la guerra terminó. Por un lado, todavía existen algunos desafíos como el tránsito ilegal de armas y fuerzas armadas Armenias a través del corredor de Lachin hacia Karabaj, así como la retirada de las fuerzas armadas armenias de los territorios Azerbaiyanos, por otro lado, hay oportunidades importantes para la integración y la estabilidad regionales. Armenia y Azerbaiyán pueden apoyar el proceso de reconciliación mostrando buena voluntad. Con este fin, el funcionario de Ereván debería implementar todas las cláusulas del acuerdo de noviembre y reconocer la integridad territorial de Azerbaiyán. A cambio, Azerbaiyán podría resolver el problema con los detenidos capturados después del 10 de noviembre de 2020. Por último, pero no menos importante, los procesos de desarme en el contexto de la reconciliación posterior al conflicto deben comenzar lo antes posible. Como se señaló anteriormente, el sistema de misiles Iskander-M es una seria amenaza para toda la región, y el caso Shusha demostró claramente que el control de armas es muy importante para fortalecer la paz y la estabilidad en la región”.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.