CULTURA


La primera mujer francotiradora de Azerbaiyán- Ziba Ganiyeva

Bakú, 12 de febrero, AZERTAC

Todavía no se sabe dónde ella nació exactamente. El padre de Ziba, Pasha Qaniyev, era azerbaiyano, y su madre, uzbeka. Una cosa es segura: Ziba Qaniyeva se convirtió en una de las mujeres legendarias de la Unión Soviética.

¿Cómo es ser huérfano a los 14 años con padres vivos? Su madre estaba reprimida y su padre rechazaba a su hija para protegerla. La solitaria y bella Ziba comienza a luchar por la vida.

Ziba se traslada a Tashkent, donde entra en la Filarmónica Estatal de Uzbekistán para estudiar en la facultad de coreografía. Sólo hay que decir que la chica no tenía fuerzas para abrir una puerta del edificio.

Tres años después, ya está en Moscú. Además, el motivo de la visita es tan atrevido como emocionante. Ziba se convierte en estudiante de la facultad de interpretación en GITIS. Nuestra joven heroína sueña con convertirse en actriz. Salvo que es 1940, al borde de la guerra.

A sus 17 años, Ziba toma una decisión: se alistará como voluntaria en el frente. Entrenamientos de corta duración en los que manos tiernas aprenden a cargar una ametralladora...

En noviembre del año 1941, Ziba desfila en la Plaza Roja, y justo después se marcha a proteger su patria. Y allí Ziba Qaniyeva se convertirá en una de las mejores francotiradoras de su división. Decenas de veces pasará por la línea del frente y transmitirá mucha información valiosa sobre el enemigo...

Ella dirige el fuego desde su rodilla, y después de derribar a seis hitlerianos, se tumbará en la nieve durante ocho horas, sólo para obtener información sobre el ejército enemigo. Entonces organiza un escuadrón de nueve soldados en el lugar y libera una de las numerosas aldeas de los invasores.

Los periódicos escribieron sobre ella. En 1942 la revista "Rabotnitsa" publicó en el número №19-20 el mensaje de Ziba Qaniyeva: "Los enemigos se inmiscuyen en nuestro maravilloso y majestuoso Cáucaso. Protejamos, defendamos de los malditos salvajes las conquistas de la Gran Revolución Socialista de Octubre: ¡libertad, dignidad, honor! ¡No entregaremos a los enemigos nuestros hogares, nuestros hijos! ¡Muerte a los enemigos! ¡Muerte inminente de nuestra arma afilada y templada!"

Tras el siguiente fuerte ataque de mortero Ganiyeva resultó gravemente herida con metralla en el costado, comenzará el envenenamiento de la sangre. Fue sacada del campo de batalla por sus compañeros, arriesgando sus vidas: Fyodor Kirillov, Yakov Kolyako y Nina Solovey. Y el cónyuge del entonces miembro del Buró del Comité Central, Maria Shvernik, devolvió la vida a Ziba y la aceptó en su familia.

Ziba se informó de la victoria allí, en el hospital.

Ella fue premiada con múltiples premios estatales, incluyendo una rara Orden de la Bandera Roja, Orden de la Estrella Roja, la medalla "Por la Defensa de Moscú". Ziba khanum, sin duda, merecía rangos mucho más altos, pero su familia no se convirtió en una excepción de las represiones. Tal vez, esa es la razón por la que su lista de premios es tan modesta en comparación con sus hazañas.

Después de la Victoria le esperaba una lucha por la vida normal y la educación, interrumpida por la guerra.

Ziba Qaniyeva se casó con el famoso diplomático Tofik Gadirov, que fue encargado de negocios temporal de la embajada de la URSS en Turquía. Durante el servicio diplomático del cónyuge Ziba conoció a Indira Gandhi y a su hijo. Ziba tuvo un hijo, llamado Marat.

Se graduó en estudios orientales y fue profesora. En 1955-56 se encargará del departamento de lengua y literatura de la escuela superior del partido de Bakú (actual Academia de Administración Pública del Presidente de Azerbaiyán). En 1956 se convirtió en asistente de investigación del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias de la URSS. Por cierto, el sueño de convertirse en actriz también se hizo realidad. En 1945 Ziba Qaniyeva interpretó el papel de la esposa persa de un shah en la película de Nabi Ganiyev "Tahir y Zohra".

Por desgracia, no sabemos nada de los últimos años de vida de Ziba Ganiyeva. En 2010 esta legendaria mujer cerró sus ojos para siempre en Moscú. El mismo Moscú, que una vez esta mujer protegió del agresor nazi.

AZERTAC Español

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.